Enlaces para accesibilidad

Virginia inicia protocolo más secreto de ejecuciones

  • AP

William Morva será ejecutado este jueves en el estado de Virginia, bajo normas más estrictas sobre lo que los abogados de defensa y testigos de la prensa pueden ver del procedimiento.

Cuando el estado de Virginia lleve a cabo su próxima ejecución, más del proceso estará envuelto en el secreto.

Virginia tiene programado ejecutar con una inyección letal a William Morva, de 35 años, el jueves por los asesinatos en 2006 de un guardia de seguridad de un hospital y un asistente de alguacil, a menos que el gobernador intervenga.

Los abogados de Morva han instado al gobernador de Virginia Terry McAuliffe a conmutar la sentencia a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, diciendo que los crímenes del hombre fueron el resultado de una grave enfermedad mental que le hace imposible distinguir entre la ilusión y la realidad.

Recientes cambios en el protocolo del estado significan que si Morva es ejecutado, no podrá ser visto por su abogado, ni por los testigos de los medios de comunicación hasta después de que ha sido restringido y las líneas intravenosas que llevan las drogas letales se han insertado en sus venas.

La nueva política ha atraído la atención de abogados defensores y defensores de la transparencia. Dicen que el público debe llegar a ver tanto del procedimiento como sea posible para asegurar que los reclusos no están sujetos a dolor innecesario.

"Esto se está haciendo en nombre del público y tienen el derecho de saber si la ejecución se hace en una forma que viola la Constitución", dijo Dawn Davison, un abogado de Morva.

Los testigos de la ejecución solían ver a los reclusos entrar en la cámara y ser restringidos. Una cortina era cerrada para que el público no pueda ver la colocación de la línea intravenosa y de los monitores del corazón. Después de la reapertura de la cortina, a los reclusos se les preguntaba si tenían alguna palabra final antes de que los químicos comenzaran a fluir.

Ahora, la cortina será cerrada cuando los testigos entren en la cámara y no será abierta hasta que las líneas intravenosas del preso sean colocadas.

Morva está programado a recibir una inyección del sedante midazolam, seguido por bromuro de rocuronio para detener la respiración, y cloruro de potasio para detener el corazón.

Morva estaba a la espera de juicio por cargos de intento de robo en 2005, cuando fue llevado a un hospital para tratarle una lesión. Allí, atacó al asistente de alguacil con un sostenedor metálico de papel higiénico, le robó el arma y disparó al guardia de seguridad Derrick McFarland antes de huir.

Un día después, Morva mató a Eric Sutphin, otro asistente de alguacil que buscaba a Morva cerca del campus de la Universidad Virginia Tech, en Blacksburg. El criminal fue encontrado más tarde en una zanja con el arma robada cerca de él.

Los abogados de Morva y otros han instado a McAuliffe a detener la ejecución, diciendo que el preso escapó y mató porque temía por su vida mientras estaba tras las rejas.

La oficina del gobernador ha dicho que la petición de clemencia de Morva está bajo revisión. Los cambios en el protocolo de ejecución se hicieron después de que los abogados plantearan preguntas en enero sobre por qué tomó tanto tiempo colocar el IV en la ejecución del asesino Ricky Gray.

Antes de la ejecución de Gray, la cortina permaneció cerrada durante más de 30 minutos, aproximadamente el doble del tiempo habitual. Los funcionarios de la prisión atribuyeron el retraso a la dificultad de encontrar una vena para las líneas intravenosas, pero los abogados de Gray dijeron que no era una "explicación plausible".

Ahora, los testigos no sabrán cuánto tiempo se tarda en colocar las líneas intravenosas. La portavoz Lisa Kinney, del Departamento de Correcciones de Virginia, dijo en abril que los cambios fueron hechos para poner la práctica de Virginia en línea con otros estados.

"Esperar a abrir la cortina hasta después de la colocación de la línea intravenosa reduce el estrés en el personal que las coloca, lo que a su vez hace que el proceso sea más rápido para el delincuente", dijo Kinney.

El nuevo protocolo entró en vigor en febrero y los funcionarios no pudieron decir inmediatamente el miércoles si se han hecho otros cambios desde entonces.

Cuánto del proceso de ejecución ven los testigos, varía ampliamente, dependiendo del estado.

En varios estados - como Texas y Missouri - las líneas intravenosas ya están insertadas cuando los testigos ven por primera vez a los presos. En Ohio, los testigos observan la inserción de las líneas intravenosas vía circuito cerrado de televisión.

En 2012, la Associated Press y otras organizaciones de noticias demandaron con éxito a Idaho para obligar al estado a permitir a los testigos vean la inserción de las líneas intravenosas.

El 9º Tribunal de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos se puso de parte de los grupos de noticias, señalando que había decretado una década antes que los testigos deberían ser autorizados a ver las ejecuciones desde el momento en que los condenados entran en la cámara de la muerte hasta su latido final.

La decisión llevó a algunos otros estados bajo la jurisdicción del 9º Circuito a cambiar sus políticas para permitir que los testigos vean más del procedimiento de ejecución.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG