Enlaces para accesibilidad

Republicanos rebeldes buscan forzar voto sobre inmigración


Partidarios de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) bloquean una intersección cerca del Capitolio de EE.UU. en apoyo a los amparados por el programa federal, el 5 de marzo de 2018, en Capitol Hill en Washington.

Un grupo separatista de republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos planea el miércoles desafiar a sus líderes y unirse a los demócratas en un intento de forzar una acción sobre una legislación que protegería a los inmigrantes ilegales jóvenes de la deportación.

La extraña medida podría desencadenar un debate en la Cámara de Representantes el próximo mes sobre cuatro proyectos de ley para reemplazar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), al cual se opone el presidente Donald Trump, y potencialmente romper un estancamiento en el Congreso sobre inmigración.

El Congreso ha luchado durante años para reformar la ley de inmigración, un punto muerto sobre un tema que Trump explotó con gran efecto en la campaña presidencial de 2016 y que ya es clave en las carreras que se celebrarán en las elecciones legislativas de noviembre.

Bajo el esfuerzo bipartidista, cualquiera de los cuatro proyectos de ley obtiene la mayoría de los votos, y al menos una mayoría de la Cámara, sería enviada al Senado para su consideración.

Los partidarios de la Cámara de Representantes piensan que si logran la hazaña legislativa, suficientes miembros del Senado votarán por un proyecto de ley bipartidista para garantizar su aprobación. Trump ha demostrado ser errático y muchos legisladores han dejado de predecir si firmaría o vetaría la legislación.

El legislador republicano por Florida, Carlos Curbelo, habla con periodistas de camino a una reunión de legisladores republicanos en el Capitolio en Washington. Mayo 2, 2017.
El legislador republicano por Florida, Carlos Curbelo, habla con periodistas de camino a una reunión de legisladores republicanos en el Capitolio en Washington. Mayo 2, 2017.

Hasta el momento, cerca de dos docenas de los 236 republicanos de la Cámara han manifestado su apoyo a la iniciativa, incluidos los representantes Jeff Denham de California, Carlos Curbelo de Florida y Will Hurd de Texas, cuyos distritos tienen poblaciones hispanas. Ellos esperan moverse procesalmente para forzar votos en cuatro proyectos de ley en competencia.

Junto con un fuerte respaldo demócrata, la iniciativa tiene una coalición potencialmente poderosa detrás de esto.

Un grupo de miembros republicanos de la Cámara ha programado una conferencia de prensa para más tarde el miércoles para discutir sus planes.

Desde que asumió el cargo en enero de 2017, Trump se ha movido en varios frentes para reprimir la inmigración legal e ilegal.

En septiembre pasado anunció que terminaría el programa DACA 2012 del ex presidente demócrata Barack Obama, que ha protegido de la deportación a unos 800,000 indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos de manera ilegal cuando eran niños, principalmente de México y América Central.

Los movimientos en el Congreso para reemplazar DACA con legislación que les permite vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos colapsaron en el Senado en febrero. Los tribunales están revisando la terminación del programa de Trump.

Legislador Paul Ryan, republicano por Wisconsin, presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU.
Legislador Paul Ryan, republicano por Wisconsin, presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU.

​Hasta el momento, cerca de dos docenas de los 236 republicanos de la Cámara han manifestado su apoyo a la iniciativa, incluidos los representantes Jeff Denham de California, Carlos Curbelo de Florida y Will Hurd de Texas, cuyos distritos tienen poblaciones hispanas. Ellos esperan moverse procesalmente para forzar votos en cuatro proyectos de ley en competencia.

Junto con un fuerte respaldo demócrata, la iniciativa tiene una coalición potencialmente poderosa detrás de esto.

Un grupo de miembros republicanos de la Cámara ha programado una conferencia de prensa para más tarde el miércoles para discutir sus planes.

Desde que asumió el cargo en enero de 2017, Trump se ha movido en varios frentes para reprimir la inmigración legal e ilegal.

En septiembre pasado anunció que terminaría el programa DACA 2012 del ex presidente demócrata Barack Obama, que ha protegido de la deportación a unos 800,000 indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos de manera ilegal cuando eran niños, principalmente de México y América Central.

Los movimientos en el Congreso para reemplazar DACA con legislación que les permite vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos colapsaron en el Senado en febrero. Los tribunales están revisando la terminación del programa de Trump.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG