Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Corte Suprema falla a favor de limitar acceso de gays a fuerzas armadas


Las demandas legales que desafían la política del gobierno del presidente Trump se presentaron en 2017 por grupos defensores de libertades civiles y de los derechos de los gays y trangéneros en nombre de los miembros del servicio militar transgénero.

La Corte Suprema de EE.UU. dictaminó el martes que se puede poner en marcha de manera inmediata, una política del presidente Donald Trump que prohíbe a ciertas personas transgénero unirse o permanecer en el ejército mientras continúan las disputas en corte.

La mayoría conservadora en el más alto tribunal de justicia estadounidense accedió a la solicitud del gobierno de Trump de levantar los fallos judiciales en cortes menores que bloqueaban la política. Por su parte, los jueces liberales, entre ellos Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer, Elena kagan y Sonia Sotomayor señalaron que habrían mantenido la prohibición de los tribunales inferiores.

Las demandas legales que desafían la política del gobierno del presidente Trump se presentaron en 2017 por grupos defensores de libertades civiles y de los derechos de los gays y trangéneros en nombre de los miembros del servicio militar transgénero, que incluye a algunos desplegados en el extranjero con décadas de experiencia en las fuerzas armadas y personas transgénero que aspiran a unirse al ejército estadounidense.

En 2017, el presidente Trump anunció un plan para prohibir el ingreso de personas transgénero a las fuerzas armadas, lo que representó un revés a una política anunciada por su predecesor, Barack Obama, un año atrás. La política de Obama permitió por primera vez a los gay y transgénero servir abiertamente en las fuerzas armadas y al mismo tiempo recibir atención médica para aquellos casos que se encontraban en un proceso de transición de género.

El gobierno estadounidense justificó su posición al citar "tremendos costos médicos y la interrupción" de tener personal militar transgénero.

En marzo de 2018, Trump anunció que aprobaría un plan del entonces secretario de Defensa, Jim Mattis, que reemplazó la prohibición de todas las personas transgénero por una menos generalizada. La política revisada prohibiría el servicio militar a las personas transgénero que buscan o han pasado por un proceso de transición de género. También prohibiría, bajo ciertas circunstancias, a las personas transgénero que experimentan disforia de género, una condición que la Asociación Psiquiátrica Americana define como una angustia clínicamente significativa debido a "un clonflicto entre el género físico o asignado de una persona" y la identidad de género de la persona.

Los tribunales federales bloquearon la política original del gobierno de Trump por considerar que probablemente violó la garantía de la Constitución que establece igual protección ante la ley. Varios fallos permitieron a las tropas transgénero unirse a las fuerzas armadas a partir del 1 de enero de 2018.

Con la política revisada, el gobierno de Trump tampoco tuvo suerte porque no logró convencer a los jueces federales de los estados de Washington, California y el Distrito de Columbia de que la segunda versión era más sólida ya que encontraron que la política revisada era simplemente un intento de tratar de aprobar la prohibición original de Trump.

Al pedir a la Corte Suprema que revise los casos, el Departamento de Justicia dijo que el secretario Mattis y otros líderes militares determinaron que la política de Obama "representaba un riesgo demasiado grande para la efectividad y letalidad militar" de EE.UU. Mattis anunció su renuncia como jefe del Pentágono en deciembre debido a otras diferencias con Trump.

Con información de Reuters

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG