Enlaces para accesibilidad

EEUU y Corea del Sur rompen negociaciones sobre aumento de costos de defensa


El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, y el ministro Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo, en una conferencia de prensa conjunta en Seúl el 15 de noviembre de 2019.

Corea del Sur y funcionarios estadounidenses rompieron el martes conversaciones destinadas a definir el costo para Seúl de mantener en su territorio a los militares de Estados Unidos, anunció la Cancillería surcoreana, después de una reacción pública por un gran aumento de precio.

Los funcionarios habían reanudado el lunes una planeada negociación de dos días, para tratar de reducir un margen de 4 mil millones de dólares en lo que ellos creen que Corea del Sur debe contribuir al costo de estacionar tropas estadounidenses en el país en el próximo año.

"Nuestra oposición es que debía estar entre el marco mutuamente aceptable del Acuerdo Especial de Medidas (SMA por sus siglas en inglés) que fue acordado por Corea del Sur y Estados Unidos en los últimos 28 años”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, en referencia al nombre del acuerdo de repartición de costos.

"Estados Unidos considera que la cuota en los gastos de defensa debe ser aumentada significativamente creando una nueva categoría”, explicó el ministerio en un comunicado.

Los negociadores abandonaron la mesa después de solo una hora de discusiones, reportó la prensa surcoreana citando fuentes anónimas de la cancillería.

Los legisladores surcoreanos han dicho que los funcionarios estadounidenses demandaron hasta 5 mil millones de dólares al año, más de cinco veces el costo de 896 millones que Seúl acordó pagar en 2019 por acoger a 28.500 tropas estadounidenses.

Las autoridades estadounidenses no han confirmado públicamente esa cantidad, pero el presidente Donald Trump ha dicho anteriormente que la presencia militar estadounidense en Corea y sus alrededores es una protección que vale “cinco mil millones de dólares”.

Las negociaciones tienen lugar en un momento en que los esfuerzos de Estados Unidos para alcanzar un acuerdo con Corea del Norte sobre su programa nuclear y de misiles parecen estancados, y ante un plazo que vence a fines de año dado por Pyongyang para que Estados Unidos cambie su postura.

Lee Hye-hoon, jefa del comité de inteligencia parlamentario de Corea del Sur, dijo en una entrevista radial el martes que el embajador estadounidense en Corea del Sur habló con ella largo rato a principios de este mes sobre como Seúl estaba pagando solamente una quinta parte de lo que debía por el costo de estacionar a las tropas estadounidenses.

Bajo las leyes surcoreanas, el acuerdo de costo compartido debe ser aprobado por el parlamento.

Los legisladores del partido de gobierno dijeron esta semana que “se negarían a ratificar un resultado excesivo de las actuales negociaciones” que se desvíe del principio y la estructura de los acuerdos establecidos por más de 30 años.

Trump ha criticado desde hace tiempo lo que dice que son contribuciones inadecuadas de los aliados a los costos de defensa. Estados Unidos está a punto de iniciar negociaciones separadas para un nuevo costo compartido de defensa con Japón, Alemania y la OTAN el año que viene.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG