Enlaces para accesibilidad

Experto: Irán es un desafío para Donald Trump


Paulo Botta, director del Centro de Estudios del Medio Oriente Contemporáneo

Irán realizó elecciones generales y sus ciudadanos le dieron la oportunidad de un segundo período a su presidente Hassan Rouhani, y como afirma un experto, es un claro mensaje hacia la comunidad internacional.

Paulo Botta es director del Centro de Estudios del Medio Oriente Contemporáneo con sede en Buenos Aires, Argentina, y un estudioso de temas relacionados con Irán, y en entrevista con la Voz de América destacó aspectos interesantes sobre la elección.

“El mensaje es que la mayoría de los iraníes, muchos más que votaron en 2013 por Rouhani, le favorecieron con la reeleción, y esto significa que votaron por el dialogo con la comunidad internacional, uno de los fuertes de la campaña del presidente”, sostuvo Botta.

Botta añade que, a pesar de los problemas que aún representa esa apertura, el discurso del otro candidato Ebrahim Raisi era mucho más conservador.

“Raisi propougnaba endurecer al máximo la posición de Irán con relación a la comunidad internacional y eso, al parecer, no convenció a los votantes, quienes a pesar de los problemas existentes enviaron esta que es una buena señal”, afirma Botta.

El experto recuerda que esta no es la primera vez que los conservadores pierden en comicios electorales. “Perdieron en 2013 en las elecciones generales y en 2015 perdieron en las legislativas. Esto muestra que el discurso conservador ya no resulta atractivo”, dice Botta.

Sobre la gira del presidente Donald Trump que le llevó a Arabia Saudí e Israel, Botta advierte que el momento es interesante.

“No sólo es importante su visita a Israel sino también a Arabia Saudí, y es que ambos forman parte del eje estratégico de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Por supuesto, esto no ha caído nada bien en Irán y lo utilizaron en contra de Rouhani en estas elecciones”, remarca el experto.

“Probablemente genere un impacto negativo en irán, pero será superado si hay voluntad de diálogo entre ambos”, destaca Botta.

Sobre el discurso que el presidente Trump pronunció en Arabia Saudí el domingo y su mensaje a los musulmanes, en un tono totalmente distinto al que utilizó en su campaña electoral, Botta afirma que era algo que debía suceder.

“Es una realidad que la visión internacional simplista no ayuda porque hay decenas de miles de estadounidenses que son musulmanes y hay millones de ellos en el mundo que no tienen animadversión contra los Estados Unidos, y es por eso que una cosa es campaña y otra es ser un Jefe de Estado que debe tender puentes y sumar voluntades”, remarca Botta.

“Estados Unidos es un actor con intereses globales y no puede darse el lujo de excluir a un quinto de la población del mundo, que son los musulmanes, de la lista de sus potenciales amigos”, concluye Botta.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG