Enlaces para accesibilidad

Secretaria de Justicia Interina ordena no defender orden ejecutiva sobre refugiados

  • Voz de América - Redacción

Sally Yates asumió como Secretaria de Justicia interina, cuando Loretta Lynch, dejó el cargo al final del gobierno de Barack Obama.

"Mientras yo sea Procuradora General Interina, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en favor de la Orden Ejecutiva", dijo Sally Yates en una carta a abogados de la agencia.

La secretaria de Justicia interina de Estados Unidos, Sally Yates, una funcionaria nombrada al cargo durante el pasado gobierno de Barack Obama, informó que ha ordenado a los abogados del Departamento no defender la orden ejecutiva del presidente Donald Trump sobre refugiados, mientras ella permanezca a cargo de la entidad.

En un memorando enviado el lunes, publicado por The New York Times, Yates dice que no está convencida de que la orden de Trump es legal o de que su defensa es consistente con la obligación del Departamento de “siempre buscar justicia y defender lo que es correcto”.

Traducción al español del texto de la carta.

“El 27 de enero, 2017, el presidente firmó una Orden Ejecutiva relacionada con inmigrantes y refugiados de ciertos países de mayoría musulmana. La orden ahora ha sido desafiada en varias jurisdicciones. Como Procuradora General Interina, es mi responsabilidad mayor determinar la posición del Departamento de Justicia en esas acciones.

Mi papel es diferente al de la Oficina de Asesoría Legal (OLC), la cual, en gobiernos de ambos partidos, ha revisado la forma y legalidad de las Órdenes Ejecutivas antes de que sean emitidas. La revisión de la OLC es legal en su anverso y adecuadamente formulada. Su revisión no toma en cuenta declaraciones hechas por una administración o sus sustitutos antes de emitir una Orden Ejecutiva que pueda afectar el propósito de la orden. Y es importante (destacar que) no explica si cualquier política elegida utilizada en una Orden Ejecutiva es acertada o justa.

De igual manera, en un proceso judicial, los abogados de la División Civil de DOJ (Departamento de Justicia) están encargados de preparar razonables argumentos legales que puedan hacerse para respaldar una Orden Ejecutiva. Pero mi papel como líder de esta institución es diferente y más amplio. Mi responsabilidad es asegurar que la posición del Departamento de Justicia sea no solo legalmente defendible, sino informada por nuestra mejor opinión de lo que dice la ley después de considerar todos los hechos. Adicionalmente, soy responsable de asegurar que las posiciones que tomemos en la corte sigan siendo consistentes con la solemne obligación de esta institución de siempre buscar justicia y defender lo que es correcto. En este momento, no estoy convencida de que la defensa de la Orden Ejecutiva sea consistente con esas responsabilidades ni estoy convencida de que la Orden Ejecutiva es legal.

Consecuentemente, mientras yo sea Procuradora General Interina, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en favor de la Orden Ejecutiva, a menos y hasta que yo me convenza de que es lo apropiado de hacer”.

Manifestantes protestan frente a la Corte Suprema de Justicia la orden ejecutiva del presidente Trump que prohíbe entrar al país temporalmente a refugiados de siete países.
Manifestantes protestan frente a la Corte Suprema de Justicia la orden ejecutiva del presidente Trump que prohíbe entrar al país temporalmente a refugiados de siete países.

Yates asumió interinamente como Secretaria de Justicia, cuando Loretta Lynch, dejó el cargo al final del gobierno de Barack Obama.

Yates fue nombrada al cargo de Subsecretaria de Justicia en 2015, y la administración Trump le pidió que se quedara hasta que el nuevo Secretario de Justicia o Procurador General del país sea confirmado por el Senado.

La orden del lunes, es mayormente simbólica, porque el senador de Alabama, Jeff Sessions, es muy probable que sea confirmado por sus colegas del Senado.

La Casa Blanca defendió nuevamente este día la orden ejecutiva sobre refugiados, indicando que solo una pequeña fracción de quienes ingresaron a territorio estadounidense desde el viernes han sido afectados.

El vocero presidencial Sean Spicer dijo a periodistas que 109 personas han sido impedidas de ingresar al país de los 325.000 extranjeros que llegaron en un solo periodo de 24 horas desde que la prohibición fue impuesta.

XS
SM
MD
LG