Enlaces para accesibilidad

Bannon podría enfrentar cargo de desacato al Congreso


El ex estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon sale de una audiencia a puertas cerradas en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU., el 16 de enero de 2018.

WASHINGTON - El ex estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, no se presentó a una entrevista programada para el martes con el Comité de Inteligencia de la Cámara sobre su tiempo como asesor clave del presidente Donald Trump, incluso después de que los legisladores lo citaron para comparecer.

El congresista Mike Conaway, el republicano de Texas que encabezó la investigación del panel sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, dijo que esperaba que Bannon respondiera las preguntas, pero Bannon no se presentó, parte de la actual disputa de los legisladores con la Casa Blanca sobre el alcance de su interrogatorio a al ex asesor presidencial.

Bannon podría enfrentar un cargo de desacato al Congreso por no haber respondido a la citación judicial, pero no estaba claro si el comité tomaría alguna medida en su contra.

El principal demócrata del panel, el legislador Adam Schiff de California, dijo que el abogado de Bannon le dijo al comité esta semana que la Casa Blanca continúa bloqueando el testimonio de Bannon "más allá de un conjunto de 14 preguntas a las que debería responder sí o no que la Casa Blanca había pre-aprobado. "

Schiff dijo que la posición de la Casa Blanca en el testimonio de Bannon "cubre asuntos durante la transición" antes de que Trump asumiera el poder hace un año, los siete meses de Bannon en la Casa Blanca y sus comunicaciones con Trump desde que abandonó el servicio en agosto pasado, "aunque el presidente de hecho, no ha invocado el privilegio ejecutivo" para prohibir el testimonio de Bannon.

Schiff calificó la postura de la Casa Blanca como "inaceptable" y dijo que la citación sigue vigente, con la entrevista de Bannon reprogramada para la próxima semana. Dijo que "si Bannon mantiene su negativa a regresar y testifica completamente a todas las preguntas, el comité debe comenzar un procedimiento de desacato para obligar a su testimonio".

El mes pasado, Bannon pasó 10 horas ante el comité, pero en gran medida se negó a responder preguntas sobre las semanas que pasó ayudando a Trump a organizar su administración antes de que Trump asumiera el poder hace un año, y luego durante los casi siete meses que sirvió como jefe estratega del presidente hasta que fue expulsado en agosto.

Caído en desgracia

Bannon era un vocal partidario de la derecha alternativa que apoyaba abiertamente enla Casa Blanca la política populista de Trump "América Primero". Pero cayó en desgracia ante el presidente después de expresar puntos de vista despectivos sobre las operaciones de la mansión ejecutiva y otros asesores de Trump en el libro publicado recientemente por el autor Michael Wolff, "Fire and Fury: Inside the Trump White House".

Bannon fue particularmente crítico de la hija de Trump, Ivanka, y su esposo, Jared Kushner, ambos asesores de la Casa Blanca, y el hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., por su papel en organizar una reunión en la Torre Trump, en Nueva York, en medio de la campaña de 2016 sobre la premisa de que una abogada rusa entregaría evidencia incriminatoria sobre la oponente electoral de su padre, la demócrata Hillary Clinton.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, saluda al director del FBI James Comey mientras el director del Servicio Secreto Joseph Clancy (L), observa durante una recepción a oficiales de la ley y paramédicos en el salón azul de la Casa Blanca el 22 de enero de 2017.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, saluda al director del FBI James Comey mientras el director del Servicio Secreto Joseph Clancy (L), observa durante una recepción a oficiales de la ley y paramédicos en el salón azul de la Casa Blanca el 22 de enero de 2017.

"Cuando fue despedido, no solo perdió su trabajo, perdió la cabeza", dijo Trump sobre Bannon.

Incluso cuando Bannon se ha peleado con el panel de la Cámara por su interrogatorio,reportes de prensa dicen que planea cooperar con la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa y si Trump obstruyó la justicia al tratar de frenar su investigación.

Mientras se llevan a cabo las negociaciones sobre el testimonio de Bannon, The New York Times informó que los abogados de Trump le aconsejan que no acceda a presentarse para una entrevista con Mueller.

Testimonio de Trump

El equipo de Mueller ya ha hablado con múltiples funcionarios de la Casa Blanca y otros involucrados en la campaña presidencial de Trump, como parte de su investigación criminal sobre la interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses y si Trump obstruyó la justicia al despedir a James Comey, el ex director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que dirigía la investigación de la agencia sobre Rusia en el momento en que Trump lo despidió.

El New York Times dijo que según cuatro personas informadas sobre el tema, los abogados de Trump tienen dudas sobre si el presidente haría declaraciones falsas o contradictorias y, por lo tanto, se expone a posibles cargos de mentir a los investigadores federales. La información dice además que los abogados creen que a Mueller no se le debería permitir legalmente interrogar al presidente sobre algunos aspectos de la investigación.

Trump dijo recientemente que espera responder las preguntas de Mueller bajo juramento. Previamente, cuestionó por qué tal paso sería necesario, ya que rechazó que hubiera una colusión entre su campaña y Rusia y dijo que no obstruyó la justicia al despedir a Comey.

Mueller podría citar oficialmente a Trump si no acepta una solicitud para hablar con los investigadores. El New York Times dijo que los abogados del presidente creen que Mueller podría no estar dispuesto a dar ese paso y entrar en una batalla legal con la Casa Blanca para forzar su testimonio.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG