Enlaces para accesibilidad

Trump: "EE.UU. está resurgiendo y el futuro nunca ha sido más brillante"


El presidente de los EE.UU., Donald Trump, presentó al país un informe de su gira de 12 días por Asia y los logros alcanzados.

"La posición de Estados Unidos en el mundo nunca ha sido más fuerte", dijo el presidente Donald Trump el miércoles, tras regresar de su viaje de dos semanas a Asia.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump dio un resumen de su gira por cinco naciones, que calificó de "histórica" y de "tremendo éxito".

"Donde quiera que fuimos, nuestro anfitrión extranjero saludó a la delegación estadounidense... con una calidez increíble, hospitalidad y, lo más importante, respeto", dijo.

Además de varios acuerdos de comercio e inversión con China, Corea del Sur, Japón, Vietnam y Filipinas, Trump dijo que él y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron que no podría haber un pacto de "congelación para congelación" con Corea del Norte.

Ese sería un acuerdo en el cual Corea del Norte congelaría su programa nuclear si Estados Unidos y Corea del Sur congelaran los ejercicios militares en la Península.

Trump dijo que Xi reconoció que una Corea del Norte nuclearizada es una "grave amenaza" para China.

Señaló que los acuerdos anteriores con el Norte por administraciones estadounidenses anteriores habían "fracasado consistentemente". Y dijo que si bien todas las opciones permanecían sobre la mesa para tratar con Pyongyang, el tiempo se acababa.

Focalizar el déficit comercial

Sobre el comercio, Trump dijo que los EE.UU. comenzarían a "reducir" su déficit comercial con Asia lo más rápido posible.

Dijo que insistir en el comercio justo y recíproco con los socios asiáticos de América fue uno de los objetivos de su viaje.

El Presidente afirmó que las prácticas comerciales desleales que roban la propiedad intelectual de los EE.UU. y los empleos no se pueden tolerar.

Trump criticó a sus predecesores en la Casa Blanca, diciendo que habían fallado en proteger y promover los intereses del pueblo estadounidense, y repetió su promesa de anteponer los intereses de Estados Unidos.

"Nunca más haremos la vista gorda ante las trampas", dijo, refiriéndose a acusaciones desde hace mucho tiempo de que los socios comerciales han violado los acuerdos comerciales y las reglas.

China ha sido el receptor de muchas de las quejas anteriores de Trump. Algunos de los críticos del presidente dijeron que no fue lo suficientemente enérgico para dar a conocer esas preocupaciones cuando se encontró cara a cara la semana pasada con Xi.

Trump no mencionó los derechos humanos durante el discurso del miércoles y, salvo en Corea del Norte, el tema apenas surgió durante su visita a Asia, incluso en Filipinas, donde el presidente Rodrigo Duterte ha sido acusado de alentar los asesinatos extrajudiciales policiales de supuestos consumidores y traficantes de drogas.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG