Enlaces para accesibilidad

Trump se da 10 en respuesta a huracán en Puerto Rico

  • Voz de América - Redacción

El presidente de EE.UU., Donald Trump y el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rossello hacen declaraciones con la prensa en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Oct. 19, 2017.

El presidente Donald Trump se dio un "10" por la respuesta al huracán en Puerto Rico.

Trump se reunió el jueves con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en la Casa Blanca.

El Presidente dijo que el gobierno federal hizo un "gran trabajo", y anunció que ha autorizado al Congreso formular un plan de financiación, pero agregó que el gobernador "comprende que estas personas no pueden estar allí para siempre''.

Señaló que trabajará con los legisladores para aprobar subvenciones y préstamos para ayudar a reconstruir Puerto Rico después de que la isla fuera devastada por el huracán Maria hace un mes.

Trump no quiso dar detalles de cuánto dinero dará su gobierno al territorio que tiene escasez de efectivo, y que es hogar de 3,4 millones de ciudadanos estadounidenses, pero enfatizó que el pago de préstamos federales y otras
deudas relacionadas con la tormenta que deba Puerto Rico. se hará antes
del pago de la deuda existente de la isla que asciende a 72 mil millones de dólares.

"Cualquier dinero que ponga la gente, ya sea público o privado: van a querer que se devuelva primero", Trump dijo al comienzo de su reunión con el Gobernador de Puerto Rico.

"Va a venir antes, mucho antes, que cualquier deuda que tenga la isla ", dijo.

Un mes después de que el huracán devastó la red eléctrica de Puerto Rico, y destruyó viviendas, carreteras y otras infraestructuras vitales, el territorio en quiebra está luchando por proporcionar servicios básicos como el agua potable, y corre el riesgo de quedarse sin dinero para el final del mes.

El sector privado estima que los daños pueden ser de hasta 95 mil millones de dólares.

Se espera que el Senado vote en los próximos días sobre un paquete de ayuda que incluye 18,7 mil millones de dólares para FEMA, la Administración Federal de Emergencias, que ha estado ayudando a Texas, Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EE.UU. a recuperarse de tres enormes huracanes.

Rosselló dijo que Trump "ha sido claro que ningún ciudadano estadounidense se quedará atrás''.

La reunión tuvo lugar después de que Trump recibió críticas por su respuesta a Puerto Rico después de los huracanes Irma y María.

Rosselló ha apoyado a Trump todo el tiempo, mientras que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, ha sido franca en sus críticas.

Gran parte de la isla permanece sin electricidad varias semanas después de que María la arrasó.

Reunión con Senador Rubio

En el Capitolio, el senador Marco Rubio, republicano por Florida, que ha estado profundamente involucrado en las discusiones sobre la ayuda para Puerto Rico, dijo antes el jueves que quiere que el Congreso haga cambios al proyecto de ley aprobado por la Cámara para permitir que la isla acceda rápidamente a fondos.

"Rubio dijo que los términos de la ayuda requieren que los gobiernos estatal y territorial hayan completado la mayor parte del trabajo de
evaluaciones formales de daños, un proceso que es más difícil para
Puerto Rico porque todavía está tambaleándose por los catastróficos destrozos causados del huracán.

"Cuatro semanas después de la tormenta, ellos están donde Florida estaba 48 horas después de la tormenta ", dijo Rubio a periodistas luego de reunirse con Rosselló.

Senador Marco Rubio, republicano por Florida, habla con periodistas sobre los esfuerzos para ayudar a Puerto Rico luego de los daños que dejó en la isla el huracán María. Oct. 18. 2017.
Senador Marco Rubio, republicano por Florida, habla con periodistas sobre los esfuerzos para ayudar a Puerto Rico luego de los daños que dejó en la isla el huracán María. Oct. 18. 2017.

Se espera que el Congreso considere otro paquete de ayuda para fines de diciembre, pero eso podría ser demasiado tarde para la isla, que actualmente no tiene ingresos fiscales, dijo Rubio.

"Sé por experiencia que cuanto más lejos estemos de estos huracanes, menor es la sensación de urgencia que existe", Rubio apuntó.

Rosselló ha pedido autorización al gobierno federal para utilizar la ayuda para desastres para cubrir reparaciones en escuelas, edificios y
plantas de energía.

El gobernador también ha pedido a la Casa Blanca y al Congreso por
al menos 4.6 mil millones de dólares en subvenciones y otros tipos de
fondos.

"La realidad es que todavía tenemos que hacer mucho más por el
pueblo de Puerto Rico y es por eso que nos estamos reuniendo, "Rosselló
dijo. "Esto no ha terminado, está muy lejos de terminar", afirmó.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG