Enlaces para accesibilidad

Trump abierto a un camino a la ciudadanía para "soñadores"


El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla con periodistas en la Casa Blanca antes de partir al Foro Económico Mundial de Davos.

El presidente Donald Trump esbozó el miércoles el marco para un proyecto de ley de inmigración que revelará la próxima semana, diciendo por primera vez que está abierto a otorgar la ciudadanía a los inmigrantes que ingresaron de forma indocumentada al país cuando eran niños.

“Vamos a transformarla en eso. Va suceder en algún momento en el futuro”, dijo Trump en una conversación improvisada con los periodistas antes de partir hacia el Foro Económico Mundial de Davos.

"Va a suceder, en un período de 10 a 12 años. Si alguien ha hecho un gran esfuerzo y trabajado duro, mantiene el incentivo de hacer un gran esfuerzo… yo creo que es bueno tener un incentivo, luego de un período de años, poder convertirse en ciudadano”, agregó.

El plan de la Casa Blanca estaría condicionado a conseguir $25.000 millones de dólares para construir un muro en la frontera con México y $5.000 millones para mejoras adicionales en la seguridad fronteriza, además de otras medidas que limitarían la inmigración basada en los lazos familiares y eliminaría —o reemplazaría— la lotería de visas.

Sus comentarios coincidieron con los esfuerzos de unos 35 legisladores de ambos partidos que el miércoles continuaban sus esfuerzos por resolver el enfrentamiento de larga data sobre el destino de los jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers”, que contribuyó a una breve paralización del gobierno federal esta semana.

Trump ha dicho que las protecciones para los dreamers expirarán el 5 de marzo a menos que el Congreso apruebe una nueva ley, pero afirmó a los periodistas que, aunque no podría asegurar que va a extender ese plazo si los legisladores no pueden llegar a un acuerdo antes de esa fecha, “ciertamente tengo la potestad de hacerlo si quiero”, dijo a los reporteros.

Cuando los periodistas siguieron insistiendo en la angustia de los dreamers ante ese plazo, el presidente dijo “díganles que no se preocupen”, pero agregó que abordar el estatus de sus padres, que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos, era “complejo”.

"Gran avance"

Un plan bipartidista presentado al presidente la semana pasada por el senador republicano Lindsey Graham y su colega demócrata Richard Durbin contemplaba otorgar estatus legal a los padres de los dreamers, renovable cada tres años, pero no la residencia permanente ni la ciudadanía.

No obstante, Graham dijo que los comentarios del presidente indican un gran avance. “El apoyo del presidente Trump a una vía hacia la ciudadanía nos ayudará a obtener fuertes medidas de seguridad fronteriza mientras trabajamos para modernizar un sistema de inmigración que no funciona”, dijo en un comunicado.

“Con esta fuerte declaración del presidente Trump, nunca me he sentido mejor respecto a nuestras posibilidades de encontrar una solución al tema de la inmigración”, agregó.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron posteriormente que la propuesta de ciudadanía para los dreamers estaría limitada a los casi 700,000 jóvenes que estaban enrolados en el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, cuando éste fue terminado el año pasado.

Los demócratas y algunos republicanos quieren extender esa protección legar a un grupo más grande de hasta 1,7 millones de posibles beneficiarios, que contempló el proyecto de ley original, el Dream Act, que nunca fue aprobado.

Senadores trabajan en medida de compromiso

Los senadores de ambos partidos dicen que van a tratar de redactar un proyecto de ley de inmigración por consenso que el Senado utilizaría para comenzar el debate a principios del próximo mes.

Más de 30 senadores se reunieron en privado el miércoles cuando la Cámara Alta reanudó su campaña para producir un proyecto de ley bipartidista que proteja a cientos de miles de jóvenes inmigrantes de la deportación e impulse la seguridad fronteriza.

El senador John Cornyn de Texas, segundo líder republicano del Senado, y su contraparte demócrata, el senador Richard Durbin de Illinois, dicen que usarán la opinión de sus colegas para intentar escribir una medida de compromiso.

Entre las diferencias que deberán resolver están cuántos inmigrantes cubrirán, qué camino a la ciudadanía crearían y cuánto proporcionar para la seguridad fronteriza.

Guía para los legisladores

La Casa Blanca lanzará un marco legislativo sobre inmigración el lunes, informó la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. Será una guía para los legisladores "que representa un compromiso que los miembros de ambas partes pueden apoyar", dijo Sanders.

Las reformas "se formularon en coordinación con oficiales de la ley y funcionarios públicos de carrera que saben lo que es necesario para mantener a Estados Unidos a salvo", dijo Sanders durante la rueda de prensa diaria del miércoles.

La administración se negó a proporcionar detalles, pero dice que la propuesta se basa en cuatro cuestiones fundamentales: Asegurar la frontera y cerrar vacíos legales; poner fin a la migración de la cadena de familias extendidas; cancelar la lotería de visas; y proporcionar una solución permanente al programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), que ha permitido que algunos de los que ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos como menores de edad eviten la deportación y sean elegibles para un permiso de trabajo.

El marco, de acuerdo con la secretaria de prensa, toma en cuenta las conversaciones "con docenas" de miembros de la Cámara y el Senado de ambas partes.

La portavoz presidencial dijo que la Casa Blanca alentará al Senado a llevar la propuesta "al pleno", y agregó que: "El presidente quiere liderar en este tema".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG