Enlaces para accesibilidad

Rostros de las víctimas del tiroteo en Las Vegas


Estas son algunas de las víctimas del fatal tiroteo en Las Vegas. Empiezan a aparecer las historias detrás de cada una de ellas.

A tres días de la peor matanza en suelo estadounidense comienzan a conocerse las historias de la mayoría de las víctimas del ataque en Las Vegas.

Algunos murieron acompañados de familiares y otros de amigos, en medio del terror causado por la lluvia de balas disparada por un apostador y contador jubilado de 64 años desde el piso 32 del hotel y casino Mandalay Bay, frente al cual se realizaba un concierto de música country.

Tributo a las víctimas de la matanza en Las Vegas. Foto: Arturo Martínez, VOA. Oct. 4, 2017
Tributo a las víctimas de la matanza en Las Vegas. Foto: Arturo Martínez, VOA. Oct. 4, 2017

Aquí algunas de las historias de las víctimas.

NICOL KIMURA, soltera de 38 años, fue al festival con un grupo de siete amigos y amigas muy cercanos y fue fatalmente herida segundos después que empezó el tiroteo, dijo Ryan Miller, un empresario y pastor que era parte del grupo.

Kimura vivía en Placencia, en el Sur de California. Trabajaba en una oficina de impuestos del Condado Orange. Le sobreviven sus padres, una hermana. Edwin Chen subió a Twitter un enlace al fondo creado para ayudar a la familia de Nicol.

LAURA SHIPP, de 50 años, se había mudado con su hijo Corey, un reservista de la Infantería de Marina, desde Thousand Oaks, California, a Las Vegas hace pocos años. Ambos eran fans de la música country y habían ido al Harvest Festival juntos, dijo su madre Joyce.

Laura, que trabajaba en una compañía de aire acondicionado, había ido al baño cuando comenzó el tiroteo, dijo Joyce Shipp, “luego de eso nadie la vio”. Corey pasó más de un día tratando de saber qué le había pasado a su madre. Amigos de Corey pidieron ayuda en las redes sociales para encontrarla. Esta foto compartida en Twitter por varias personas, muestra a Laura y Corey en el Festival.

CAMERON ROBINSON, de 28 años, estaba deseoso de asistir al festival con su novio Bobby Eardley, dijo su amigo y colega Brad Jerbic. Robinson, era archivista de la ciudad de Las Vegas y era muy popular en su oficina por su alegre personalidad, dijo Jerbic, representante legal de la municipalidad.

Robinson, que murió en brazos de su novio, que también resultó herido en el tiroteo, se había mudado del sur de Utah hace un año para estar con Eardley y viajaba dos horas todos los días para ir al trabajo.

Amigos de Cameron pidieron oraciones por él y su familia.

MICHELLE VO, de 32 años, era la menor de cuatro hermanos de una familia de San Francisco, California. Trabajaba para la aseguradora New York Life en Pasadena, era fan de los Golden State Warriors el equipo de basquetbol del estado y una muy buena golfista; dijo su hermana Cathy Vo Warren.

Nacida en el Sur de California, ella siempre quería ayudar a los demás, dijo Cathy. “Se necesitaría un poeta para decirlo todo (sobre ella)”, agregó Paul Warren, el esposo de Cathy. Michelle fue sola al concierto y allí se hizo amiga de Kody Robertson, quien estaba con ella cuando le dispararon, y luego ayudó a la familia a encontrarla.

El esposo de una excolega de Michelle puso un sentido mensaje diciendo que "su personalidad y sonrisa iluminaban el lugar dondequiera que ella se encontraba".

JOHN PHIPPEN, de 56 años, tenía seis hijos y siempre estaba dispuesto a escuchar o a tomar una cerveza con un amigo en problemas. “Tenía un corazón muy grande y una personalidad igual…Uno sentía que era amigo desde hace años apenas lo conocías”, escribió Leah Nagyivanayi en una página abierta en GoFundMe en nombre de su amigo para recaudar fondos para la familia.

John, que asistió al concierto con su hijo Travis, un paramédico que resultó herido en el ataque, vivía en Santa Clarita, California. Su hija menor tiene 14 años.​

En Twitter el usuario @biblioventures colocó una foto de John con un enlace que lleva a la cuenta en la página de GoFundMe creada para ayudar a la familia de Phippen.

Sobrevivientes

Cientos de los asistentes al concierto de Jason Aldean en el último día del Harvest Festival (Festival de la Cosecha) donde ocurrió la masacre el domingo 1 de octubre, sobrevivieron al horror.

La Voz de América conversó con dos de ellos, aquí sus testimonios.

La investigación

​A último recuento, las autoridades de Las Vegas informaron el miércoles por la tarde que el número de heridos ha sido reducido a 489 de más de 527 que se manejaba anteriormente, y que 317 ya han sido dados de alta de los hospitales.

Lea - Trump en Las Vegas: "Juntos superaremos la maldad".

Colaboración: Betty Endara, VOA-Washington

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG