Enlaces para accesibilidad

Trump culpa a "ambos lados" por violencia en Charlottesville

  • Voz de América - Redacción

El presidente Trump habla con la prensa en el vestíbulo de la Torre Trump en Nueva York. Agosto 15 de 2017.

El presidente Donald Trump, el martes, redobló su reacción inicial a la mortal manifestación de supremacía blanca en Charlottesville, Virginia, diciendo que hay culpa en "ambos lados", mientras preguntó por qué la "ultra-izquierda" no es también hecha responsable por los violentos enfrentamientos.

"Había un grupo de un lado y un grupo en el otro, y se atacaron unos a otros con palos, y fue atroz, y fue una cosa horrible de ver", dijo el presidente a los periodistas en el vestíbulo de Trump Tower. "Creo que hay culpa de ambos lados."

Preguntado sobre la violencia de la llamada "ultra-derecha" que había ocurrido, Trump respondió, "¿Qué pasa con la ultra-izquierda que se lanzó contra lo que usted llama la ultra-derecha?" Luego preguntó: "¿Tienen alguna apariencia de culpa?".

La concentración de los nacionalistas blancos el sábado en Charlottesville, Virginia, terminó con varios heridos y la muerte de una mujer que marchaba con un grupo de contramanifestantes y fue atropellada por un auto que se lanzó contra ellos.

Los manifestantes llevaban banderas Confederadas y swásticas y protestaban una planeada remoción de una estatua de Robert E. Lee, el general que comandó las fuerzas confederadas durante la Guerra Civil. Grupos opuestos al racismo también llegaron a la ciudad universitaria para expresar su punto de vista y al encontrarse con los primeros, estalló la violencia.

El presidente Trump enfrentó extensas criticas por lo que fue visto como una declaración insuficiente sobre los eventos del sábado.

El lunes, pareció ceder a las críticas pronunciando una declaración en la que culpó a los grupos supremacistas blancos, pero este martes, durante una breve reunión con periodistas para anunciar sus planes de infraestructura junto con algunos miembros del gabinete, el presidente dijo que sus primeras declaraciones sobre los incidentes de Charlottesville no fueron tardías como dijeron los medios y sus críticos, sino que él prefiere esperar a conocer los hechos.

"No esperé mucho. Quise estar seguro, a diferencia de la mayoría de políticos lo que dije fue correcto. No hice una declaración apresurada. Lo que dije el sábado, la primera declaración, fue una muy buena declaración. Pero yo no hago declaraciones tan directas a menos que conozca los hechos. Toma un poco de tiempo saber qué pasó. Todavía no sabemos los hechos. Y es un proceso muy importante para mí. Por eso no me gusta salir rápidamente y hacer una declaración solo por establecer una posición política...me gusta saber los hechos", afirmó.

Presionado por los periodistas, dijo que la ultra izquierda tiene tanta culpa como la ultra derecha, pero que la prensa falsa no quiere admitirlo o decirlo.

"Yo los ví cuidadosamente, mucho más cuidadosamente de lo que ustedes lo vieron. Y había un grupo de un lado que era malo. Y había otro grupo en el otro lado que también er muy violento. Y nadie quiere decirlo, pero yo lo diré ahora mismo. Había un grupo, y había un grupo en el otro lado que se lanzaron a atacar sin tener un permiso, y eran muy muy violentos", dijo Trump.

Defendiendo agresivamente su posición, el Presidente elogió a la mujer que murió atropellada por un simpatizante nazi en Charlottesville Heather Heyes, diciendo que ha escuchado que era una joven fantástica, y dijo que la madre de ella le escribió en Twitter diciéndole "cosas bonitas", que él aprecia mucho, y que le agradeció por lo que dijo.

"Honestamente si la prensa no fuera tan falsa, y si fuera honesta, habría dicho que lo que dije fue muy bonito, pero a diferencia de ustedes, de los medios, a mi me gusta conocer los hechos", señaló.

Sobre las declaraciones del Director Ejecutivo de Wal Mart, quien dijo que perdió una oportunidad vital de unir al país con su reacción a Charlottesville, respondió que no lo cree.

"Creo que el país, luce...pueden verlo...He creado más de un millón de empleos desde que soy presidente, el país está floreciente, el mercado de valores está registrando récords, tenemos las más altas cifras de desempleo en la historia del país y estamos haciendo más negocios que nunca. Tenemos los más altos niveles de entusiasmo. Así que el jefe de Wal Mart, a quien conozco y es una muy buena persona, estaba haciendo una declaración política", dijo Trump.

Reacciones

Las reacciones a la conferencia de prensa no se hicieron esperar, el jefe del Ku Klux Klan, David Duke, tuiteó de inmediato agradeciendo al presidente "su honestidad y valentía" y por estar dispuesto a "condenar"al grupo Black Lives Matter y a los antifascistas, a quienes el presidente no nombró.

El Centro Anne Franke, una organización sin fines de lucro que lucha contra el racismo condenó las declaraciones del presidente en su cuenta de Twitter diciéndole entre otras cosas "Usted cayó aún más bajo hoy, no es fácil, al decir que había 'Gente muy buena' de ambos lados. Usted es un simpatizante de los supremacistas blancos".

El gobernador de Virginia, el demócrata Terry McAuliffe, dijo que el estado y el país "necesitan un verdadero liderazgo", y negó enfáticamente que hubiera "dos lados" en la violencia en Charlottesville.

"Los neonazis, los hombres del Klan y los supremacistas blancos vinieron fuertemente armados, diseminando odio y buscando pelea. uno de ellos mató a una joven mujer en un acto de terrorismo doméstico y dos de nuestros mejores oficiales murieron en un trágico incidente mientras servían para proteger a nuestra comunidad. Aquí no hubo 'dos lados'", escribió el gobernador de Virginia en un comunicado.

El presidente del mayor sindicato laboral de Estados Unidos, Richard Trumka, AFL-CEO y la líder de la organización Thea Lee renunciaron al Consejo Presidencial de Manufactura diciendo en Twitter: "no puedo participar en un panel para un Presidente que tolera el fanatismo y el terrorismo doméstico; renuncio, efectivo de inmediato".

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, escribió en la red social, "Debemos ser claros. La supremacía blanca es repulsiva. Esta intolerancia va contra todo lo que este país defiende. No puede haber ambiguedad moral".

"Culpar a ambos lados por #Charlottesville?! No. De vuelta al relativismo cuando lidiabamos con el KKK, los simpatizantes de los Nazis, los supremacistas blancos? Claro que no", escribió la legisladora republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG