Enlaces para accesibilidad

Trump aceptaría diálogo con Corea del Norte "sólo en condiciones adecuadas"


El presidente Donald Trump habla durante una reunión con los miembros de la Asociación Nacional de Gobernadores en el comedor estatal de la Casa Blanca, el lunes 26 de febrero de 2018 en Washington.

El presidente Donald Trump expresó su deseo de hablar con Corea del Norte, pero "solo bajo las condiciones adecuadas", al tiempo que advirtió que si Pyongyang no abandona sus armas nucleares y sus programas de misiles balísticos, podría haber una "pérdida de vidas" potencialmente enorme.

Dirigiéndose a los gobernadores de Estados Unidos en la Casa Blanca, Trump destacó la oferta de Corea del Norte de querer "hablar" con Estados Unidos, transmitida a través del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, .

El vicepresidente de EE. UU. Mike Pence, estrecha la mano del presidente surcoreano Moon Jae-in después de su reunión en la oficina presidencial en Seúl, Corea del Sur, el 8 de febrero de 2018.
El vicepresidente de EE. UU. Mike Pence, estrecha la mano del presidente surcoreano Moon Jae-in después de su reunión en la oficina presidencial en Seúl, Corea del Sur, el 8 de febrero de 2018.

"Veremos qué sucede", dijo el presidente, indicando que se debe hacer algo para eliminar la amenaza a Estados Unidos y sus aliados, de las armas de destrucción masiva de Corea del Norte.

En la sesión informativa de la Casa Blanca, la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders dijo que "la desnuclearización debe ser el resultado de cualquier diálogo con Corea del Norte".

Conversaciones

"Tanto Trump como [el General] Kim Yong-Chul, han indicado su voluntad de hablar. Pero todavía no hay acuerdo sobre lo que las dos partes están dispuestas a hablar ", señaló Scott Snyder, investigador principal de estudios de Corea en el Consejo de Relaciones Exteriores.

Para el inicio de reuniones entre EE.UU. y Corea del Norte, se necesitará esencialmente una condición y es "la suspensión de los ensayos nucleares y de misiles", dijo Robert Manning, investigador principal del Atlantic Council, al explicar que Pyongyang no ha realizado pruebas durante casi cuatro meses.

La administración Trump "no parece tener otra estrategia diplomática que exigir que renuncie a sus armas nucleares", indicó Manning a la Voz de América. "Me temo, con respecto a la diplomacia, que la administración es un poco como el perro persiguiendo un automóvil. Cuando lo atrapan, ¿qué? "

El profesor de investigación James Przystup, de la Universidad de Defensa Nacional sugiere que como condición previa para las conversaciones bilaterales, Pyongyang debe declarar una moratoria sobre misiles y pruebas nucleares, comprometerse con la desnuclearización y la implementación del Acuerdo Sur-Norte de 1991 sobre reconciliación, no agresión e intercambio.

Corea del Norte ha insistido reiteradamente en que sus armas nucleares no son un tema de negociación.

El líder norcoreano Kim Jong Un, centro, proporciona orientación sobre un programa de armas nucleares en esta foto sin fecha publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) en Pyongyang, el 3 de septiembre de 2017.
El líder norcoreano Kim Jong Un, centro, proporciona orientación sobre un programa de armas nucleares en esta foto sin fecha publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) en Pyongyang, el 3 de septiembre de 2017.

Un "problema" a resolver

Según Trump, otros presidentes de EE.UU. durante el último cuarto de siglo, "debieron haber resuelto este problema mucho antes".

En sus comentarios a los gobernadores, Trump criticó específicamente a Obama, Clinton y las dos administraciones de Bush hijo. Ningungo "hizo nada", declaró Trump, diciendo que "habría sido mucho más fácil en aquellos días que ahora".

El presidente además elogió a China considerándola como el aliado más cercano de Corea del Norte. Trump dijo que Pekín, ha hecho más en Corea del Norte que en el pasado, atribuyendo este hecho a su relación personal con el presidente Xi Jinping.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, asisten a una cena en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, el 9 de noviembre de 2017.
El presidente de EE. UU., Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, asisten a una cena en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, el 9 de noviembre de 2017.

Sin embargo, "Rusia se está portando mal" con respecto a Corea del Norte, "porque Rusia está enviando lo que China está sacando", dijo Trump.

Al preguntársele si habría consecuencias para Rusia, Sanders respondió: "No voy a decir nada antes de tiempo y ciertamente nunca hemos adelantado lo que podríamos hacer, pero es algo que el presidente realmente toma muy en serio".

En una reunión el domingo con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, jefe de inteligencia de Corea del Norte, quien encabezó la delegación de su país en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno, indicó la disposición de Pyongyang para sostener conversaciones con Washington.

"Esperamos que las conversaciones constructivas comiencen entre Corea del Norte y los Estados Unidos siendo una oportunidad apropiada", dijo el lunes Baik Tae-hyun, portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur.

El general Kim estaba en el mismo palco VIP para la ceremonia de clausura del evento deportivo en Pyeongchang con la delegación oficial del gobierno estadounidense, encabezada por la hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump

"No hubo interacción con la delegación de Corea del Norte. La asistencia de la delegación presidencial estadounidense a las ceremonias de clausura fue la culminación de un exitoso viaje en el que celebramos los Juegos Olímpicos, los atletas estadounidenses y nuestra fuerte alianza con Corea del Sur ", informó un alto funcionario de la administración de los EE.UU.

Previamente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte emitió una advertencia sobre la imposición de las últimas sanciones estadounidenses anunciadas contra Pyongyang.

"Como ya lo hemos proclamado muchas veces, consideraremos todos los bloqueos como un acto de guerra", dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, citado por la Agencia Central de Noticias de Corea.

"Para contrarrestar precisamente esta intimidación de Estados Unidos, es que ahora tenemos armas nucleares, la preciada espada de la justicia, para defendernos", agregó la declaración.

Trump anunció el viernes lo que llamó el "mayor conjunto de sanciones" contra Corea del Norte y amenazó con una "fase dos" si esas medidas no eran efectivas.

Las sanciones fueron destinadas a una persona, 27 compañías y 28 buques registrados en China y otros siete países, con la intención de eliminar el trasiego y el comercio ilícito de Corea del Norte. Las sanciones también bloquean los activos de empresas en Estados Unidos y prohíben a los ciudadanos estadounidenses interactuar con ellas.

China respondió airadamente el sábado a las nuevas sanciones, argumentando que son contraproducentes en los esfuerzos para detener los programas nucleares y de desarrollo de misiles de largo alcance de Pyongyang. El ministerio de Relaciones Exteriores de China exigió a Estados Unidos que levante inmediatamente las sanciones "para evitar dañar la cooperación bilateral en el área en conflicto".

En declaraciones a los periodistas Sanders concluyó que Estados Unidos "está observando de cerca quién se une para hacer cumplir plenamente las sanciones de Estados Unidos y Naciones Unidas".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG