Enlaces para accesibilidad

EEUU cancela visas de trabajo para Haití, Belice y Samoa


Solo unas pocas docenas de haitianos ingresaron a Estados Unidos con estas visas cada año desde que el gobierno de Barack Obama les dio permiso para hacerlo en 2012, según datos del DHS.

El gobierno de Estados Unidos anunció que los haitianos ya no serán elegibles para solicitar visas de trabajo no especializado o de bajo nivel de destreza conocidas como las visas H-2A y H-2B.

Este programa de visas para haitianos tenía el propósito de emplearlos en Estados Unidos después del catastrófico terremoto de 2010.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, pos sus siglas en inglés) anunció el cambio hace menos de una semana después que el presidente Trump cuestionara a los legisladores en una reunión en la Oficina Oval de por qué EE.UU. querría recibir a inmigrantes de Haití y naciones africanas, refiriéndose a ellos como “países de m…”, aunque el presidente estadounidense ha negado haber dicho esa palabra.

A través de un comunicado, el DHS dijo que estaba eliminando a Haití de la lista de más de 80 países cuyos ciudadanos pueden recibir este tipo de visas temporales para labores en la agricultura y otras industrias.

Las razones fueron que habían encontrado altos niveles de fraude y abuso por parte de haitianos con estas visas y una alta tasa de incumplimiento en cuanto a los términos de vencimiento de dichas visas.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Katie Waldman, dijo a la Voz de América que la decisión de cancelar este tipo de visas para los haitianos también aplica a los países de Belice y Samoa, y que fue el resultado de una coordinación entre el DHS y el Departamento de Estado.

Un informe de DHS publicado el año pasado estableció que el 40 por ciento de los haitianos con una variedad de visas de no inmigrante, que incluye las H-2A y H-2B, se quedaban en el país más del tiempo estipulado en su visa.

En el caso de Belice y Samoa las razones fueron los riesgos derivados de la trata de personas y por no retirar a sus ciudadanos con orden de deportación de Estados Unidos, respectivamente.

Solo unas pocas docenas de haitianos ingresaron a Estados Unidos con estas visas cada año desde que el gobierno de Barack Obama les dio permiso para hacerlo en 2012, según datos del DHS.

Sesenta y cinco haitianos ingresaron a Estados Unidos con visas H-2A, otorgadas para trabajos agrícolas, en el año fiscal 2016, según datos del DHS, y 54 haitianos recibieron visas H-2A por parte del Departamento de Estado entre marzo y noviembre de 2017. El número de haitianos que ingresaron en 2016 con visas H-2B, que son para trabajo estacional no agrícola, fue más de cero, pero demasiado bajo para informar, según el DHS.

Los partidarios de las visas dicen que le dieron a los haitianos una rara oportunidad de trabajar legalmente en Estados Unidos, contribuir a la economía de EE.UU. y ayudar a financiar la recuperación de Haití después del terremoto, que mató a más de 200,000 personas.

"Están cortando la visa más beneficiosa económicamente más beneficiosa para el pueblo haitiano", dijo Sarah Williamson, fundadora de PTP Consulting, una consultora con sede en Virginia que dirigía un programa piloto para traer a los haitianos a Estados Unidos con las visas en mención.

"Aunque no muchas personas han podido aprovecharlo ha sido tremendamente transformador para quienes han participado", agregó Williamson.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG