Enlaces para accesibilidad

EE.UU. considera tiendas de campaña para albergar niños migrantes


Entrada a la Base aérea Fort Bliss en El Paso, Texas, una de tres propiedades militares del estado que será considerada para albergar niños migrantes no acompañados.

Un vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos confirmó el miércoles que se espera que los funcionarios recorran propiedades militares vacantes para albergar a niños migrantes no acompañados en tiendas de campaña "en algún momento en el futuro".

En un correo electrónico a VOA, el funcionario de la Administración para Niños y Familias del HHS dijo que Fort Bliss, cerca de El Paso, Texas; la Base Dyess de la Fuerza Aérea en Abilene, Texas; y la Base de la Fuerza Aérea Goodfellow en San Angelo, Texas, están siendo evaluadas para construir ciudades de tiendas de campaña en puestos militares.

Se espera que el personal del Departamento de Defensa de EE. UU. (DOD) se una a los funcionarios de HHS y "determinará si alguno de los tres sitios evaluados es adecuado y está seleccionado para las operaciones del programa de niños extranjeros no acompañados".

El funcionario dijo que HHS continuará manteniendo "informados a los funcionarios locales y del Congreso durante esta evaluación y proceso de selección".

Según la publicación McClatchy, que primero informó la historia, se espera que solo la ciudad de carpas en Fort Bliss albergue entre 1,000 y 5,000 niños cada una.

HHS le dijo a VOA que actualmente tiene 11.200 niños bajo su cuidado, lo que está poniendo presión en sus 100 refugios. No está claro cuántos de esos niños fueron separados de sus padres en la frontera. Algunos posiblemente vinieron como menores no acompañados.

Un funcionario del gobierno, que acordó hablar con Reuters con la condición de anonimato, dijo que no podía proporcionar "estadísticas actualizadas" sobre las separaciones familiares, pero reconoció que el número ha aumentado considerablemente en las últimas semanas, en gran parte debido a "nuevas políticas de administración ".

Los defensores de la inmigración dicen que los niños están siendo separados de sus padres cuando ingresan al país en la frontera con México.

"Los niños pertenecen a sus familias o en sus comunidades, no en tiendas de campaña bajo calor extremo, sin agua ni ventilación adecuada. Trump está alimentando la crisis humanitaria que su propia administración ha exacerbado al separar intencionalmente a los niños de sus padres y etiquetarlos falsamente como "menores no acompañados" para justificar mantenerlos tras las rejas ", dijo Jess Morales Rocketto, director político de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas y Presidente de la campaña We Belong Together.

La administración de Trump dice que cerca de 2,000 niños han sido separados de sus familias en la frontera entre el 19 de abril y el 31 de mayo, bajo una política que reprime la entrada ilegal.

A principios de mayo, el Fiscal General Jeff Sessions dijo que los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), remitirían todos los casos de entrada ilegal para enjuiciamiento criminal.

Sessions dice que los niños deben separarse de sus familias porque no pueden ir a la cárcel con ellos.

La política ha sido ampliamente criticada por grupos religiosos, políticos y defensores de los niños que la califican como inhumana.

Las cifras del DHS, obtenidas por The Associated Press muestran que 1,995 menores fueron separados de 1,940 adultos. Se desconoce las edades de los niños separados, pero según información oficial los niños retenidos tienen de 10 a 17 años de edad.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG