Enlaces para accesibilidad

Mientras las aguas retroceden, Texas inicia la reconstrucción

  • Voz de América - Redacción

Con la disminución de las lluvias, el agua ha comenzado a retroceder en algunas áreas de Houston y los residentes han comenzado el difícil proceso de limpieza y reconstrucción. Foto: Celia Mendoza, VOA. Agosto 30, 2017.

A medida que las aguas retroceden en el área de Houston la gente ha comenzado a regresar a sus viviendas inundadas y a salir a las calles en busca de seres queridos desaparecidos.

Buzos de la policía encontraron una van en Green Bayou, desaparecida hace varios días, que en su interior tenía a una familia de 6, una pareja de abuelos y 4 nietos de 6 a 16 años. El tío de los niños fue el único que sobrevivió cuando el agua inundó el vehículo en el que trataban de escapar a la inundación. El hombre fue encontrado aferrado a un árbol.

"Me temo que encontraremos más como esto a medida que el agua baja", dijo el alguacil del Condado Harris, Ed González.

Aunque aún no se ha anunciado la cifra oficial de víctimas este día, se estima que el total es 34 hasta ahora.

Las lluvias han disminuido y la liberación controlada de agua de dos represas que amenazaban con desbordarse parece haber dado resultado, dijeron autoridades.

Partes de la ciudad y de vecindarios aledaños continúan inundados dijo el alcalde de Houston, Sylvester Turner, quien pidió más ayuda al gobierno federal para las decenas de miles de personas desplazadas por la tormenta.

En el centro de convenciones George R. Brown, disminuyeron de 10.000 a 8.000 los refugiados. Otros centros que estaban aceptando evacuados también reportaron una reducción de gente que buscó asistencia. El estado ha establecido más de 100 refugios en toda el área afectada.

La policía ha ayudado a más de 3.000 personas en los últimos días y han encontrado a 27 de 47 personas reportadas como desaparecidas. También se ha reportado incidentes de saqueo que han sido controlados.

Los aeropuertos han reabierto y muchos hospitales, aunque afectados por la inundación están aceptando pacientes en estado crítico.

Miles de tiendas y comercios han reabierto, pero todavía hay largas filas de gente tratando de comprar alimentos y gasolina.

La periodista de la VOA, Celia Mendoza, recorrió algunos lugares de Houston donde residentes han comenzado la reconstrucción.

Harvey toca tierra por segunda vez en Texas

Harvey, la devastadora tormenta que inundó una enorme área de Houston, Texas, y obligó a miles de personas a abandonar sus hogares, volvió a tocar tierra el miércoles, moviéndose al este y empapando al vecino estado de Luisiana.

Pero el Centro Nacional de Huracanes predijo que la tormenta se debilitará gradualmente a medida que se desplace hacia el interior y se aleje de Houston, donde un número incalculable de residentes permanece atrapado en sus hogares, aislados por aguas revueltas y agitadas que a menudo llegan hasta la cintura.

La tormenta tropical Harvey todavía trae vientos de hasta 75 kilómetros con ráfagas más altas. La responsable de Seguridad Interior, Elaine Duke, advirtió que "las inundaciones catastróficas probablemente" durarán varios días, incluso después de que terminen las históricas lluvias.

"Esperamos una recuperación de muchos años en Texas y el gobierno federal está en esto a largo plazo", dijo.

Por el momento, el jefe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Brock Long, dijo: "Todavía estamos en una etapa de salvar y mantener vidas".

En conferencia de prensa el gobernador Greg Abbott dijo que se ha comenzado el proceso de reconstrucción en la región costera donde el agua ha comenzado a bajar. Abbott calificó como “catastróficas” las condiciones en el Condado Harris.

Informó que se ha aumentado de 12.000 a 14.000 el número de efectivos de la Guardia Nacional del estado activados, y que se está trabajando con el Buró de Guardia Nacional para agregar otros 10.000 en los próximos días. Agregó el gobernador de Texas que es posible que la Guardia Nacional permanezca trabajando en el estado por varios meses.

Las muertes confirmadas hasta el momento son 19, la mayoría personas que quedaron atrapadas con sus vehículos en el agua tratando de salvarse; 8.500 han sido rescatadas y se han realizado 26.000 evacuaciones. Más de 30.000 personas se encuentran en los refugios del estado.

El gobernador Abbott aclaró que la intención es mover a las familias lo más rápidamente posible con la ayuda de FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias) de los refugios a lugares donde puedan funcionar como un grupo individual.

Dijo que hay suficientes camas disponibles para recibir a refugiados. Elogió el trabajo de las diferentes agencias para ayudar a solucionar los retos presentados por los daños que causó la tormenta, desde las oficinas de alguaciles y de policía en los diferentes condados, así como los departamentos de salud, servicio forestal, bomberos, etc.

Autobuses están llevando a evacuados desde el sureste del estado a Dallas y otros lugares. Se instó a las personas que continúan en sus viviendas a permanecer atentos a los avisos de las autoridades y especialmente a evacuar cuando se den las órdenes. Advirtió el gobernador de Texas que las inundaciones durarán varios días y hasta una semana en algunos lugares.

FEMA ha aprobado ya unos 210.000 pedidos de ayuda individual en los condados incluidos dentro de la declaración de desastre federal, que ahora son 33, después que fueron agregados 14 más en las últimas horas. La agencia federal ha provisto también más de 5 millones de raciones alimentarias.

Abbott indicó que se está tratando de responder lo más pronto posible a los apagones causados por la tormenta Harvey con la ayuda de otras dos compañías de electricidad en el área. Calculó que unas 107.000 personas han sido afectadas por la falta de servicio eléctrico.

El gobernador advirtió contra la especulación de precios en estos momentos de dificultad, indicando que es un delito que acarrea multas de hasta 25.000 dólares por incidentes y “no será tolerado”.

El funcionario estimó que el área de desastre causada por Harvey es mayor que las provocadas por el huracán Katrina que devastó Nueva Orleáns y el huracán Sandy en Nueva Jersey y Nueva York.

Indicó además que el estado de Texas ha aceptado la ayuda ofrecida por el gobierno de México, en la forma de botes, vehículos y suministros.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG