Enlaces para accesibilidad

Atacante de Las Vegas quiso hacer estallar tanques de combustible

  • Voz de América - Redacción

Dos tanques de combustible de aviación, cercanos al hotel y casino Mandalay Bay de Las Vegas, a los que disparó el atacante del concierto de música country el 1 de octubre, que dejó 58 muertos y centenares de heridos.

Las autoridades de Las Vegas piensan que el hombre que atacó a los asistentes a un concierto de música country en la ciudad hace dos semanas disparó intencionalmente contra un par de tanques de combustible de aviación cercanos.

Joseph Lombardo, el jefe de alguaciles del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, dijo a periodistas el viernes que Stephen Paddock disparó contra los tanques de combustible en el Aeropuerto Internacional McCarran "con la intención" de hacerlos estallar.

Lombardo dijo que el aeropuerto ha estado en contacto con expertos en almacenamiento de combustible que lo han asesorado sobre las medidas adicionales que podría tomar para salvaguardar su suministro.

Señaló que existía una baja probabilidad de que el combustible de aviación pudiera haberse encendido con disparos, porque los tanques permiten la liberación continua de vapores de combustible.

La noticia se conoce cuando la policía continua ordenando los hechos del incidente, en el que Paddock mató a 58 personas e hirió a cientos antes de suicidarse.

Se mantiene cronología

Lombardo dijo que la policía estaba de acuerdo con la línea cronológica que ofrecieron sobre el tiroteo, la cual ha sido cuestionada por funcionarios del Mandalay Bay Resort and Casino, desde donde disparó el pistolero.

Según Lombardo, Paddock comenzó a disparar a la multitud del concierto a las 10:05 p.m. el 1 de octubre. Seis minutos antes, dijo Lombardo, Paddock disparó 200 balas al pasillo fuera de su habitación, hiriendo a un guardia de seguridad.

Los tiempos difieren de los presentados la semana pasada por la policía, cuando dijeron que Paddock disparó al guardia después de abrir fuego contra la multitud.

Funcionarios del Mandalay Bay han disputado la afirmación de que transcurrieron seis minutos entre el enfrentamiento con el guardia de seguridad y el inicio del tiroteo al concierto.

Las autoridades todavía tienen que divulgar un motivo del tiroteo, aunque Lombardo dijo el viernes que una autopsia no había encontrado ninguna anomalía visual en el cerebro del tirador.

El jefe policial dijo que 45 víctimas continúan hospitalizadas después del tiroteo, algunas en estado crítico. Revisó también a 546 el número total de heridos que fueron atendidos por 17 centros de salud del área. De ellos, 501 han sido dados de alta.

Sobre los fallecidos, Lombardo dijo que son 58 y el número podría aumentar debido a la gravedad de algunos de los heridos.

El viernes la empresa de venta de zapatos online Zappos, cuya sede está en Las Vegas, ofreció pagar los funerales de las víctimas.

En un mensaje en las redes sociales, la compañía, que abrió una cuenta de CrowdRise para los afectados, dice que "está trabajando para que sus empleados y la comunidad sean apoyados durante estos difíciles momentos".

"Las Vegas es nuestra casa. Estamos profundamente adoloridos por lo que sucedió el domingo en la noche, y estamos trabajando para que nuestros empleados y la comunidad sean apoyados en este difícil momento. Adicionalmente Zappos está igualando las donaciones hasta, 1 millón de dólares, para ayudar a asistir a las víctimas y a sus familias", dice el mensaje que invita a donar en la cuenta abierta por la empresa para los afectados.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG