Enlaces para accesibilidad

Fiscales: Paul Manafort creía que estaba por encima de la ley


Este boceto del tribunal muestra a Paul Manafort, cuarto desde la derecha, parado con sus abogados frente al juez de distrito de EE.UU., T.S. Ellis III, centro detrás, y el jurado seleccionado, sentado a la izquierda, durante la selección del jurado en su juicio en la corte federal de Alexandria, Virginia, el martes 31 de julio de 2018.

Paul Manafort orquestó una conspiración multimillonaria para evadir las leyes fiscales y bancarias de Estados Unidos, dejando un rastro de mentiras mientras vivía un estilo de vida lujoso, dijeron fiscales el martes mientras presentaban su caso contra el ex presidente de la campaña presidencial de Donald Trump.

Durante su discurso de apertura, el fiscal asistente Uzo Asonye dijo al jurado que Manafort se consideraba por encima de la ley ya que canalizaba decenas de millones de dólares a través de cuentas en el extranjero. Ese "ingreso secreto" se usó para pagar gastos personales como un reloj de $ 21,000, una chaqueta de avestruz de $ 15,000 y bienes inmuebles pagados en efectivo por más de $ 6 millones, dijo Asonye.

"Un hombre en este tribunal creía que la ley no se aplicaba a él, no a la ley tributaria, no a la banca", dijo Asonye mientras esbozaba las pruebas reunidas por el equipo del fiscal especial Robert Mueller en el juicio bancario fraudulento y de evasión fiscal contra Manafort.

Es el primer juicio que surge de la investigación de Mueller sobre las posibles relaciones entre la campaña presidencial de Donald Trump y Rusia. Mueller no estuvo presente en la sala del tribunal.

El abogado defensor Thomas Zehnle dijo en su declaración de apertura que Manafort confiaba en que otros llevaran un registro de los millones de dólares que ganaba de su trabajo político ucraniano.

Dejó en claro que socavar la credibilidad de Rick Gates, su ex socio comercial y el testigo estrella del gobierno, es fundamental para la estrategia de la defensa. Zehnle dijo que Manafort, que ganaba millones como consultor político ayudando a funcionarios en otras partes del mundo, confió en Gates y otros, incluida una empresa de contabilidad profesional, para vigilar el dinero.

"El dinero viene rápido. Es mucho, y Paul Manafort confió en que Rick Gates le estaba haciendo un seguimiento ", dijo Zehnle. "Para eso es lo que se le pagaba a Rick Gates".

Advirtió a los miembros del jurado que no se podía confiar en Gates y que era el tipo de testigo que diría todo lo que pudiera para salvarse de una larga sentencia de prisión y una sanción financiera paralizante.

El ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, en un boceto de la sala del tribunal, en el inicio de su juicio por cargos de fraude bancario e impositivo derivados de la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa. Alexandria, Virginia, martes 31 de julio de 2018.
El ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, en un boceto de la sala del tribunal, en el inicio de su juicio por cargos de fraude bancario e impositivo derivados de la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa. Alexandria, Virginia, martes 31 de julio de 2018.

Gates, quien pasó años trabajando para Manafort en Ucrania y también es acusado de ayudarlo a falsificar el papeleo utilizado para obtener los préstamos bancarios, cerró un acuerdo con Mueller a principios de este año. Gates también trabajó como ayudante en la campaña de Trump.

Manafort, que ha estado encarcelado durante casi dos meses, vestía un traje negro y parecía totalmente involucrado con su defensa, susurrando con sus abogados durante la selección del jurado y garabateando notas cuando la acusación comenzó su declaración de apertura.

Antes del comienzo de la selección del jurado el martes, los fiscales presentaron una lista ampliada de sus pruebas documentales, incluidas varias cadenas de correo electrónico entre Manafort y Stephen Calk, presidente del banco de Chicago. La evidencia adicional también parece incluir documentos relacionados con cuentas bancarias en Chipre.

El gobierno tiene la intención de demostrar que Manafort canalizó más de $ 60 millones en ganancias de su consultoría política ucraniana a través de cuentas en el exterior y ocultó una porción "significativa" al IRS.

Asonye dijo que Manafort creó préstamos "falsos", falsificó documentos y mintió a su preparador de impuestos y tenedor de libros para ocultar el dinero, que obtuvo de oligarcas ucranianos a través de una serie de transferencias fraudulentas de la compañía y luego de préstamos bancarios obtenidos fraudulentamente en EE.UU.

Pero Zehnle cuestionó la versión de los fiscales de que Manafort intentaba ocultar sus ganancias almacenando dinero en cuentas bancarias en Chipre. Dijo que el arreglo no era el de Manafort, sino que era el método preferido de pago de los partidarios del partido político ucraniano pro Rusia, que pagaba sus honorarios de consultoría.

Los abogados defensores también buscaron abordar la riqueza de Manafort y las imágenes de un estilo de vida llamativo que se espera que los jurados vean durante el juicio.

"Paul Manafort viajó en círculos que la mayoría de las personas nunca sabrá y ha sido recompensado generosamente por ello", dijo Zehnle. "No discutimos eso".

El juez incluso interrumpió al fiscal durante sus declaraciones de apertura para advertirle que no sugiriera que había algo criminal en ser multimillonario.

"No es un crimen tener mucho dinero y ser despilfarrador en sus gastos", dijo el juez de distrito de EE.UU.,T.S. Ellis III.

Los fiscales no hicieron referencia a Trump en su declaración de apertura ni discutieron de ninguna manera el liderazgo de Manafort de la campaña Trump, o la investigación en curso sobre la posible colusión entre Rusia y los asociados del presidente. A pesar de eso, el caso de Manafort es ampliamente visto como una prueba de la legitimidad de la investigación en curso de Mueller, que Trump ha desestimado como una "caza de brujas".

"La colusión no es un delito, pero eso no importa porque No hubo Colusión (¡excepto por Crooked Hillary y los demócratas)!", escribió Trump el martes temprano.

Se espera que el juicio dure varias semanas.

En la selección del jurado, antes del inicio de la audiencia del martes, el grupo se enfrentó a preguntas de ambos lados y del juez mientras trataban de descartar posibles prejuicios en lo que se ha convertido en una investigación altamente publicitada y políticamente divisiva. Un jurado de seis hombres y seis mujeres finalmente fue seleccionado, junto con cuatro jurados suplentes (tres mujeres y un hombre).

Manafort tiene un segundo juicio programado para septiembre en el Distrito de Columbia. Implica acusaciones de que actuó como agente extranjero no registrado para los intereses de Ucrania e hizo declaraciones falsas al gobierno de EE.UU.

Las otras 31 personas acusadas por Mueller hasta el momento se han declarado culpables o son rusos poco probable que ingresen a un tribunal estadounidense. Tres compañías rusas también han sido acusadas. Una de esas compañías se ha declarado inocente y está combatiendo las acusaciones en una corte federal en Washington.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG