Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: Revisión de antecedentes de ex asesor nunca fue completada


En esta fotografía de archivo, el Secretario del Personal de la Casa Blanca, Rob Porter (segundo desde la derecha) entrega al Presidente Donald Trump, un documento para confirmar al secretario de Defensa, James Mattis, el 20 de enero de 2017. Porter renunció el miércoles 7 de febrero de 2018 tras revelarse acusaciones de golpeó y maltrató a sus dos ex esposas.

La Casa Blanca enfrenta preguntas de por qué siguió empleando a un ayudante clave del presidente Donald Trump, que no recibió una autorización de seguridad permanente luego de que sus dos ex esposas dijeran a investigadores federales que había abusado física y emocionalmente de ellas.

El asistente presidencial Rob Porter, renunció el miércoles después de que apareciera una foto de la primera de sus ex esposas, Colbie Holderness, con un ojo morado que dijo haber sufrido cuando Porter la golpeó en 2005 mientras la pareja estaba de vacaciones en Florencia, Italia.

Porter, un becario de Rhodes y abogado educado en Harvard, se desempeñaba como secretario del personal de la Casa Blanca en la administración Trump. Porter fue ayudante clave del Jefe de Gabinete John Kelly para ayudar a determinar qué artículos y propuestas de políticas le fueron entregadas a Trump para su revisión.

Fotos y videos en los medios mostraron imágenes frecuentes de Porter entregando documentos a Trump para firmar y él ayudó a redactar el reciente discurso de Trump sobre el Estado de la Unión.

CNN informó que Kelly ha sabido desde hace meses de las acusaciones de abuso presentadas contra Porter por Holderness, y por la segunda esposa de Porter, Jennie Willoughby, quien obtuvo una orden de protección de emergencia contra Porter en 2010.

Las mujeres habían detallado sus problemáticos matrimonios con Porter mientras los investigadores del FBI realizaban una verificación de antecedentes de seguridad de rutina, pero solo tenía una autorización de seguridad temporal en la Casa Blanca.
Holderness y Willoughby, dijeron que el abuso constante de su ex marido fue la razón de sus respectivos divorcios.

Después que el Daily Mail, un tabloide británico, reveló primero las acusaciones de abuso de las mujeres esta semana y la relación actual de Porter con la directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, y Kelly lo defendieron.

Kelly emitió una declaración llamando a Porter "un hombre de verdadera integridad y honor. No puedo decir lo suficiente sobre él. Es un amigo, un confidente y un profesional de confianza. Estoy orgulloso de servir junto a él".

Pero después de que la foto de Holderness con el ojo ennegrecido se hiciera pública, Kelly aceptó la renuncia de Porter, aunque no se había establecido una fecha para su salida de la Casa Blanca.

"Me sorprendieron las nuevas acusaciones publicadas hoy contra Rob Porter", dijo Kelly el miércoles por la noche. "No hay lugar para la violencia doméstica en nuestra sociedad. Respaldo mis comentarios anteriores sobre el Rob Porter que he llegado a conocer desde que me convertí en Jefe de Personal, y creo que cada individuo merece el derecho de defender su reputación. Acepté su renuncia hoy y garantizará una transición rápida y ordenada ".

La Casa Blanca rechazó el miércoles comentar sobre el conocimiento previo de Kelly de las acusaciones contra Porter.

Porter, al renunciar, negó las acusaciones de abuso.

"Estas acusaciones escandalosas son simplemente falsas", dijo Porter en un comunicado. "Tomé las fotos que le dieron a los medios hace casi 15 años y la realidad detrás de ellas no está cerca de lo que se describe. He sido transparente y sincero acerca de estas afirmaciones viles, pero no participaré más públicamente con una campaña de desprestigio coordinada".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG