Enlaces para accesibilidad

Reacciones mixtas a cambio de política hacia refugiados cubanos

  • Voz de América - Redacción

Marleine Bastien, directora ejecutiva de la organización Mujeres Haitianas de Miami celebra la decisión del presidente Obama de eliminar el trato preferencial para los cubanos.

En Florida la comunidad cubana reacciona al anuncio de cambio de política respecto de los refugiados cubanos.

La comunidad cubana en Miami y algunos los políticos que los representan tuvieron reacciones variopintas respecto al anuncio del presidente Barack Obama de derogar la política de “pies secos pies mojados”, mientras algunos consideraron que la medida incrementará las presiones para que haya cambios en la isla.

"La gente al no poder salir, internamente podría traerle problemas al régimen", dijo Jorge Gutiérrez, un ex combatiente en Bahía de Cochinos de 80 años. Sin embargo, subrayó que "desde el punto de vista humano, es privar a las personas que están pasando trabajo (en Cuba) la posibilidad de un futuro mejor”.

Otros, como la estudiante de 19 años Dianelis Quintero, creen que las salidas hacia Estados Unidos continuarán. "Hay gente que quiere mejorar económicamente y con lo que ganan allá pueden ayudar a su familia aquí. Un cambio de política no va a detenerlos".

"Pies secos pies mojados" fue implementada en 1995 por el presidente Bill Clinton tras reformar una política migratoria más liberal. Hasta entonces, a los cubanos que eran capturados en el mar mientras intentaban llegar a Estados Unidos se les permitía quedarse en el país y podían obtener la residencia.

El trato preferente para los cubanos reflejaba el poder político de los cubano-estadounidenses, en especial en Florida, un estado crucial en los comicios presidenciales.

Eso cambió en los últimos años. Los cubanos de mayor edad, en especial los exiliados al triunfo de la revolución, tienden a rechazar el acercamiento diplomático de Obama hacia Cuba, mientras que los más jóvenes demostraron que a diferencia de sus padres y abuelos, no necesariamente definen su tendencia política por las relaciones entre Washington y La Habana.

Los políticos

El senador por la Florida, Marco Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, dijo en un comunicado que aunque ha reconocido desde hace tiempo la necesidad de reajustar la Ley de Ajuste Cubano, “la caracterización de la administración Obama de este cambio como parte una normalización con el régimen de Castro es absurda. Es en efecto la fallida política del presidente Obama, combinada con el aumento de la represión por parte del régimen de Castro, lo que ha llevado a un aumento en la migración cubana desde 2014”.

Desde octubre de 2012, más de 118.000 cubanos se presentaron en puertos de ingreso a lo largo de la frontera, de acuerdo con estadísticas publicadas por el Departamento de Seguridad Nacional. Durante el año fiscal de 2016, que finalizó en septiembre, más de 41.500 personas ingresaron por la frontera sur, la mayor cantidad en cinco años. Otras 7.000 personas arribaron entre octubre y noviembre.

Además, muchos reconocen que la emigración de los últimos años no es política, sino económica.

El senador Rubio dice que aunque se necesitan algunos cambios, EE.UU. debe asegurarse que “los cubanos que escapan de la persecución política no sean regresados sumariamente al régimen” y que se les dé “una oportunidad justa de solicitar y recibir asilo político”.

Por su parte, el senador Bob Menéndez, demócrata por New Jersey, Menéndez aseguró que “el anuncio de hoy sólo servirá para endurecer la soga que el régimen de Castro sigue teniendo alrededor del cuello de su propio pueblo”.

Agrega el legislador que "el Congreso no fue consultado antes de este abrupto anuncio de la política a sólo 9 días de que finalice esta administración”.

Menéndez asegura que “los recientes cambios mal concebidos en la política estadounidense hacia Cuba han recompensado al régimen con un salvavidas económico, dejando cada día a los cubanos menos optimistas sobre su futuro bajo una brutal dictadura totalitaria”.

La legisladora republicana por la Florida, Ileana Ros-Lehtinen, dijo que: “No hay ninguna razón para esta temeraria concesión a un régimen que envía a sus médicos a naciones extranjeras en una especie moderna de servidumbre”.

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG