Enlaces para accesibilidad

EE.UU. reintegrará migrantes centroamericanos en El Salvador: Embajador a VOA


Ronald Johnson, embajador de EE.UU. en El Salvador habla en exclusiva con la Voz de América.

El nuevo embajador de Estados Unidos en El Salvador Ronald Johnson dice que su país espera reintegrar a los migrantes de otras naciones centroamericanas que buscan asilo en Estados Unidos.

El embajador Johnson, hablando en su primera entrevista desde su nombramiento en julio, le dijo a la Voz de América que no había un cronograma sobre cuándo El Salvador comenzaría a recibir inmigrantes.

"No tengo una línea de tiempo, pero creo que la intención es que se implemente de una manera que no sea gravosa para ninguno de los países", dijo Johnson.

La semana pasada, Estados Unidos deportó a su primer solicitante de asilo a Guatemala como parte de un acuerdo de administración Trump con la nación centroamericana.

Según un acuerdo de julio entre Washington y la ciudad de Guatemala, los solicitantes de asilo tienen que presentar reclamos en Guatemala en lugar de en Estados Unidos si cruzaron Guatemala en su camino hacia la frontera de Estados Unidos. El acuerdo afecta principalmente a inmigrantes de Honduras y El Salvador, ya que las rutas terrestres a la frontera de EE.UU. desde esos países pasan a través de Guatemala.

Los críticos han expresado su preocupación por el envío de solicitantes de asilo a un país como Guatemala, que está luchando contra la violencia y la pobreza.

Cuando se le preguntó sobre el potencial de las pandillas para cruzar las fronteras y atacar a los solicitantes de asilo, Johnson dijo a VOA que Estados Unidos está "trabajando muy de cerca con todos los países que han firmado un acuerdo de asilo para garantizar que las personas se reintegran en un lugar donde se sienten seguras, y tienen ciertas protecciones en su lugar ".

La entrevista, editada por brevedad, está a continuación:

Carla Babb, VOA News: Embajador, muchas gracias por hablar con Voice of America, escuché que esta es su primera entrevista desde que se convirtió en embajadora, ¿es correcto?

Embajador Ronald Johnson: Eso es correcto. Llevo aquí menos de tres meses. Y no puedo pensar en un mejor lugar para comenzar que con Voice of American contigo, Carla. Así que muchas gracias.

VOA: Bueno, gracias. Hablemos de su misión. Ha recibido alguna ayuda que fue retirada. ¿Cómo ha afectado eso a la misión?

Johnson: Ciertamente tenemos necesidad de eso aquí. Y creo que en el futuro, quiero decir, estoy muy agradecido con el presidente Trump por reconocer las mejoras significativas en el éxito que hemos tenido aquí y por estar dispuesto a volver a activar esa asistencia. Así que tuvimos una breve pausa. Pero estamos listos para comenzar de nuevo y avanzar con los programas que teníamos implementados. Y pudimos continuar con cosas que continuaron apoyando nuestros arreglos de seguridad, inmigración ilegal y continuar promoviendo cosas como, por ejemplo, estamos abriendo 46 nuevas escuelas aquí este año.

VOA: Estoy mirando este mapa y veo cuánta costa del Océano Pacífico hay, y me hace preguntarme ¿qué tan crítica es la presencia de Estados Unidos aquí para la lucha contra las drogas?

Johnson: Es extremadamente crítico. Y como dije, El Salvador es una zona de tránsito. Y si fuera más fácil aterrizar narcóticos ilegales en El Salvador y luego trasladarlos por tierra o por aire a Estados Unidos, veríamos mucho más de eso. Así que estoy muy animado por el éxito que hemos tenido trabajando con los salvadoreños en la misión antinarcóticos, y busco eso no solo para continuar sino para aumentar. No sé, el presidente (Nayib) Bukele también ha comentado eso varias veces sobre su deseo de poner fin a las drogas ilegales aquí. Ahora terminar con las drogas ilegales es difícil, pero hacer mejoras es importante y es la misión de todos.

VOA: Tenemos muchos inmigrantes que vienen de este país, hasta los Estados Unidos. ¿Cómo describiría el estado actual de El Salvador?

Johnson: El presidente Bukele dio un paso poco después de su toma de posesión y aceptó la responsabilidad de obligar a las personas, según los estándares de vida aquí en El Salvador y la violencia, a obligar a las personas a tomar una mala decisión para poner en riesgo a sus familias y hacer este viaje a la frontera de los Estados Unidos ilegalmente. Él aceptó la responsabilidad y dijo: "Nosotros en El Salvador tenemos que cambiar esas condiciones". Para mí, eso fue música para mis oídos, porque él tiene los mismos objetivos para El Salvador que yo. Y eso es para mejorar la situación de seguridad, para que las personas no se sientan amenazadas y forzadas a salir de sus vecindarios y lejos de sus familias, y para aumentar las oportunidades económicas aquí, para que puedan hacerse un futuro aquí en su patria, con sus familias y con el país en el que crecieron.

VOA: ¿Qué tan interconectados están la violencia de las pandillas y el narcotráfico entre El Salvador, Honduras y Guatemala?

Johnson: Bueno, El Salvador debido a su ubicación geográfica disfruta una cosa; Es más o menos una zona de tránsito, pero no un destino o un punto de origen de las drogas. Entonces las drogas pasan por el área. Esta misión aquí ha sido muy exitosa. En los últimos cinco años, hemos interceptado algo así como 45.000 millones de dólares con una "B" de narcóticos ilegales, principalmente en el océano, porque la mayoría de las drogas se originan en América del Sur, y transitan la región por medios marítimos a países más cercanos a la frontera de los Estados Unidos Intentan evitar a El Salvador y una de las razones por las que lo hacen es por la excelente cooperación que hemos tenido con el gobierno aquí en las fuerzas de seguridad para prevenir las drogas. Y creo que una de las razones por las que es importante para ellos es porque entienden que a dónde van las drogas también va la violencia.

VOA: Acabamos de tener el primer ciudadano hondureño, ser devuelto a Guatemala. Estaba preocupado de que haya movido a alguien de otro de un país que tiene violencia de pandillas a otro país. Si alguien viniera de Honduras a El Salvador, ¿sería una solución que podría funcionar para El Salvador? ¿O hay preocupación de que las pandillas puedan cruzar las fronteras?

Johnson: Correcto, esa es una pregunta muy interesante. Es muy complejo, por supuesto. También hay preocupación, quiero decir que tenemos MS-13 en Estados Unidos. Y lo han hecho, tenemos razones para creer que han llevado a cabo actos de violencia a instancias de los miembros de la MS-13 aquí en El Salvador, y lo han hecho en Maryland, Nueva York y California, por lo que siempre existe el peligro y la posibilidad. Dicho esto, estamos trabajando muy de cerca con todos los países que han firmado un acuerdo de asilo para garantizar que las personas se reintegran en un lugar donde se sienten seguras y tienen ciertas protecciones. Hasta ahora, solo hemos tenido una persona en Guatemala. Lo estamos observando muy de cerca y esperamos trabajar con el gobierno salvadoreño para crear una capacidad y una capacidad aquí para reintegrar a las personas aquí y brindarles el tipo de seguridad que estaban buscando cuando salieron de su país de origen. origen.

VOA: ¿Prevé que eso sucederá pronto? ¿Cuál es la línea de tiempo en eso? ​

Johnson: No tengo una línea de tiempo. Pero sí creo que la intención es que se implemente de una manera que no sea gravosa para ninguno de los países. Y ciertamente estamos interesados en garantizar que los salvadoreños, sin importar a dónde vayan a pedir asilo, también reciban seguridad y protección. Entonces son dos partes para nosotros. Quiero decir, estamos muy interesados y preocupados por cualquiera de las personas, solicitantes de asilo que vienen a El Salvador, pero estamos igualmente preocupados por los ciudadanos salvadoreños que se encuentran en otro país, como Guatemala, por ejemplo.

VOA: Dado que mencionó la MS-13 que me hace querer preguntar, ¿qué tan integrado está el enfoque de todo el gobierno de los Estados Unidos para contrarrestar la MS-13?

Johnson: Aquí estamos muy integrados. Tenemos equipos legales que están aquí. Tenemos equipos del FBI, trabajamos con sus entidades de aplicación de la ley, trabajamos con su control fronterizo, pero también trabajamos con sus jueces y sus tribunales. Y creo que eso es extremadamente importante porque puedes arrestarlo, pero no puedes evitar salir de esta situación. La gente tiene que rendir cuentas. Y entonces estamos trabajando con ellos para asegurarnos de que lo sean y que las tasas de enjuiciamiento aumenten y continúen mejorando. Creo que hemos tenido mucho éxito en este momento. En los seis, menos de seis meses que el presidente Bukele estuvo aquí, arrestaron y sacaron de las calles a 12,000 criminales violentos, muchos de ellos miembros de pandillas. Y creo que ha tenido mucho éxito, pero todavía es un trabajo en progreso también. Hay una gran cantidad de personas, algunas estiman entre 50,000 y 70,000 miembros de pandillas en El Salvador, pero cuando miras ese número y lo desglosas, hay aquellos que son solo criminales violentos que disfrutan de la vida que el crimen les proporciona. . Hay otros que se ven obligados a unirse a las pandillas debido a las amenazas hechas contra ellos y sus familias. Necesitan seguridad adicional. Creo que podemos trabajar en eso. Y luego están aquellos que lo hacen porque no tienen otras oportunidades y pueden ganar unos cuantos dólares todos los días trabajando con la pandilla. Entonces, la mayoría de las personas, hemos hablado con muchas de las personas que han sido arrestadas por pertenecer a una pandilla, a la mayoría de ellas les gustaría salir de las pandillas. No, no les gusta. No les gusta la violencia asociada a ella. Así que creo que hay tres grupos con los que podemos trabajar. Tenemos que arrestar a aquellos que disfrutan de la violencia, tenemos que ayudar a aquellos que se sienten amenazados y tenemos que dar oportunidades a quienes lo hacen porque no hay otra oportunidad para ellos.

VOA: ¿Cuánto costa exactamente de China quiere de El Salvador? ¿Y cómo afectaría eso a Estados Unidos si China pudiera asegurar un gran puerto en un área como El Salvador?

Johnson: Bueno, déjame volver al compromiso inicial de China con El Salvador. Fue durante la administración anterior y el acuerdo inicial le habría dado a China el control del 70% de la costa, el 30% de la masa continental, y también les daría incentivos especiales y exenciones fiscales que otras compañías no tenían, lo que dificulta para que las compañías salvadoreñas u otras compañías compitan. Esta administración actual, en relación con la asamblea o el poder legislativo aquí en El Salvador, lo ha detenido. Sin embargo, todavía son relaciones diplomáticas con China, y eso es, como nación soberana, ese es su derecho a tener esas relaciones diplomáticas. El control del 70% de la costa sería muy problemático. Y lo que me preocupa es que China tiene una historia muy pobre de acuerdos con países en desarrollo, especialmente en América Latina, el Caribe y África. Y trabajaremos con el gobierno de El Salvador para asegurar que ese tipo de cosas que ocurrieron anteriormente no ocurran aquí.

VOA: ¿Deberíamos estar preocupados por China?

Johnson: Creo que deberíamos preocuparnos por los métodos de China y su intención. Cuando miro a El Salvador, y esta es la parte fácil de mi trabajo, el 30% de las personas en el mundo que se identifican como salvadoreños viven legalmente en los Estados Unidos. Tenemos una cultura que está unida. Somos su socio comercial número uno. Tenemos muchas cosas que compartimos además de la proximidad. El inglés es el idioma de más rápido crecimiento aquí en El Salvador. Entonces, cuando me pregunto por qué la pregunta, ¿por qué es importante El Salvador para Estados Unidos? Son todas esas razones. Cuando me pregunté por qué es importante El Salvador para China. ¿Cuáles son sus planes de negocios? ¿Por qué les importa? Es difícil para mí entender lógicamente por qué eso sería un buen negocio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG