Enlaces para accesibilidad

Trump busca aprovechar victoria fiscal pese a débiles encuestas


El presidente Donald J. Trump muestra un documento el día de la firma de la Ley de Recorte y Reforma de Impuestos en la Oficina Oval, el 22 de diciembre de 2017.

Este año, 2018, promete ser un desafío y una oportunidad para el presidente Donald Trump, tanto a nivel nacional como en el extranjero.

Trump espera aprovechar su victoria sobre los recortes de impuestos a fines del año pasado. Pero el presidente y sus aliados republicanos en el Congreso probablemente enfrentarán fuertes vientos políticos este año previo a las elecciones parlamentarias de mitad de período de noviembre.

Incluso mientras mira hacia su segundo año en el cargo, a Trump le gusta recordarles a todos acerca de la victoria del mes pasado en una ley de impuestos.

Va a ser difícil superar el año que acabamos de abandonar porque lo que tuvimos el año pasado fue algo muy especial, especialmente para culminar con los tremendos recortes tributarios y la reforma tributaria", dijo recientemente Trump a los periodistas.

El presidente Donald Trump celebra con los republicanos del Congreso la aprobación de la Ley de Recorte y Reforma de Impuestos.
El presidente Donald Trump celebra con los republicanos del Congreso la aprobación de la Ley de Recorte y Reforma de Impuestos.

Aumento de impuestos

Los líderes republicanos del Congreso, incluido el presidente de la Cámara, Paul Ryan, preferirían hablar de política, no de personalidad, especialmente a raíz de la victoria en la reducción de impuestos.

"Hay personas que simplemente se acercan a nosotros y dicen: 'Esto está funcionando, obtengo más cheques de pago, recibí una bonificación' o 'Estoy expandiendo mi pequeña empresa y voy a contratar a más personas'. "Así que eso es emocionante".

Los analistas dicen que el furor por el libro una vez más ha agudizado la división política sobre el presidente.

"Lo que creo que hará el libro es ajustarse a nociones preexistentes para algunas personas de que el presidente es mentalmente inestable o está teniendo problemas con el declive (de salud)", dijo el académico de la Institución Brookings John Hudak. "Pero para los seguidores del presidente, este libro será visto como una invención y como algo que no se debe tomar en serio".

Baja aprobación de Trump

A pesar de la victoria en impuestos, Trump sigue siendo históricamente impopular para un presidente de primer año.

El presidente Donald Trump durante un evento político en Phoenix, Arizona. Agosto 22 de 2017
El presidente Donald Trump durante un evento político en Phoenix, Arizona. Agosto 22 de 2017

La última encuesta de la Universidad de Quinnipiac, esta semana, encontró su índice de aprobación en un 36 por ciento, mientras que el 59 por ciento desaprueba su presidencia. La encuesta también halló que los votantes prefieren que los demócratas tomen el control del Congreso el próximo año por un margen de entre 52 y 35 por ciento.

Varios legisladores republicanos veteranos han anunciado su retiro en las últimas semanas, lo que se suma a lo que muchos expertos predicen que será una ola demócrata en noviembre.

"Creo que los republicanos tendrán que confrontar el hecho de que hay más entusiasmo en el lado demócrata que quizás haya en el lado republicano, en parte porque el presidente Trump es y sigue siendo bastante impopular", dijo Molly Reynolds de Brookings.

El New York Times señaló esta semana que cuando la aprobación de un presidente está por debajo del 50 por ciento, el partido del presidente tiene una pérdida promedio de 40 escaños en la Cámara a mitad de período. Los demócratas necesitan una ganancia neta de 24 escaños en la Cámara para retomar el control de esa cámara, y dos escaños para obtener la mayoría en el Senado.

Trump aún tiene confianza en sí mismo como activista, y el experto de Northeastern University, Costas Panagopoulos, dijo que el presidente podría estar energizado para hacer una campaña agresiva en las elecciones de mitad de período a finales de este año.

"Aquí es donde vemos a Trump sobresalir la mayoría, o al menos, su pasión y su interés parecen estar en el juego (de la política), en el proceso de la campaña", dijo Panagopoulos en una entrevista por Skype.

Otros analistas ven el estilo de liderazgo caótico del presidente como un añadido a sus desafíos en 2018.

"Creo que cualquiera que piense que el primer año de la presidencia de Trump fue temporario y que los últimos tres años se transformarán en esta atmósfera madura y de estadista, es una broma", dijo Hudak de Brookings. "Donald Trump se enorgullece de la idea de que lo que ves es lo que obtienes y creo que lo has visto durante el último año es lo que vas a obtener para los próximos tres".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG