Enlaces para accesibilidad

EEUU buscará apoyo regional en Lima en crisis de Venezuela


Brian Hook, asesor sénior de Políticas del Secretario de Estado y director de Políticas de Planificación, informó sobre los objetivos del gobierno de EE.UU. en la VIII Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima, Perú el 13 y 14 de abril.

Estados Unidos buscará mayor apoyo regional en la próxima Cumbre de las Américas para solucionar la crisis de Venezuela, así como más responsabilidad de los países para fortalecer las democracias contra la corrupción, dijo Brian Hook, asesor sénior de Políticas del Secretario de Estado y Director de Políticas de Planificación.

También lea: Analista expresa optimismo sobre medidas humanitarias para Venezuela.

En conferencia telefónica con periodistas, Hook destacó que EE.UU. es un “compañero duradero” de los países de la Cumbre y la administración Trump espera fortalecer esos lazos en el encuentro del 13 y 14 de abril en Lima, Perú.

Para enfatizar el punto, el alto funcionario destacó el reciente viaje a la región del exsecretario de Estado Rex Tillerson, y los diferentes contactos de alto nivel que EE.UU. mantiene con los diferentes países del hemisferio occidental individualmente y a nivel de comisiones, así como las pláticas que ha sostenido el presidente Donald Trump con sus homólogos regionales.

El presidente Trump viajará a Lima acompañado del encargado del Departamento de Estado y otros funcionarios en el que será el primer viaje del mandatario a Latinoamérica, señaló.

El narcotráfico, otro punto que EE.UU. quiere enfatizar en la VIII Cumbre de las Américas, “es uno de los retos más urgentes que enfrentan las naciones de la región”, dijo el asesor sénior de Políticas del Secretario de Estado.

El objetivo del gobierno estadounidense con respecto a Latinoamérica es ayudar a fortalecer las economías y las democracias de la región, ampliar las posibilidades de comercio y mercado y competir a igual nivel.

EE.UU. quiere también la “abolición completa” de los crímenes transnacionales, posición que destacará dentro de la Cumbre, cuyo lema es “La gobernabilidad democrática frente a la corrupción”.

Sobre el tema de Venezuela, dijo Hook que “se necesita del liderazgo de toda la región, especialmente de EE.UU.

“Estamos presenciando la total destrucción de un país que una vez fue muy próspero“, señaló el asesor, agregando que el presidente Trump tiene un liderazgo fuerte para solucionar ese tipo de crisis llamando a las cosas por su nombre. “Ha impuesto sanciones individuales y económicas a Venezuela y en la Cumbre, hablará de la nación suramericana y pedirá a los países asistentes que se le unan.

El alto funcionario del Departamento de Estado, elogió el trabajo y liderazgo del Grupo de Lima frente a la crisis venezolana y destacó que Perú rescindió la invitación a Venezuela para asistir a la Cumbre.

Dijo que el presidente venezolano Nicolás Maduro sigue negando entrada y abastecimiento de ayuda humanitaria, lo culpó directamente de causar la crisis en su país. “Lo de Venezuela no es un desastre natural, es una crisis causada por un individuo”, afirmó.

Preguntado si hay una línea roja para la crisis venezolana y si hay suficientes votos en la Cumbre para pactar una medida que presione a Maduro para cancelar las próximas elecciones de mayo, Hook dijo que el presidente Trump se preocupa muchísimo por la crisis de Venezuela y se está tratando de trabajar en conjunto “con toda la gente del hemisferio para apoyar”.

Añadió que EE.UU. quiere que además de permitir la ayuda humanitaria, la entrega de comercio y medicinas,Venezuela tenga elecciones justas. Recordó que además de las sanciones a funcionarios venezolanos, se ha dado ayuda financiera a los países que están recibiendo a los venezolanos que huyen.

El asesor del gobierno estadounidense indicó que se anunciará más asistencia para esos refugiados, pero que USAID, la agencia internacional de ayuda para el desarrollo, será la encargada de dar a conocer los detalles.

Sobre la asistencia de Raúl Castro a Lima, en la que será la última Cumbre de las Américas que participe antes de entregar el mando y antes de las elecciones en la isla, Hook dijo que EE.UU. respeta la decisión del gobierno peruano como anfitrión del evento de invitar al gobernante cubano, pero enfatizó que los países asistentes “deben imputar” a los co-participantes cuando no respetan los derechos humanos.

Especificó, sin dar detalles, que en el marco de la Cumbre habrá un foro de sociedad civil, donde anticipó que habrá reuniones a todo nivel,“que darán voz a los cubanos que no tienen voz en su país”. Sin embargo, apuntó que EE.UU. seguirá luchando por los derechos humanos en Cuba, y seguirá teniendo intereses bilaterales con la isla.

El tema de la inmigración, no será uno de los objetivos que EE.UU. va a impulsar en la Cumbre en Lima, señaló el funcionario del Departamento de Estado. Pero, enfatizó que pese al envío de la guardia nacional a la frontera con México para asistir en el esfuerzo de impedir el ingreso de indocumentados desde ese país, el gobierno de Trump considera a México uno de sus socios más importantes, con el cual se tiene contacto constante y se está trabajando activamente para desarrollar la relación bilateral.

Facebook Forum

Venezolanos luchan por un mejor futuro
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:08 0:00
¿Necesidad de crear un campo de refugiados?
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:53 0:00
XS
SM
MD
LG