Enlaces para accesibilidad

Cuba protesta injustificada expulsión de diplomáticos en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de RR.EE. de La Habana durante la conferencia de prensa en la que rechazó la orden de salida de 15 diplomáticos cubanos de EE.UU. Oct. 3, 2017. Foto: @CUBAONU.

El gobierno de Cuba calificó como una “acción injustificada” y una decisión “infundada e inaceptable” la reciente decisión del gobierno estadounidense de reducir el personal diplomático cubano en Estados Unidos debido a incidentes médicos contra diplomáticos estadounidenses y sus familias en La Habana.

El Departamento de Estado anunció el martes que 15 funcionarios diplomáticos cubanos debían abandonar en siete días el territorio estadounidense, aduciendo que la decisión equipara el número de diplomáticos de EE.UU. que han quedado en La Habana a raíz de los “ataques” contra la salud de sus funcionarios en la isla.

¨La decisión fue tomada debido a la incapacidad de Cuba para proteger a nuestros diplomáticos en La Habana, así como para asegurar equidad en el impacto de nuestras respectivas operaciones", dijo Heather Nauert, la vocera del Departamento, al anunciar la medida.

Lea: EE.UU. expulsa a 15 diplomáticos cubanos

En conferencia de prensa el martes, el canciller Bruno Rodríguez Padilla, rechazó que el gobierno de Cuba “no haya dado los pasos necesarios para prevenir los ataques” contra el personal diplomático estadounidense y sus familias, como asegura el gobierno estadounidense, y desmintió enfáticamente que los diplomáticos cubanos ordenados a salir de EE.UU, sean agentes de inteligencia.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores protesta enérgicamente y denuncia esta decisión infundada e inaceptable, así como el pretexto utilizado para justificarla, al afirmarse de que el gobierno de Cuba no adoptó todas las medidas adecuadas para prevenir los alegados incidentes”, dijo Rodríguez.

De hecho, en Washington, la vocera Nauert en el Departamento de Estado dijo que: "Hasta que el gobierno de Cuba pueda garantizar la seguridad de nuestros diplomáticos en Cuba, nuestra Embajada será reducida al personal de emergencia para minimizar el número de diplomáticos en riesgo de exposición al peligro".

El canciller cubano insistió que el gobierno estadounidense está respondiendo “de manera precipitada, inapropiada e irreflexiva sin evidencias sobre la ocurrencia de los hechos invocados en lo que Cuba no tiene responsabilidad alguna y sin que haya concluido la investigación en curso”.

Rodríguez dijo que advirtió al secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, “no tomar decisiones apresuradas sin sustento en evidencias, le instó a no politizar un asunto de esta naturaleza y le reiteró la solicitud de cooperación efectiva de las autoridades estadounidenses para esclarecer los hechos y concluir la investigación”.

El Departamento de Estado ha confirmado que las investigaciones sobre los ataques sónicos contra sus funcionarios diplomáticos en Cuba continúan. El martes, la vocera Nauert dijo que ahora son 22 las personas que se ha confirmado médicamente que han experimentado efectos de salud debido a los ataques al personal diplomático en La Habana.

Horas antes, preguntada por periodistas el martes si Cuba no ha dado plena seguridad de que esos ataques no sucederán y que no tienen nada que ver con ellos y harán todo lo posible por proteger al personal diplomático de EE.UU. y sus familias, la vocera estadounidense dijo que Cuba no está cumpliendo con la Convención de Viena, que establece que el país anfitrión debe asegurar que los diplomáticos en su territorio estén protegidos.

"Nuestro personal está en peligro. Cuba, tiene la responsabilidad de protegerlos de eso (los ataques sónicos) y claramente no han podido hacerlo", señaló.

El canciller cubano dijo que el 26 de septiembre, personalmente, informó al secretario Tillerson que Cuba, "cumple con toda seriedad y rigor" sus obligaciones con la Convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas en lo que se refiere a la protección de la integridad de los agentes diplomáticos acreditados en el país, “en lo cual puede mostrar un historial impecable”.

Tanto el canciller Rodríguez como el Departamento de Estado confirmaron que continúan trabajando en la investigación de los incidentes y que la relación diplomática continúa, reconociendo que ambos países, tras la expulsión del personal diplomático cubano de EE.UU. están trabajando con un mínimo de funcionarios para manejar asuntos de emergencia.

Sobre el procesamiento de visas, la vocera Nauert dijo que está suspendido por ahora, y darán más información en los próximos días, pero señaló que en La Habana el procesamiento de visas para no inmigrantes es permitido y las personas pueden presentar la solicitud en Embajadas de EE.UU. en otro país o en otro consulado en el extranjero.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG