Enlaces para accesibilidad

Senado republicano no pondrá a votación medida para derogar Obamacare


De izquierda a derecha, los senadores republicanos Lindsey Graham (Carolina del Sur), John Barraso (Wyoming), Bill Cassidy (Luisiana), Mitch McConnell (Kentucky) líder de la mayoría, y John Cornyn (Texas), segundo líder del partido en el Senado, anuncian que no llevarán a votación una propuesta de salud de Graham y Cassidy.

Los líderes republicanos del Senado estadounidense decidieron el martes que no llevarán a votación su más reciente propuesta para derogar la ley de salud actual, conocida como Obamacare, después que varios senadores anunciaron que no la apoyarían.

Al terminar un almuerzo de senadores republicanos que se habían reunido para discutir los próximos pasos a dar sobre el tema, el senador Pat Roberts, de Kansas, dijo que el líder de la mayoría Mitch McConnell y otros dirigentes del partido decidieron que "no hay los votos necesarios y no llevar a votación" la iniciativa.

Es la más reciente derrota en el tema para el presidente Donald Trump y el líder de la mayoría del Senado. En julio, la cámara rechazó tres propuestas de ley similares, lo que enfureció a los conservadores y llevó al Presidente a pasar la mayor parte del verano criticando por Twitter a McConnell por no conseguir la aprobación de una medida para reemplazar a Obamacare.

La más reciente legislación, fue propuesta por el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham y el senador Bill Cassidy de Luisiana. Graham prometió que la campaña republicana para derogar la ley de salud aprobada por el expresidente Barack Obama continuará. "Lo haremos, vamos a cumplir nuestra promesa", dijo.

La derrota se hizo evidente el lunes cuando la senadora de Maine, Susan Collins, anunció que no votaría por la legislación. Los senadores John McCain de Arizona, Rand Paul de Kentucky y Ted Cruz, de Texas, habían dicho anteriormente que se opondrían a la medida. Asistentes del senador Cruz dijeron que estaba buscando que se hicieran cambios a la propuesta de ley para votar a favor.

Los republicanos tienen una estrecha mayoría de 52 a 48 en el Senado y la unificada oposición demócrata hace que no puedan perder más de dos votos para la aprobación de cualquier propuesta de ley. McConnell tenía que tomar una decisión esta semana sobre la iniciativa de Graham, porque el domingo vencen las protecciones de procedimiento contra tácticas dilatorias que los demócratas pudieran utilizar.

Lea también: Nuevo revés a propuesta de salud republicana.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG