Enlaces para accesibilidad

"Putin ordenó una campaña para influenciar las elecciones de EE.UU."


Primera página del Informe de Análisis Conjunto del Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento Federal de Investigaciones, sobre la presunta influencia rusa en las elecciones de Estados Unidos.

"Podemos afirmar además que Putin y el gobierno ruso desarrollaron una clara preferencia por el presidente electo Trump", dice el informe.

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó en 2016 “una campaña para influenciar” la elección presidencial de Estados Unidos con el objeto de socavar el proceso democrático y denigrar a la candidata demócrata Hillary Clinton, informaron las agencias de inteligencia de la nación en un reporte desclasificado el viernes.

Los objetivos de Rusia eran socavar la fe del público en el proceso democrático estadounidense, denigrar a la exsecretaria Clinton, dificultar su triunfo y perjudicar su presidencia si ganaba, indica el reporte desclasificado dado a conocer por la máxima agencia de espionaje de Estados Unidos.

“Creemos que el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una campaña en 2016 para influenciar la elección presidencial de Estados Unidos”, dice el informe. “Además, pensamos que Putin y el gobierno ruso desarrollaron una clara preferencia por el presidente electo Trump. Estamos muy seguros de estas afirmaciones”, señala el documento.

Las agencias creen que la inteligencia militar rusa usó intermediarios como WikiLeaks, DCLeaks.com y personal de Guccifer2.0 para revelar los correos electrónicos que robó al Comité Nacional Demócrata (DNC) e importantes demócratas como parte de la campaña. Agrega que la operación buscó “objetivos asociados con los dos principales partidos políticos”.

El reporte asegura que tiene “gran confianza” al decir que GRU, la agencia de inteligencia militar de Rusia, había usado a esos intermediarios para publicar “los datos de víctimas estadounidenses obtenidos en operaciones cibernéticas y en exclusivas a medios de prensa y entregar material a WikiLeaks”.

El fundador de WikiLeaks Julian Assange ha dicho que no recibió los correos electrónicos robados al DNC y al máximo asesor de Hillary Clinton, John Podesta, de “una nación”. Assange no descartó la posibilidad de que obtuvo el material a través de terceros. Según el informehackers rusos no atacaron los sistemas de contabilización de votos en Estados Unidos.

El reporte fue producido por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Departamento Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Trump, que tiene una difícil relación con las agencias de espionaje estadounidenses, defendió la legitimidad de su victoria electoral después de recibir un informe de casi dos horas sobre la conclusión de esos entes de que Rusia estuvo detrás de los ataques cibernéticos de la campaña de 2016.

Con información de Reuters

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG