Enlaces para accesibilidad

Hastert transferido de la cárcel en anticipación a liberación

  • Voz de América - Redacción

Dennis Hastert, expresidente republicano de la Cámara de Representantes, fue liberado de una prisión de Minnesota a una oficina de administración de reingresos sociales, antes de su liberación el 16 de agosto.

El ex presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Dennis Hastert, fue trasladado de una prisión en Minnesota a un centro de reingreso de Chicago, en anticipación a su próxima liberación en agosto, informó el Buró Federal de Prisiones.

Hastert fue sentenciado a 15 meses de prisión en abril de 2016 en un caso de violaciones de leyes bancarias que reveló acusaciones de que había abusado sexualmente de adolescentes cuando era entrenador de lucha libre en una escuela suburbana de Chicago.

La Oficina de Prisiones dijo en un correo electrónico que Hastert dejó la prisión de Minnesota el lunes y que ahora está "bajo la jurisdicción" de una oficina de administración residencial de re-ingresos sociales en Chicago.

No está claro si Hastert se quedaría en una casa intermedia o si podría ser trasladado a su hogar para terminar su condena bajo arresto domiciliario. La fecha de liberación de Hastert está listada como el 16 de agosto.

Sus abogados declinaron hacer comentarios el martes.

El legislador de Illinois, que se convirtió en cabildero de alto pago tenía que servir al menos el 85 por ciento de su condena, o poco más de un año. No es raro que los reclusos sean dados de alta por razones administrativas u otros motivos.

Hastert se declaró culpable de violar la ley bancaria al tratar de pagar 3,5 millones de dólares en efectivo para mantener el abuso sexual en secreto.

Él es uno de los políticos estadounidenses de más alto rango en ir a la cárcel.

Scott Cross, quien testificó en la audiencia de sentencia que Hastert abusó de él cuando era adolescente, dijo el martes que no pidió ser notificado de la liberación de Hastert de prisión y sigue con la intención de seguir adelante con su vida.

``No tengo ningún control sobre estas cosas'', dijo a The Associated Press. ``Hice lo que me pareció correcto para mí. No voy a mirar hacia atrás". Cross todavía cree que la sentencia de Hastert fue una "palmada en la mano", pero no culpa a las autoridades federales.

"Le dieron lo que pudieron '', dijo.

La salud de Hastert ha sido un problema desde que entró a prisión. Durante su sentencia estuvo en silla de ruedas y usó un andador para hacer una declaración.

Cumplió su mandato en el Centro Médico Federal de Rochester, una prisión especializada en el cuidado de enfermos físicos o enfermos mentales que está cerca de la Clínica Mayo.

Hastert casi murió de una infección en la sangre y tuvo un derrame cerebral después de que se declaró culpable el 28 de octubre de 2015. También tiene diabetes.

Su condena incluye dos años de libertad supervisada, durante la cual debe someterse a un tratamiento para delincuentes sexuales.

Expertos en cárcel y salud han dicho que el tratamiento probablemente incluirá una prueba de detección de mentiras para determinar cuántas veces Hastert abusó sexualmente de los niños y por cuánto tiempo.

El juez de distrito estadounidense Thomas M. Durkin calificó a Hastert de ``un abusador infantil en serie'' durante su sentencia en Chicago.

Hastert nunca fue acusado de abuso infantil debido a que los estatutos de limitación impidieron a los fiscales presentar cargos que datan de cuando Hastert trabajó en la Escuela Secundaria Yorkville, de 1965 a 1981.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG