Enlaces para accesibilidad

Sessions niega haber mentido sobre Rusia, dice que no recuerda todo

  • Voz de América - Redacción

El secretario de Justicia, Jeff Sessions, habla durante una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes en Washington. Nov. 14, 2017.

WASHINGTON (AP) _ El fiscal general Jeff Sessions mostró el martes una borrosa memoria de las discusiones y tratos de la campaña Trump con los rusos en las elecciones de 2016, negando haber mentido alguna vez al Congreso sobre esos contactos, pero culpando al caos de la contienda por nublar sus recuerdos .

Durante más de cinco horas de testimonio ante el Congreso, Sessions trató de explicar las contradicciones aparentes en sus relatos anteriores al citar la naturaleza agotadora de la campaña de Donald Trump por la Casa Blanca. También negó bajo reiterados cuestionamientos de los demócratas que Trump le haya influenciado.

Pero después de decir bajo juramento meses atrás que no sabía de ninguna relación entre la campaña y Rusia, Sessions reconoció por primera vez que el arresto de un asesor de campaña de bajo nivel le recordó después de todo una reunión en la que el asistente, George Papadopoulos , propuso arreglar una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

"Después de leer su declaración y hasta donde recuerdo '', dijo Sessions al Comité Judicial de la Cámara de Representantes, "creo que quise aclararle que no estaba autorizado a representar la campaña ante el gobierno ruso ni ante ningún otro gobierno extranjero para ese asunto".

"Pero no recuerdo este evento, que ocurrió 18 meses antes de mi testimonio de hace unas semanas'', agregó, "y con mucho gusto habría informado si lo hubiera recordado porque rechacé su sugerencia que pensé podía ser inapropiada".

Papadopoulos fue arrestado por el FBI y se declaró culpable el mes pasado de mentir a las autoridades sobre sus propios contactos extranjeros durante la campaña. Esa declaración de culpabilidad fue producto de una amplia investigación criminal liderada por el exdirector del FBI Robert Mueller, quien como fiscal especial del Departamento de Justicia está investigando si la campaña de Trump coordinó con Rusia para influir en el resultado de las elecciones presidenciales de 2016 y si el despido de James Comey como director del FBI fue un esfuerzo para obstruir la justicia.

Durante la campaña de Trump, Sessions, entonces un senador de Alabama, dirigió un consejo asesor de política exterior de campaña en el que trabajó Papadopolous. El fiscal general ha tenido problemas desde enero para responder preguntas sobre sus propios contactos extranjeros y sobre su conocimiento de los esfuerzos de contacto rusos durante la campaña electoral.

Cada audiencia del Congreso, incluida la del martes, se ha centrado en los propios recuerdos de Sessions, y él se retiró en marzo de la investigación del Departamento de Justicia sobre la intromisión electoral después de reconocer dos encuentros no revelados previamente durante la campaña con el embajador ruso en los Estados Unidos.

Las preguntas para Sessions solo se han profundizado desde la declaración de culpabilidad del mes pasado de Papadopoulos y las recientes declaraciones a los investigadores del Congreso por otro asesor de política exterior, Carter Page, quien dijo que alertó a Sessions el año pasado sobre un viaje que planeaba hacer a Rusia durante la campaña.

Sessions insistió el martes en que no recordaba esa conversación con Page, y pareció incrédulo a veces de que se podía esperar que recordara los detalles de las conversaciones de hace más de un año.

"En todos mis testimonios, solo puedo hacer mi mejor esfuerzo para responder a todas sus preguntas tal como las entiendo y hasta donde recuerdo", dijo al Comité Judicial de la Cámara de Representantes. "Pero no aceptaré y rechazaré las acusaciones de que alguna vez mentí. Eso es una mentira".

Sessions insistió en que su historia nunca había cambiado y que nunca había sido deshonesto. Pero también sugirió al comité que no era justo esperar que recordara "quién dijo qué o cuándo" durante la campaña.

"Fue una campaña brillante, creo, de muchas maneras, pero fue una forma de caos todos los días desde el primer día'', dijo Sessions. "Viajábamos varias veces a varios lugares en un día. El sueño era escaso y yo todavía era un senador de tiempo completo ... con un horario muy completo ".

La audiencia de supervisión se dividió a lo largo de rígidas líneas partidarias.

Los republicanos, alentados por el anuncio el día antes de que el Departamento de Justicia podría estar abierto a un nuevo fiscal especial para investigar una transacción comercial de la era Obama contra la que el propio Trump ha protestado, desafiaron repetidamente los fundamentos de la investigación de Mueller. Los demócratas lo interrogaron sobre las crecientes explicaciones sobre cuánto sabía de la comunicación durante la campaña entre los socios de Trump y los intermediarios del gobierno ruso.

Un día antes, el Departamento de Justicia dijo que Sessions había ordenado a los fiscales federales investigar si ameritaba que un fiscal especial investigara las acusaciones de que la Fundación Clinton se benefició de una transacción de uranio que involucró a una compañía respaldada por Rusia durante la administración Obama.

El martes, Sessions dijo que cualquier revisión se haría sin tener en cuenta consideraciones políticas.

"Un presidente no puede influenciar indebidamente una investigación", dijo Sessions en respuesta a las preguntas del principal demócrata del comité, el representante John Conyers de Michigan.

"Y no he sido influenciado indebidamente y no estaría indebidamente influenciado '', agregó. "El presidente dice lo que piensa. Es audaz y directo sobre lo que dice, pero la gente lo eligió. Y nosotros cumplimos con nuestro deber todos los días sobre la base de la ley y los hechos ''.

La audiencia tiene lugar después de que el expresidente de la campaña presidencial de Trump, Paul Manafort, y Rick Gates, exsocio comercial de Manafort, fueran acusados el mes pasado por un gran jurado federal en la investigación sobre la intromisión rusa en las elecciones estadounidenses.

Robert Goodlatte, republicano por Virginia, preside la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU.
Robert Goodlatte, republicano por Virginia, preside la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU.

El presidente de la Comisión, Robert Goodlatte, pidió a Sessions en julio que nombrara un fiscal especial para investigar a la Fundación Clinton, además de temas vinculados al uso por parte de Hillary Clinton de un sistema privado de emails mientras se desempañaba como Secretaria de Estado, alegaciones de colusión entre su campaña y el Comité Nacional Demócrata y la compra durante el gobierno del presidente Barack Obama de minas de uranio estadounidenses por parte de una compañía respaldada por Rusia.​

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG