Enlaces para accesibilidad

Trump defiende resultado de elección tras recibir informe de inteligencia


Donald Trump prometió que en su gobierno no se darán a conocer las herramientas y técnicas que se usarán para luchar contra ataques cibernéticos.

Creará equipo que en 90 días debe presentarle un plan para prevenir ataques cibernéticos contra el país.

El presidente electo Donald Trump dijo el viernes que el resultado de la elección de 2016 no fue afectado por ataques cibernéticos, después de que agencias de inteligencia le informaran sobre su conclusión de que Rusia estaba detrás de los hackeos ocurridos durante la campaña.

Trump, que horas antes había descartado la controversia calificándola como “una cacería política de brujas”, emitió luego una declaración cuyo principal objetivo pareció ser esquivar preguntas sobre la legitimidad de su victoria del 8 de noviembre sobre la demócrata Hillary Clinton.

Trump dijo que “Rusia, China, otros países, grupos y gente extranjera” parecen atacar las instituciones estadounidenses, incluido el Comité Nacional Demócrata. “No hubo absolutamente ningún efecto en el resultado de la elección, incluido el hecho de que no hubo fraude de ningún tipo en las urnas”, señaló.

El magnate neoyorquino, que será investido como presidente el 20 de enero, anunció que establecerá un equipo que deberá entregarle un plan dentro de 90 días, después de que él asuma el mando, sobre cómo prevenir ataques cibernéticos, pero sugirió que no dará a conocer las recomendaciones.

“Los métodos, herramientas y tácticas que usaremos para proteger a Estados Unidos no deben ser tema de discusión pública que beneficie a aquellos que nos quieren hacer daño”, afirmó Trump.

Rusia niega las acusaciones del gobierno estadounidense de que es responsable del hackeo durante la campaña electoral.

El informe de inteligencia a Trump coincide con un momento de profundas tensiones entre las agencias de espionaje de Estados Unidos y el presidente electo, quien ha desdeñado las conclusiones de las agencias de que los ataques cibernéticos de Rusia tuvieron como objetivo interferir en la elección hackeando las instituciones del Partido Demócrata y el personal de la campaña Clinton.

Durante una entrevista telefónica con el diario The New York Times, antes de recibir el informe de inteligencia, Trump desdeñó la controversia, diciendo que: “China, relativamente hace poco hackeó 20 millones de nombres de funcionarios del gobierno”, en referencia al robo de información de la banca de datos de la Oficina de Manejo de Personal (OPM) ocurrida en 2014 y 2015. “¿Cómo es que nadie habla sobre eso? Esto es una cacería política de brujas”, afirmó.

El cuestionamiento de Trump a las conclusiones de las agencias de inteligencia ha indignado a legisladores demócratas y republicanos. El senador John McCain y el senador Lindsey Graham, ambos republicanos, que participaron en una audiencia del senado con los jefes de las agencias de espionaje de Estados Unidos el jueves, han instado a que se realicen más investigaciones sobre el tema.

Con información de Reuters

XS
SM
MD
LG