Enlaces para accesibilidad

Trump va al Pentágono en busca de estrategias para combatir al EI

  • Voz de América - Redacción

El presidente Donald Trump saluda al secretario de Defensa James Mattis (izq.) antes de la ceremonia de juramentación de Mattis en el Pentágono.

El mandatario estadounidense también asistió a la ceremonia de juramentación del secretario de Defensa, James Mattis.

El presidente Donald Trump visitó el Pentágono el viernes, para reunirse con los más altos jefes militares de Estados Unidos.

Se espera que las conversaciones incluyan opciones para derrotar al Estado Islámicos usando métodos que en el anterior gobierno eran considerados “inaceptables”, dijeron a la VOA funcionarios de defensa.

A su vez, los comandantes estadounidenses buscan prioridades claras para dirigir la lucha contra ISIS.

Como ejemplo, un funcionario de defensa dijo a la VOA, que la administración Obama tenía dos prioridades: mantener satisfecho a Turquía como aliado y derrotar a ISIS.

El presidente de EE.UU., Donald Trump durante su primera visita oficial al Pentágono, acompañado del vicepresidente Mike Pence y el secretario de Defensa James Mattis.
El presidente de EE.UU., Donald Trump durante su primera visita oficial al Pentágono, acompañado del vicepresidente Mike Pence y el secretario de Defensa James Mattis.

“Cuando todo es una prioridad, nada es una prioridad”, dijo el funcionario a la VOA. “Solo díganos cuál es LA prioridad”, señaló.

Una opción contra el Estado Islámico que podría ser propuesta a Trump es proporcionar armas o incrementar las capacidades del grupo curdo-sirio conocido como YPG.

El apoyo de EE.UU. al grupo es una propuesta delicada, porque Turquía, que es aliado de la OTAN, considera al grupo como una organización terrorista. Sin embargo, las fuerzas curdas componen la mayoría de la fuerza para retomar Raqqa y han demostrado ser muy efectivas contra ISIS en el norte y este de Siria.

Otras opciones para incrementar la lucha contra ISIS podría incluir el proveer apoyo de helicópteros Apache estadounidenses para la batalla por Raqqa, o enviar más tropas estadounidenses a la región.

Soldados iraquíes avanzan hacia el frente de batalla mientras familias huyen en Mosul. Enero 23, 2017. (H. Murdock/VOA)
Soldados iraquíes avanzan hacia el frente de batalla mientras familias huyen en Mosul. Enero 23, 2017. (H. Murdock/VOA)

Los jefes militares posiblemente pedirán a Trump mayor autoridad para dar más espacio a sus comandantes para trabajar en la lucha. Un funcionario de defensa dijo que este cambio podría permitir la delegación en un nivel más bajo a fin de “aliviar la micro-aprobación que ha estado ocurriendo”, y proveer “velocidad y agilidad para formular soluciones adecuadas los problemas en el campo de batalla”.

A una pregunta de la VOA, el funcionario dijo que un ejemplo de la micro-aprobación es cuando el ejército fue autorizado a tener una fuerza de avanzada de exactamente 203 efectivos en Siria, el año pasado.

“Cada una de esas personas tuvo que ser aprobada”, señaló el funcionario.

El mandatario estadounidense felicitó a su secretario de Defensa a través de la red social Twitter.

Si el nuevo gobierno estadounidense hace más flexibles las autorizaciones para los comandantes, “eso sería una equación diferente para un soldado, y posiblemente sería mejor”, agregó.

El general Joseph Votel, comandante del Comando Central de EE.UU., que supervisa las operaciones contra ISIS en Iraq y Siria, no asiste a la reunión de este viernes. Su ausencia apoya las expectativas de funcionarios de defensa de que esta reunión será más bien para solicitar opciones estratégicas que puedan ser anunciadas posteriormente.

La visita de Trump al Pentágono también incluyó la juramentación del nuevo secretario de Defensa, James Mattis.

En declaraciones a periodistas antes de la ceremonia, Trump, dijo que aunque no está de acuerdo con la posición de Mattis en relación a las técnicas de interrogación extremas en enemigos de la nación, la opinión del nuevo jefe del Pentágono estaría por encima de la suya.

Combatiente curdo de las Unidades de Protección del Pueblo(YPG)en Hasaka, Syria. Agosto 21, 2016.
Combatiente curdo de las Unidades de Protección del Pueblo(YPG)en Hasaka, Syria. Agosto 21, 2016.

“Él es un experto. Él es altamente respetado”, dijo Trump, “y por eso voy a confiar en él”.

Mattis ha dicho públicamente que no cree en el uso de la tortura, un método de interrogación que Trump dice “creer que funciona”.

Un importante punto de la reunión entre Trump con Mattis y los jefes militares es discutir la fuerza máxima y equipo necesarios para mejorar el alistamiento para el combate.

El Pentágono anunció el viernes que Mattis ha ordenado revisiones separadas del programa Conjunto de Bombarderos F-35 y el programa del nuevo avión presidencial.

“Este es un paso prudente para incorporar información adicional al proceso de preparación del presupuesto y para informar las recomendaciones del secretario al presidente, respecto a capacidades militares críticas”, dijo el vocero del Pentágono, el capitán de la Armada, Jeff Davis.

Carla Babb, VOA

XS
SM
MD
LG