Enlaces para accesibilidad

Trump y Pence honran a las víctimas de la masacre en Las Vegas

  • Voz de América - Redacción

El presidente Donald Trump, su esposa Melania junto con el vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen presiden un minuto de silencio en la Casa Blanca con las banderas a media asta en honor de las víctimas del mortal ataque en un concierto en Las Vegas. Oct. 2 de 2017.

El presidente Donald Trump y su esposa Melania, acompañados del vicepresidente Mike Pence y su esposa presidieron en la Casa Blanca un minuto de silencio en honor de las víctimas del tiroteo masivo en Las Vegas, Nevada.

Con las banderas a media asta en la mansión ejecutiva, como en toda la nación por orden de Trump, los líderes estadounidenses rindieron tributo a los fallecidos sin hacer comentarios.

En el Capitolio, por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell también presentó sus respetos a las víctimas y a sus familiares y encabezó un momento de silencio en su honor.

Anteriormente, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca con un tono emotivo habló sobre la tragedia en el concierto de música country en Las Vegas, donde al menos 59 personas murieron y al menos 527 resultaron heridas cuando un francotirador disparó a la multitud desde el piso 32 del Hotel y Casino Mandalay Bay.

Sarah Huckabee Sanders citó la Biblia, habló de varias personas que dieron su vida para proteger a otros en el concierto y especialmente policías en servicio y fuera de servicio que murieron o resultaron heridos cuando el ataque ocurrió.

Dijo que el presidente Trump, como todo el país está triste por la noticia y ofrece su compasión y sus condolencias para los afectados.

LEA: Trump: Tiroteo en Las Vegas "un acto de pura maldad"

Señaló que no es hora de hablar de control de armas y agregó que en estos momentos se debemos dedicarnos a consolar a los sobrevivientes y dar gracias por los que se salvaron. "Es un momento para unirnos, no para discutir política", señaló.

Dijo que cuando se conozcan todos los hechos y la policía haya hecho una determinación, se podrá discutir el tema, aunque certificó que el presidente es un firme defensor de la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, que defiende el derecho a portar armas.

Antes de ser candidato, hace unos 15 años, Donald Trump tenía otra opinión acerca del control de armas.

LEA: Matanza en las Vegas: 58 muertos y más de 515 heridos

Sobre la visita de Trump a Puerto Rico el martes, dijo que se realizará como está programada e incluye reuniones con las autoridades y los servicios de primera respuesta, así como sobrevivientes del huracán.

Sanders indicó que el foco de la visita será el esfuerzo de recuperación, pleno compromiso del gobierno federal de proteger vidas y ofrecer seguridad, "el mismo que se ha tenido desde el principio", insistió.

La portavoz de la Casa Blanca dijo que se ha invitado a la alcaldesa de San Juan, cuya crítica a los primeros esfuerzos del gobierno para ayudar a la Isla provocó que el presidente le replicara en duros términos en Twitter el sábado, a unirse a los esfuerzos de coordinación y esperan que acepte para poder "moverse juntos en adelante".

Con respecto al secretario de Estado Rex Tillerson, cuyos esfuerzos para acercarse a Corea del Norte el fin de semana fueron descartados como inútiles por el presidente, Sanders dijo que Trump todavía tiene confianza en el líder de la diplomacia estadounidense.

Añadió que las únicas conversaciones que se sostendrán con Corea del Norte van a ser para traer a los tres estadounidenses detenidos en el país asiático y no para entablar negociaciones. "No hay nuevas conversaciones con Corea del Norte", afirmó al tiempo que llamó a la comunidad internacional a presionar a Pyongyang para cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Sobre la visita de Trump el miércoles a Las Vegas, dijo que el presidente se reunirá con los equipos de primera respuesta y con víctimas y que su mensaje durante la visita será estar allí y mostrar el apoyo de todo el país, "permanecer unidos, no solo en este acto de maldad sino en todos los actos de maldad".

Por orden del presidente, las banderas en toda la nación ondean a media asta en honor de las víctimas del concierto en Las Vegas.

Control de Armas

El debate sobre la necesidad de un control de armas más estricto se ha iniciado en Estados Unidos tras la masiva tragedia en Las Vegas. Legisladores, políticos, famosos y personalidades del espectáculo se han pronunciado.

La ex legisladora Gabrielle Giffords, levantó el puño hacia el Capitolio en Washington este lunes, mientras declaraba "la nación cuenta con ustedes".

Giffords, quien fue gravemente herida de un disparo en 2011 cuando se reunía con ciudadanos de su distrito, estaba acompañada de su esposo el astronauta Mark Kelly.

La pareja había planeado hacer campaña por el candidato demócrata a la gobernación de Virginia, Ralph Northam, cuando conocieron del tiroteo en Las Vegas y decidieron ir al Capitolio para hacer declaraciones.

La exlegisladora demócrata por Arizona Gabrielle Giffords acompañada de su esposo el astronauta Mark Kelly levanta el puño hacia el Congreso de EE.UU. mientras pide un control de armas más estricto luego del ataque masivo en un concierto en Las Vegas, Nevada. Oct. 2, 2017.
La exlegisladora demócrata por Arizona Gabrielle Giffords acompañada de su esposo el astronauta Mark Kelly levanta el puño hacia el Congreso de EE.UU. mientras pide un control de armas más estricto luego del ataque masivo en un concierto en Las Vegas, Nevada. Oct. 2, 2017.

Giffords dijo que el Congreso debe aprobar leyes que mantengan las armas peligrosas fuera de las manos equivocadas. La exlegisladora dijo que "los estadounidenses necesitan ahora más que las oraciones del presidente. Necesitamos sus planes", señaló.

Su esposo, el astronauta Kelly, instó a crear una comisión que busque soluciones a la violencia con armas de fuego. Dijo que es el único camino moral aceptable para el país.

Por su parte la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, criticó duramente a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y un proyecto legislativo que avanza en el Congreso que facilitaría la compra de silenciadores.

"La multitud huyó ante el sonido de los disparos. Imaginen las muertes si el francotirador hubiera tenido un silenciador, que el NRA quiere hacer más fácil adquirir", escribió Clinton en Twitter el lunes por la mañana, tras expresar sus condolencias a las víctimas, a quienes perdieron seres queridos, a los socorristas de primera respuesta y a todos los afectados por lo que llamó esta masacre a sangre fría.

"Nuestro dolor no es suficiente. Podemos y debemos dejar la política a un lado, enfrentar al NRA y trabajar juntos para tratar de evitar que esto vuelva a suceder", agregó.

En la Casa Blanca, ante preguntas de periodistas sobre los comentarios de Clinton, la vocera Sarah Huckabee Sanders, dijo que no ha hablado con el presidente Donald Trump sobre su posición frente al tema de los silenciadores, y rechazó la posibilidad de una discusión sobre medidas de prevención, indicando que aún no se conocen todos los hechos sobre el tiroteo.

"Es muy fácil para la Sra. Clinton criticar y hablar, pero creo que es necesario que recordemos que la única persona con sangre en las manos es el francotirador, y este no es el momento para criticar a individuos u organizaciones", dijo Sanders. "Creo que podemos tener esas conversaciones de política, pero hoy no ese día", agregó.

El NRA no se ha pronunciado aún sobre la tragedia de Las Vegas.

El senador demócrata Chris Murphy, de Connecticut, dijo que es hora de que el Congreso ponga fin a la inacción que ha seguido a muchos otros tiroteos grandes, incluido el de Orlando y el de 2013 en una escuela en su estado.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, instó a la creación de un comité sobre violencia con armas de fuego y a aumentar las revisiones de antecedentes penales.

El legislador demócrata por Massachusetts, Seth Moulton, dijo que no participaría en el momento de silencio que se realizó en el Capitolio, porque "se convierte en una excusa para la inacción".

En el lado republicano, los senadores y legisladores han permanecido en su mayoría en silencio sobre el control de armas, limitándose a expresar condolencias por la tragedia.

El presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell ofrecieron condolencias por las vidas perdidas, en mensajes de Twitter, pero no mencionaron el control de armas.

"Estados Unidos despertó con la dolorosa notica de Las Vegas. Estamos unidos en nuestra conmoción, nuestras condolencias y nuestras oraciones", escribió Ryan, junto a un enlace que lleva a su completo mensaje de pésame por el ataque en las Vegas.

"Lo que sucedió en #LasVegas es impactante, trágico y para las familias, es devastador", escribió McConnell, también junto a un enlace que lleva a un mensaje más extenso en su página web.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG