Enlaces para accesibilidad

Trump revive programa sobre militarización policial

  • Voz de América - Redacción

La medida busca dar a la policía material excedente de uso del ejército como armas de alto calibre y lanza-granadas. La firma de Trump sobre el asunto, preocupa a algunos sectores de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para revivir un programa que proporciona a los departamentos de policía un excedente de porte de equipos militares, como armas de alto calibre y lanza-granadas.

La propuesta firmada por Trump este lunes, deroga las limitaciones de la era de Obama sobre el acceso de las agencias policiales, a uniformes de camuflaje, chalecos antibalas, escudos anti-disturbios, armas de fuego, municiones y otros artículos. El cambio de política es otra forma en que Trump y el fiscal Jeff Sessions promulgan una agenda de ley y orden que considera el apoyo federal a la policía local.

La decisión de Trump fue aplaudida en una convención nacional de la Orden Fraternal de la Policía, uno de los grupos que había instado a Trump a restaurar el programa militar.

Las restricciones impuestas por el ex presidente Barack Obama "fueron demasiado lejos", dijeron. "No pondremos preocupaciones superficiales por encima de la seguridad pública '', precisaron.

El nuevo plan asegurará que "los uniformados podrán obtener el equipo que necesitan para hacer su trabajo", dijo Sessions.

Grupos de todo el espectro político han expresado su preocupación por la militarización de la policía, argumentando que el equipo fomenta e intensifica los enfrentamientos con los oficiales. Pero agencias policiales y organizaciones policiales lo ven como necesario para asegurar que los oficiales no se pongan en peligro cuando responden a las llamadas activas de los tiradores y los ataques terroristas.

Un vehículo blindado jugó un papel clave en la respuesta policial al tiroteo en masa de diciembre de 2015 en San Bernardino, California.

Por su parte, el Congreso autorizó el programa del Pentágono en 1990, permitiendo a la policía recibir equipos sobrantes para ayudar a combatir las drogas, que luego dieron paso a la lucha contra el terrorismo.

Obama emitió una orden ejecutiva en 2015 que limitó severamente el programa, en parte desencadenado por la indignación pública por el uso de equipo militar durante las protestas en Ferguson, Missouri, tras la muerte del joven de18 años de edad, Michael Brown.

La policía respondió con material antidisturbios y desplegó gases lacrimógenos, perros y vehículos blindados. A veces también apuntaban rifles de asalto contra manifestantes.

La orden de Obama prohibió al gobierno federal proveer lanzadores de granadas, bayonetas, vehículos blindados de rastreo, aviones y vehículos armados y armas de fuego y munición de calibre 50 o mayor a la policía.

Trump se comprometió a rescindir la orden ejecutiva en una respuesta escrita a un cuestionario de la Orden Fraternal de la Policía que le ayudó a obtener un aval de la organización de los oficiales de base.

Entre tanto, el Fondo de Defensa Legal de NAACP dijo en un comunicado el domingo por la noche que es "excepcionalmente peligroso e irresponsable" que la administración levante la prohibición.

Hace unos pocos veranos, nuestra nación observó cómo Ferguson levantaba el espectro del aumento de la militarización policial. "La respuesta de la policía allí y en demasiados lugares a través del país, demostró cuán peligroso, especialmente para las comunidades negra, una fuerza policial militarizada", agregó el grupo NAACP

"La decisión del presidente de hacer este cambio tras la tragedia en Charlottesville y en un contexto de relaciones deshilachadas entre la policía y las comunidades de color, refleja aún más el esfuerzo abierto de esta administración para intensificar las tensiones raciales en nuestro país", insistió la organización .

Los documentos del Departamento de Justicia describen gran parte de la propuesta como "de naturaleza defensiva", destinado a proteger a los oficiales del peligro.

La mayoría de las agencias policiales rara vez requieren equipo militar para el uso diario, pero ven una necesidad de tenerlo disponible, dijo Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro de Investigación de la Policía Ejecutiva.

Sessions dijo que cree que el impulso de la moral entre la policía puede ayudar a frenar los picos de violencia en algunas ciudades. El plan para restablecer el acceso a los equipos militares, se produce después de que Sessions informara que tenía la intención de retirarse de los planes de mejora de la corte con los departamentos de policía con problemas, lo que puede hacer que los agentes sean menos agresivos en la calle.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG