Enlaces para accesibilidad

Tillerson recibe $180 millones al retirarse de Exxon Mobil

  • Voz de América - Redacción

Rex W. Tillerson, es presidente y director ejecutivo de Exxon Mobil. Su nominación para Secretario de Estado en el gabinete de Donald Trump debe ser confirmada por el Senado.

El exCEO de Exxon Mobil renunció a una millonaria compensación y creará un fondo fiduciario independiente para administrar el valor de la venta de sus acciones.

Rex Tillerson, el nominado secretario de Estado en el nuevo gabinete de Donald Trump, recibirá $180 millones de dólares como parte de un paquete de retiro al abandonar la dirección ejecutiva de Exxon Mobil, según informaron fuentes cercanas a la petrolera.

Su nombramiento debe ser sometido a confirmación del Senado la próxima semana y su retiro de Exxon busca evitar conflictos de interés, que dado su pasado, serán de todas maneras difíciles de resolver.

Tillerson trabajó en Exxon durante 40 años comenzando como ingeniero de producción, apenas graduado de la Universidad de Texas en Austin en 1975, llegando al puesto de gerente general en 2006 para conducir la empresa durante uno de los períodos más turbulentos de su historia, con la crisis financiera de 2008.

Tillerson renunció el martes a recibir $7 millones de dólares que hubiera cobrado de haberse retirado en marzo cuando cumplirá 65 años, como planeaba antes de su nombramiento, y creará un fondo fiduciario independiente que administrará el dinero de la venta de los $2 millones de acciones de Exxon Mobil que hubiera recibido en la próxima década, informó la empresa el martes.

Al precio de cierre de ese día, el valor de las acciones de Tillerson en Exxon era de más de $180 millones de dólares.

En un comunicado, Exxon informó que el ejecutivo se ha comprometido con el Departamento de Estado a que “si es confirmado” venderá todas sus acciones de la compañía.

Como parte del acuerdo, Tillerson además ha aceptado no trabajar en la industria petrolera o de gas por una década. Si rompe el trato, perdería el valor transferido al fondo fiduciario independiente, el cual distribuiría su capital “a una o más organizaciones caritativas dedicadas a la lucha contra la pobreza o la enfermedad en naciones necesitadas”.

La decisión refleja un esfuerzo concertado por parte de Tillerson para convencer a escépticos senadores de que él no tendrá conflictos de interés mientras esté ejerciendo el cargo de secretario de Estado.

Varios importantes senadores que decidirán la confirmación de Tillerson han cuestionado su cercanía con el presidente ruso Vladimir Putin y la industria energética global.

Exxon informó en su comunicado que las compensaciones que su Tillerson recibió de 2013 a 2015 totalizan más de $88 millones de dólares.

Al transferir a un fondo fiduciario independiente -para que sean vendidas- las futuras acciones a las que tiene derecho como parte de su contrato con la petrolera, Tillerson estará perdiendo unos $3 millones de dólares “de acuerdo con lo estipulado por los reguladores de ética federales”, dijo la empresa.

XS
SM
MD
LG