Enlaces para accesibilidad

Condenas a Trump por retuitear videos antimusulmanes


El presidente Donald Trump retuiteó videos antimusulmanes publicados por la vicepresidenta de un grupo anti-inmigrante británico de extrema derecha.

Legisladores británicos reaccionaron con enojo el miércoles ante el retuiteo de videos antimusulmanes por parte del presidente Donald Trump.

Los videos fueron publicados inicialmente por una líder británica de un grupo de extrema derecha que ha sido condenado por discursos de odio.

Uno de los videos data de 2013 y muestra a un militante radical islámico en Egipto lanzando empujando del techo de un edificio a un niño de 9 años. El video fue filmado en Egipto luego del derrocamiento del presidente islamista Mohammed Morsi por el ejército egipcio. Los perpetradores del hecho fueron sentenciados a muerte por matar al niño y a un hombre.

Otro video, también de 2013, muestra a un individuo -que se supone es partidario del Frente Nusra, afiliada de al-Qaeda en Siria- destruyendo una estatua de la Virgen María. El video fue reportado por el Instituto de Investigación de Prensa del Medio Oriente, MEMRI.

El tercer video muestra a dos jóvenes peleando a orillas de un río. Originalmente fue colocado en un sitio holandés de videos virales en mayo de 2017, y recogido por la prensa holandesa al día siguiente. Según el diario Dee Telegraah dos chicos de 16 años fueron detenidos y la policía retiró el video.

Varios legisladores pidieron a la primera ministra Theresa May que cancele una "visita de trabajo" de Trump programada para el próximo año.

"No es un aliado o amigo nuestro", dijo el legislador laborista David Lammy, y agregó que el Presidente de Estados Unidos no es bienvenido en Gran Bretaña.

El portavoz del primer ministro May dijo que Trump estaba "equivocado" al retuitear los videos. "Los británicos rechazan abrumadoramente la retórica prejuiciosa de la extrema derecha, que es la antítesis de los valores que este país representa: decencia, tolerancia y respeto. Es incorrecto que el Presidente haya hecho esto", dijo.

Incluso políticos británicos que normalmente son pro-Trump criticaron al mandatario estadounidense por compartir tres publicaciones en Twitter de Jayda Fransen, vicepresidenta del grupo antiinmigrante de extrema derecha Britain First, que aboga por el retorno de los "valores británicos tradicionales" y el fin de la "islamización".

Fransen agradeció a Trump haber compartido los videos, y le pidió ayuda.

"Gracias por los retuits @realDonaldTrump. Me enfrento a la cárcel por criticar el Islamismo. Gran Bretaña ahora cumple con la ley Sharia. Necesito su ayuda! Dios lo bendiga", escribió Fransen.

En Washington, el Consejo para las Relaciones Americano-Islámicas, CAIR, criticó también al presidente Trump por retuitear los videos.

El director ejecutivo del grupo, Nihad Awad, dijo en un comunicado que el presidente está "obviamente diciendo a sus seguidores de base que deben odiar el Islamismo y a los musulmanes".

Awad dijo que la acción del presidente "es una incitación a la violencia
contra los musulmanes estadounidenses" y exhortó a los líderes políticos y religiosos a condenar los tuits de Trump.

Awad dijo que el Consejo ha contado en Twitter 3.296 incidentes contra musulmanes este año, "y no hemos escuchado nada de usted. Qué presidente".

En la Casa Blanca, el vocero Raj Shah dijo a periodistas en el avión presidencial Air Force One, durante el viaje de Trump este miércoles a Missouri, que los retuits de los videos tienen que ver con la seguridad de los estadounidenses.

"Nunca es un mal momento para hablar sobre la seguridad y protección del pueblo estadounidense", señaló, indicando que el Presidente ha hablado por largo tiempo de la seguridad y la inmigración en sus discursos y tuits, y que los videos no son diferentes.

"El Presidente es el presidente de todos los estadounidenses", dijo, agregando que los tuits "tratan sobre la seguridad nacional y la protección " de los estadounidenses.

Anteriormente la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders defendió los retuits de Trump diciendo que el mandatario quiere "promover fronteras fuertes y una fuerte seguridad nacional".

Sanders dijo que no estaba segura de cómo Trump encontró los videos, y preguntada si el presidente es responsable de verificar el contenido, señaló: "Sea que el video sea real (o no), la amenaza es real y eso es de lo que el presidente está hablando".

La vocera dijo que no había hablado con Trump sobre cómo su acción puede afectar su relación con la primera ministra británica Theresa May.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG