Enlaces para accesibilidad

El abogado Michael Avenatti, condenado por tratar de extorsionar a Nike


Michael Avenatti se enfrenta a una posible condena de más de 40 años de prisión. Foto de archivo, del 8 de octubre de 2020.

Un jurado estadounidense declaró el viernes a Michael Avenatti culpable en un juicio en el que se acusaba al famoso abogado de tratar de extorsionar a la empresa Nike millones de dólares y de defraudar a un entrenador de baloncesto juvenil al que representaba.

El abogado era casi desconocido hasta hace dos años cuando comenzó a representar a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels en demandas contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, lo que le valió cientos de apariciones en televisión.

La sentencia de Avenatti está programada para el 17 de junio. Se enfrenta a una posible condena de más de 40 años en prisión.

Los miembros del jurado deliberaron durante dos días y medio para decidir si Avenatti trató de sacudir a Nike amenazando con publicitar acusaciones de que la compañía de indumentaria deportiva realizaba pagos ilegales a las familias de las promesas universitarias de baloncesto. Nike ha negado haber actuado mal.

Los fiscales dijeron que Avenatti, de 48 años, amenazó a Nike con una conferencia de prensa para publicitar los pagos -lo que podría haberle costado a la empresa varios miles de millones de dólares de su valor de mercado- a menos que le pagara a él y a otro abogado hasta 25 millones de dólares para realizar una investigación interna y, además, le ingresara al entrenador 1.5 millones de dólares.

Avenatti, de quien los fiscales dijeron que quería un gran pago para ayudar a cubrir al menos 11 millones de dólares en deudas, también fue acusado de defraudar a su cliente Gary Franklin al no decirle que estaba exigiendo una investigación antes de aceptar un acuerdo.

Franklin testificó que no quería una investigación o conferencia de prensa, prefiriendo un acuerdo tranquilo.

Asimismo, Franklin, reconoció haber contratado a Avenatti después de verlo subir a la fama mientras representaba a Daniels.

Los abogados de Avenatti argumentaron que su cliente había actuado de buena fe e hizo exactamente lo que Franklin quería al exigir una investigación y amenazar con publicidad que pudiera exponer la supuesta corrupción de Nike y dañar su reputación y el precio de sus acciones.

Avenatti también se enfrenta a otros juicios programados esta primavera en Manhattan, por presuntamente defraudar a Daniels con las ganancias de un contrato editorial, y en California, por presuntamente defraudar a varios otros clientes y mentir al Servicio de Impuestos Internos.

Avenatti no testificó en el caso de Nike, después de que su juez dijo que los fiscales podrían interrogarlo sobre sus tratos con otros clientes, sin mencionar los cargos penales.

El acusado está encarcelado en Manhattan desde el 17 de enero, luego de que los fiscales de California dijeron que violó las condiciones de la fianza.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG