Enlaces para accesibilidad

Fracasa primera votación en Senado para revocar Obamacare

  • Michael Bowman

La última votación del Senado de EE.UU. fue de 45-55, con siete republicanos oponiéndose a la medida.

La propuesta que derogaría parcialmente a Obamacare fracasó al quedar por debajo de los los 51 votos necesarios para que fuera aprobada este miércoles por el Senado de Estados Unidos.

Todos los demócratas votaron en contra, junto a siete republicanos:

  • Sen. Shelley Moore Capito, R-West Virginia
  • Sen. Susan Collins, R-Maine
  • Sen. John McCain, R-Arizona
  • Sen. Dean Heller, R-Nevada
  • Sen. Rob Portman, R-Ohio
  • Sen. Lamar Alexander, R-Tennessee
  • Sen. Lisa Murkowski, R-Alaska

Los senadores tomaron la decisión un día después de que la Cámara rechazara una versión más amplia dirigida a enmendar la Ley.

Más temprano el presidente Donald Trump acusó a la senadora Lisa Murkowski, republicana de Alaska, de "decepcionar al país al oponerse al esfuerzo del Partido Republicano por demoler la ley de salud de Obama".

A algunos republicanos les preocupa que revocar la ley sin reemplazarla dejaría a muchos estadounidenses sin seguro de salud, iniciativa que no parece tener suficiente apoyo.

Los líderes republicanos del Senado también han considerado una versión llamada "skinny" (delgada), la cual revocaría unas pocas provisiones importantes de la ley actual como las multas a las personas que no adquieran seguro y a los negocios que no provean seguro a sus trabajadores.

Si los legisladores aprueban la medida, los problemas de salud de la nación no se resolverán en el futuro cercano, dijo a CNN el nuevo director de comunicaciones de la Casa Blanca Anthony Scaramucci.

"Si están esperando una panacea instantánea o una cura instantánea, nadie va a proveer eso aquí en Washingto, agregó Scaramucci.

Los legisladores rechazaron el martes una medida propuesta por el líder de la mayoría Mitch McConnell que hubiera puesto fin a la expansión del Medicaid, el programa que provee seguro médico a los pobres y discapacitados, recortaría subsidios para ayudar a la gente de menores ingresos a comprar planes de seguro de salud y eliminaría las multas impositivas a quienes no compren seguro.

Esa medida también incluía una enmienda propuesta por el republicano Ted Cruz, senador por Texas, que habría permitido a las aseguradoras ofrecer planes menos generosos que los requeridos bajo la Ley de Cuidado Asequible.

Los republicanos han dicho que la llamada "skinny" ley tendría más oportunidad de lograr una mayoría de votos para desmantelar Obamacare. Si el Senado aprueba una versión reducida de la ley, un comité de conferencia de las dos Cámaras del Congreso tendrá que reconciliar las diferencias entre las versiones de la Cámara de Representantes y del Senado.

La Oficina de Presupuesto del Congreso, un ente no partidista, ha proyectado que todas las versiones resultarían en que millones de estadounidenses perderían el seguro de salud, pero ahorraría fondos al presupuesto.

Los republicanos cuentan con esos ahorros para cubrir los recortes presupuestarios y otras prioridades legislativas. Con el partido controlando la Casa Blanca y ambas Cámaras del Congreso, el voto sobre la ley de salud es vista como una crítica prueba de la habilidad de los republicanos para gobernar.

Recientes encuestas de opinión muestran que los estadounidenses consideran que la actual Ley de Cuidado Asequible es mejor que cualquiera de las propuesta republicanas para reemplazarla.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG