Enlaces para accesibilidad

Bush y Obama deploran la división política en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Bush deploró la división política del país y dijo que "a veces puede parecer que las fuerzas que nos separan son más fuertes que las fuerzas que nos unen".

Dos expresidentes de Estados Unidos han opinado sobre el estado actual de la política en el país en la era del presidente Donald Trump, aunque ninguno de los lo mencionó por su nombre.

George W. Bush dijo: "El acoso y los prejuicios en nuestra vida pública marcan un tono nacional, otorgan permiso para la crueldad y el fanatismo y compromete la educación moral de nuestros hijos. La única manera de transmitir los valores cívicos es vivirlos en primer lugar".

Sus comentarios los hizo durante un discurso en Nueva York el jueves en el Foro Nacional sobre Libertad, Mercados Libres y Seguridad del Instituto Bush.

Bush deploró la división política del país y dijo que "a veces puede parecer que las fuerzas que nos separan son más fuertes que las fuerzas que nos unen".

“Nuestra política parece más vulnerable a las teorías de la conspiración y las mentiras abiertas. Hemos visto nuestro discurso degradado por crueldad casual", indicó.

"Hemos visto un nacionalismo distorsionado en nativismo, hemos olvidado el dinamismo que la inmigración siempre ha traído a Estados Unidos", afirmó Bush.

"Vemos una pérdida de confianza en el valor de los mercados libres y el comercio internacional, olvidando que los conflictos, la inestabilidad y la pobreza son la consecuencia del proteccionismo. Hemos visto el retorno de los sentimientos de aislamiento, olvidando que la seguridad estadounidense está amenazada directamente por el caos y la desesperación en lugares distantes".

Barack Obama se encargó del asunto en Richmond mientras hablaba en un acto de campaña para el candidato a gobernador de Virginia, el vicegobernador Ralph Northam.

El expresidente pidió a los demócratas rechazar las políticas de división y temor.

"En lugar de que nuestra política refleje nuestros valores, tenemos políticas que infectan a nuestras comunidades", advirtió Obama.

“¿Por qué estamos tratando deliberadamente en no entendernos unos con otros, y ser cruel con unos y otros y rebajarnos mutuamente? Eso no es lo que somos", dijo a varios miles de seguidores.

Añadió que "En lugar de buscar formas de trabajar juntos y hacer las cosas de forma práctica, tenemos personas que deliberadamente intentan enojar a la gente. Satanizar a las personas que tienen diferentes ideas".

Ambos expresidentes han hecho infrecuentes declaraciones políticas, manteniendo la tradición presidencial.

Nueva Jersey y Virginia son los únicos dos estados que tienen elecciones para gobernador este año.

Esas contiendas están siendo seguidas de cerca para ver si los demócratas pueden convertir la resistencia de base contra Trump en victorias electorales después de quedarse cortos este año en cuatro competitivas elecciones parlamentarias especiales.

Las dos elecciones de gobernador y una elección especial en diciembre, en Alabama, para un asiento en el Senado de EE. UU., podrían ser un anticipo de las elecciones legislativas del año próximo, cuando los 435 escaños en la Cámara de Representantes y 33 de los 100 escaños del Senado estarán en juego. Los republicanos actualmente controlan ambas cámaras.

El expresidente Barack Obama hace campaña con el candidato demócrata para gobernador de Virginia Ralph Northam, vicegobernador del estado. Richmond, octubre 19, 2017.
El expresidente Barack Obama hace campaña con el candidato demócrata para gobernador de Virginia Ralph Northam, vicegobernador del estado. Richmond, octubre 19, 2017.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG