Enlaces para accesibilidad

A cuarenta años de la muerte de Elvis Presley

  • Voz de América - Redacción

Fans de Elvis visitan la mansión de Elvis Presley en el 40 aniversario de su muerte. Memphis, Tennessee, el 14 de agosto de 2017.

Durante casi cuatro décadas, los seguidores de Elvis Presley han efectuado una procesión solemne en su mansión de Graceland durante la vigilia anual para recordar su muerte sin pagar un solo centavo.

Este año, en el cuadragésimo aniversario del fallecimiento del ícono del rock and roll, les costará 28,75 dólares. Muchos aficionados no están contentos.

Los visitantes que planeaban asistir a la vigilia a partir del martes por la noche hasta el miércoles en la madrugada debían adquirir un pase con el fin de poder subir por el largo camino de acceso y visitar las tumbas en las que están enterrados Elvis y algunos de sus parientes, informó Graceland a The Associated Press en un comunicado.

Con el pase también se tendrá acceso al nuevo complejo de entretenimiento de 45 millones de dólares en la atracción turística de Memphis.

Miles de visitantes llegan cada año a la tumba de Elvis Presley en Memphis, Tennessee.
Miles de visitantes llegan cada año a la tumba de Elvis Presley en Memphis, Tennessee.

Graceland, operada por Elvis Presley Enterprises, dice que prevé la llegada de grandes multitudes y ha actualizado sus medidas de seguridad para la Semana de Elvis, la conmemoración anual de la vida y la carrera del cantante en la música y el cine. Presley murió el 16 de agosto de 1977 en Memphis, Tennessee.

Unos cuantos fans de Elvis hicieron el viaje a Graceland el año en que murió, y lo han seguido haciendo desde entonces. Graceland dice que cada año llegan en promedio 500.000 visitantes, y tan sólo para la vigilia de este se preveía que asistieran entre 30.000 y 50.000.

El cobro sorprendió a los aficionados que no lo contemplaron cuando hicieron planes para venir a la Semana de Elvis. Algunos despotricaron en redes sociales y dijeron que no vendrían a otra vigilia.

Cheryl Skogen, de Los Ángeles, era la tercera en la fila el martes por la mañana para la vigilia a efectuarse por la noche. "No creo que a Elvis le gustaría si supiera que a sus seguidores les cobrarán por subir y ver".

Pero otros no tenían problema con el cobro.

Anthony Stuchbury, de Bolton, Inglaterra, ha venido a Graceland más de una veintena de ocasiones, pero no vino este año.

"Entiendo que son un negocio y no hay nada de malo en que hagan dinero", dijo. "Aunque la situación ha creado mucha fricción, incluso está dividiendo a los fans".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG