Enlaces para accesibilidad

Senadora Warren pide divulgar declaraciones de impuestos de candidatos


Archivo. La senadora Elizabeth Warren (Demócrata por Massachusetts) en un discurso en Berryville, Virginia en julio del 2017.

La senadora Elizabeth Warren propuso un paquete de reformas para combatir la corrupción en el gobierno con nuevas limitaciones al cabildeo, regulaciones para las entidades financieras y la divulgación de declaraciones de declaraciones de impuestos de los funcionarios a fin de mejorar la transparencia e informar mejor a la ciudadanía sobre cómo se hacen las políticas públicas.

La legisladora demócrata por el estado Massachusetts afirmó que los cambios enfrentarían lo que para ella son “las partes más obscenas de cómo el dinero influencia Washington”, al discutir sobre su proyecto de ley este martes en el National Press Club en Washington.

Dentro de sus propuestas está que el Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) publique las declaraciones de impuestos de los candidatos a la presidencia, vicepresidencia y el Congreso, así como aquellas de los negocios u organizaciones sin fines de lucro que operen los candidatos. Para quienes aspiran cargos de presidencia o vicepresidencia, las declaraciones se abarcarían los últimos ocho años.

Actualmente, estos documentos son privados y el IRS no tiene autorización para publicarlos. Los candidatos pueden publicar sus declaraciones de la renta de manera voluntaria y a menudo deciden hacerlo. Durante la campaña electoral del 2016, el entonces candidato republicano Donald Trump no publicó ninguna de sus declaraciones de impuestos. Su opositora demócrata Hillary Clinton brindó las suyas desde el año 2007 hasta el 2015.

Warren se enfocó en el papel que juegan los cabilderos a la hora de moldear las acciones del gobierno de Estados Unidos, prestando especial atención a las llamadas “puertas giratorias”, en las que funcionarios electos anteriormente, incluyendo sus empleados, luego van a trabajar a industrias y a usar su experiencia e influencia para tratar de modificar las regulaciones y la legislación.

La senadora Warren pide vetar de por vida que presidentes, vicepresidentes, miembros del Congreso, jueces federales y secretarios del gabinete vayan a trabajar como cabilderos e impedir que otros empleados gubernamentales hagan cabildeo al menos durante los primeros dos años luego de haber concluido sus labores en el Estado.

Archivo - El presidente Donald Trump se dirige a un grupo de reporteros luego de haber firmado la reforma tributaria.
Archivo - El presidente Donald Trump se dirige a un grupo de reporteros luego de haber firmado la reforma tributaria.

Warren también solicita que se obligue a los cabilderos a publicar cada una de las leyes y políticas públicas que traten de influenciar, así como cualquier reunión que tengan con los funcionarios públicos.

“Nadie podría argumentar que las compañías no tienen nada que aportarle a nuestro proceso democrático. Claro que pueden. Pero hoy en día, los cabilderos que trabajan para grupos ricos y bien posicionados se amontonan en los pasillos del gobierno como si fuera un happy hour a toda hora”, dijo Warren. “Y especialmente en el Congreso, donde el presupuesto de empleados y expertise interno continúa reduciéndose, para ellos es más fácil que nunca simplemente abrumar nuestra democracia de modo tal que los lobbistas, o las personas que le pagan a estos cabilderos, sean los únicos cuyas historias se lleguen a escuchar”.

Warren presentó sus propuestas el mismo día en el que un juez federal declaró culpable a Paul Manafort, el exjefe de campaña de Trump, por varios cargos de fraude bancario y evasión de impuestos relacionados a su trabajo como lobbista para el expresidente ucraniano Viktor Yanukovych.

Ella propone prohibir que los cabilderos acepten dinero de parte de individuos, compañías o gobiernos extranjeros.

“El juicio del jefe de campaña de Donald Trump ha expuesto cómo gobiernos extranjeros esconden sus esfuerzos de manipular al gobierno de Estados Unidos a través del cabildeo”, dijo Warren. “Nosotros deberíamos prohibir que los estadounidenses reciban pagos para hacer lobbying para gobiernos extranjeros, punto. Si los gobiernos extranjeros quieren expresar sus opiniones, ellos pueden usar a sus diplomáticos.”

Luego de citar a varios legisladores republicanos como ejemplos para implementar su propuesta, se le consultó a la senadora Warren si representates del partido demórcata también habían incurrido en actos de corrupción. Ella dijo que había elegido individuos “que están activos ahora”, pero mencionó a Mary Jo White, anteriormente la máxima autoridad de la Comisión de Bolsa y Valores, para aclarar que la funcionaria de la administración de Obama era un ejemplo de las “puertas giratorias” entre Wall Street y quienes lo regulan.

“Me encantaría que ésta no fuera una propuesta partidaria. Creo que esto es algo que nos preocupa tanto a Republicanos como a Demócratas en todo el país y espero que podamos obtener el respaldo de ambos grupos”, dijo Warren.

Dentro de sus propuestas también se incluye prohibir que funcionarios senior en el gobierno puedan ser propietarios individuales de acciones en compañías, y demandar que presidentes y vicepresidentes vendan cualquier tipo de “activos en conflicto” o los coloquen en un fideicomiso ciego. Ella también pide que se transmita en vivo el audio de los procesos de apelación federal y brindar esa información de manera gratuita a la ciudadanía.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG