Enlaces para accesibilidad

Policía: Calentador dañado causó la muerte estadounidenses en México


La familia Sharp, de Creston, Iowa: Kevin, Amy, Sterling y Adrianna (en brazos), murieron a mediados de marzo asfixiados con gas propano de un calentador de agua dañado en el condominio que habían rentado para vacacionar en Tulum, México.

La policía mexicana informó que un calentador de agua a gas dañado por la humedad causó la causó la muerte de una familia estadounidense que vacacionaba en Tulum, en la Península de Yucatán, en marzo pasado.

Kevin y Amy Sharp y sus hijos de 7 y 12 años Adrianna y Sterling, estadounidenses residentes en Creston, Iowa, habían llegado al complejo de condominios Tao Mexico a mediados de marzo para un semana de vacaciones y se presume que murieron el mismo día que arribaron al departamento.

Según informó Christopher Martínez, el principal investigador del caso para la Procuraduría General de Tulum, al diario Des Moines Register, la autopsia inicial de los Sharp realizada en la vecina población de Playa del Carmen muestra que la familia murió de asfixia a causa de inhalación de gas propano.

"Hubo una filtración, y venía directamente del cuarto de la lavandería", dijo Martínez a través de un intérprete. "La lavandería no tenía ventilación en absoluto".

El investigador agregó que se han enviado muestras a Ciudad de México para análisis complementarios, pero esos resultados no han sido entregados aún a la policía local.

Los cuerpos de la familia fueron encontrados el 23 de marzo a las 3 am, pocas horas después que familiares en Iowa denunciaron su desaparición al Departamento de Estado, que ingresó los nombres de los Sharp en una base de datos de personas desaparecidas y se comunicó con las autoridades mexicanas.

Cuando la policía abrió el calentador de agua para revisarlo encontró que el aparato estaba oxidado, un problema común de los aparatos domésticos en esa zona del Caribe.

El aparato es de la marca Delta Raptor y fue comprado en 2012, según indicaba la garantía que expiró en 2017, explicó el investigador Martínez.

Jana Weland, una prima de los Sharp que hace de vocera de la familia, dijo al Des Moines Register que la familia sabía que el calentador de agua era la posible causa de la fuga de propano que les causó la muerte, pero indicó que no han recibido una notificación oficial al respecto de las autoridades de México o Estados Unidos.

Un comunicado del Departamento de Estado dice que cuando un estadounidense muere en el extranjero, el Departamento asiste en el retorno de los restos, provee un reporte basado en el certificado de fallecimiento local y brinda otros tipos de ayuda si los familiares lo necesitan.

Fotografías que no pueden ser publicadas y que Martínez mostró al Des Moines Register, muestran manchas negras en las paredes y el techo de la lavandería del condominio donde murieron los Sharp, aunque nunca hubo un incendio, dijo el funcionario mexicano.

Los propietarios del condominio no han sido aún identificados públicamente, aunque Weland, la vocera de la familia Sharp ha dicho que les han informado que el departamento fue comprado en 2013 por alguien que reside en Estados Unidos.

La Asociación de Vecino del complejo turístico ha dicho que el propietario del condominio es responsable por el mantenimiento de la unidad.

Por otro lado, la policía cree que la familia fallecida estuvo en la playa el día de su llegada a Tulum. Dijo que el vehículo que habían alquilado estaba lleno de arena y piensan que los Sharp regresaron de la playa para bañarse y descansar.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG