Enlaces para accesibilidad

El Papa se reúne con víctimas chilenas de abuso sexual


Juan Carlos Cruz, una de las víctimas chilenas de abuso sexual a manos de un prelado católico habla con The Associated Press en El Vaticano, donde el Papa Francisco ha prometido reunirse con él y otras víctimas del escándalo.

El papa Francisco empezó el viernes con la ronda de conversaciones que sostendrá con tres víctimas chilenas de abuso sexual en lo que el Vaticano califica de ambiente de "reparaciones por el sufrimiento", después de que el pontífice los ofendió tras desacreditar sus alegatos de que un obispo había encubierto las agresiones.

Los tres hombres _Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo_ están alojados en el hotel Santa Marta del Vaticano como huéspedes de Francisco. El tratamiento tan acogedor que se les está dando es evidencia del cambio total de posición que el papa ha adoptado tras reconocer que cometió "errores graves de juicio" en el caso del obispo Juan Barros.

James Hamilton habla con la prensa después de una reunión con el prelado católico español Jordi Bertomeu sobre el abuso sexual cometido por el párroco Fernando Karadima, en Santiago de Chile, el miércoles 21 de febrero de 2018.
James Hamilton habla con la prensa después de una reunión con el prelado católico español Jordi Bertomeu sobre el abuso sexual cometido por el párroco Fernando Karadima, en Santiago de Chile, el miércoles 21 de febrero de 2018.

En los próximos días, los hombres se reunirán con el pontífice en forma individual y colectiva, aunque el Vaticano indicó el viernes que no hay horarios establecidos ni una agenda acordada.

En un comunicado, el portavoz Greg Burke dijo que Francisco pidió que no se divulgara información sobre los temas a abordarse porque "su prioridad es escuchar a las víctimas, pedirles perdón y respetar la confidencialidad de estas conversaciones".

"En este ambiente de confianza y reparación por el sufrimiento, el deseo del papa Francisco es permitir que sus huéspedes hablen el tiempo que sea necesario", señaló Burke.

Jose Andrés Murillo habla con la prensa después de una reunión con el sacerdote católico español Jordi Bertomeu sobre el abuso sexual cometido por el párroco Fernando Karadima, en Santiago, Chile. Miércoles 21 de febrero de 2018.
Jose Andrés Murillo habla con la prensa después de una reunión con el sacerdote católico español Jordi Bertomeu sobre el abuso sexual cometido por el párroco Fernando Karadima, en Santiago, Chile. Miércoles 21 de febrero de 2018.

El pontífice sorprendió a los chilenos y ofendió profundamente a los tres denunciantes cuando, durante su viaje a Chile en enero, dijo que sus acusaciones contra Barros eran "calumnias". Exigió pruebas y se dijo convencido de que el obispo era inocente.

Los tres hombres fueron víctimas del depredador más notorio de Chile, el padre Fernando Karadima, y su testimonio fue decisivo para la decisión del Vaticano de retirar a Karadima del ministerio y sentenciarlo en 2011 a una vida de penitencia y oración por sus perversiones.

Barros era uno de los protegidos de Karadima, y los tres hombres han dicho repetidas veces que Barros fue testigo de los abusos y los ignoró, algo que el obispo niega.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG