Enlaces para accesibilidad

Director de salud insta a llevar antídoto contra opiáceo


Jerome Adams, Director de Salud de Estados Unidos durante un evento en la Casa Blanca, el 13 de febrero de 2018.

El Director de Salud de Estados Unidos quiere que más estadounidenses comiencen a llevar consigo el antídoto para las sobredosis de Naloxona a fin de ayudar a combatir la crisis de opioides de la nación y salvar vidas.

El Dr. Jerome Adams, el funcionario médico de mayor rango en el gobierno estadounidense, tenia planeado hacer la sugerencia este jueves en la Cumbre Nacional sobre Abuso de Medicinas de Prescripción y Heroína en Atlanta.

En un comunicado de prensa, Adams dijo que espera que quienes están en riesgo, así como sus amigos y familiares, tengan el antídoto a mano y aprendan cómo usarlo.

"Cada día perdemos a 115 estadounidenses por una sobredosis de opiáceos, es decir, una persona cada 12,5 minutos", dijo Adams en el comunicado.

"Es hora de asegurarse de que más personas tengan acceso a este medicamento para salvar vidas, porque el 77 por ciento de las muertes por sobredosis de opiáceos ocurren fuera de un entorno médico y más de la mitad ocurren en el hogar".

El medicamento, que se conoce con el nombre comercial de Narcan, está disponible sin receta médica en la mayoría de los estados y es utilizado regularmente por el personal médico de emergencias en todo Estados Unidos.

Un paquete de dos dosis de Narcan es una de las muchas opciones disponibles y el medicamento está cada vez más cubierto por las compañías de seguros, según la Red para la Ley de Salud Pública, una organización sin fines de lucro que ayuda a las agencias gubernamentales.

Pero la demanda de Naxolona ha llevado al aumento de precios. Las jeringuillas que solían costar $6 cada una, ahora cuestan $30 y más. El paquete de dos sprays puede costar hasta $135 o más. Y el paquete de dos unidades de injectores automáticos de Naxolona puede costar más de $3.700.

Más de 42,000 estadounidenses sufrieron sobredosis de opioides mortales en 2016, según la declaración.

La Naloxona puede restaurar la respiración de una persona después de que se inyecta o se rocía en las fosas nasales, reviviendo rápidamente a las víctimas de sobredosis a punto de morir.

A partir de julio de 2017, los 50 estados aprobaron leyes que mejoran el acceso a la Naloxona, dijo la organización sin fines de lucro.

Pero no todas las autoridades apoyan la sugerencia del Cirujano General. El gobernador republicano de Maine, Paul LePage, es uno de los opositores más francos del esfuerzo, argumentando que la Naloxona no trata la adicción y simplemente desalienta a las personas de buscar tratamiento al ofrecer una red de seguridad en caso de sobredosis.

Los defensores de la propuesta argumentan que un mayor acceso a la Naloxona no lleva a las personas al consumo de drogas ilegales ni fomenta la adicción.

"Para controlar la adicción a los opiáceos y prevenir futuras sobredosis, se debe aumentar la disponibilidad de naloxona junto con un mayor acceso al tratamiento basado en la evidencia para el trastorno por consumo de opioides", dijo Adams en su comunicado.

La recomendación del médico jefe de la nación de que más personas posean Naloxona ocurre un mes después de que el Departamento de Salud de Filadelfia instó a los residentes a hacer lo mismo.

Antes de su puesto actual, Adams había sido comisionado de salud de Indiana, donde promovió programas de intercambio de agujas para frenar la propagación de enfermedades entre los usuarios de drogas intravenosas.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG