Enlaces para accesibilidad

Las Vegas: Siguen sin conocerse los motivos del asesino

  • Voz de América - Redacción

A cinco días de la tragedia la policía continúa tratando de averiguar la razón de la matanza en un concierto de música country en Las Vegas.

La policía de Las Vegas dijo el viernes que aún no se conoce el motivo por el que un hombre mató a por lo menos 58 personas e hirió a cientos más en un concierto al aire libre esta semana.

En conferencia de prensa, el vicealguacil Kevin McMahill, dijo que siguen buscando pistas para averiguar la razón por la que Stephen Paddock disparó a la multitud que asistía un concierto de música country frente al hotel y casino Mandalay Bay.

Según la policía, el asesino no estuvo acompañado en la habitación desde donde lanzó el ataque. La revisión de videos de seguridad ha permitido a las autoridades seguir los pasos de Paddock antes del tiroteo del domingo.

El jueves, se informó que el carro del francotirador, un Hyundai Tucson, fue encontrado en la casa de Reno, donde vivían Paddock y su novia Marilou Danley.

Trabajadores reparan una de las ventanas del hotel Mandalay Bay rota por el asesino Stephen Paddock para perpetrar el ataque que cobró la vida de al menos 58 personas y dejó más de 400 heridas el domingo 1 de octubre de 2017 en Las Vegas.
Trabajadores reparan una de las ventanas del hotel Mandalay Bay rota por el asesino Stephen Paddock para perpetrar el ataque que cobró la vida de al menos 58 personas y dejó más de 400 heridas el domingo 1 de octubre de 2017 en Las Vegas.

En los últimos días se ha conocido que el atacante de Las Vegas hizo reservaciones en hoteles de Las Vegas y Chicago, cercanos a lugares donde se realizaban festivales de música. Según informes de prensa, Paddock reservó dos habitaciones en Chicago en agosto, desde donde se veía el festival Lollapalooza, que anualmente atrae a cientos de miles de fanáticos.

El asesino no ocupó las habitaciones y se desconoce si estuvo en Chicago ese fin de semana.

Paola Bautista, de 39 años, residente de Fontana, California, herida en el ataque de Las Vegas el 1 de octubre de 2017, se recupera en el hospital Sunrise de la ciudad.
Paola Bautista, de 39 años, residente de Fontana, California, herida en el ataque de Las Vegas el 1 de octubre de 2017, se recupera en el hospital Sunrise de la ciudad.

También reservó una habitación en un hotel de Las Vegas desde donde se veía el festival de música alternativa Life is Beautiful, que se realizó una semana antes de la masacre de Las Vegas.

Empleados del hotel Mandalay Bay dicen que el hombre solicitó expresamente una suite en uno de los pisos más altos, desde donde se viera el festival Route 91 Harvest.

Dentro de la habitación se encontraron 23 armas y 12 dispositivos “bump-stocks” que se adaptados a armas semiautomáticas permiten disparar continuamente como una ametralladora. Paddock también instaló cámaras de seguridad mirando hacia el pasillo afuera de la habitación, aparentemente para tratar de vigilar una posible respuesta policial.

Según las autoridades, el hombre disparó unas 200 rondas de munición hacia el pasillo, e hirió a un guardia de seguridad que se acercó a la suite a investigar. El guardia Jesús Campos, un mexicano-estadounidense, al que se ha elogiado como un héroe,llamó de inmediato a la seguridad del hotel y éstos a la policía, lo que permitió ubicar rápidamente al francotirador.

Campos estaba desarmado y pese a su herida, continuó en el pasillo del piso 32 alertando a los demás huéspedes para que se pongan a salvo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG