Enlaces para accesibilidad

¿Son sonidos detectados por radiotelescopios causados por naves extraterrestres?

  • Voz de América - Redacción

Investigadores de Harvard teorizan sobre posible explicación de breves descargas de emisiones de sonido detectadas con radiotelescopios.

Poderosas descargas de ondas radiales extremadamente breves provenientes de millones de años luz de distancia podrían ser evidencia de una avanzada civilización extraterrestre, afirman investigadores.

Los sonidos, descritos como "relámpagos de emisiones de radio que duran milisegundos", podrían ser "filtraciones" de "transmisores de tamaño de planetas" que impulsan naves espaciales extraterrestres a través de distancias increíbles.

"Las rápidas descargas de sonido son increíblemente claras dada su corta duración y origen en grandes distancias, y no hemos identificado una posible fuente natural que podamos citar con confianza", dijo Avi Loeb, un investigador del Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica.

"Un origen artificial vale la pena considerar y averiguar", agregó.

Las emisiones fueron observadas por primera vez en 2007 y hasta ahora se han detectado menos de dos docenas utilizando enormes radiotelescopios. Parecen originarse en galaxias ubicadas a miles de millones de años de distancia, según los científicos.

Para su artículo, los investigadores trataron de evaluar la factibilidad de crear gigantescos transmisores, determinando que aunque estaría muy lejos de nuestra tecnología su construcción es posible, de acuerdo a las leyes de Física.

Los científicos también investigaron si el aparato podría ser viable desde una "perspectiva de ingeniería", enfocándose particularmente en cómo algo que necesitaría enormes cantidades de energía no se derretiría. En su opinión, "un aparato con un sistema de refrigeración líquida, que sea el doble de tamaño de la Tierra, podría soportar el calor".

Los investigadores creen que el uso de esos masivos transmisores de radio podría impulsar "viajes ligeros interestelares". La energía sería suficiente para impulsar una nave de un millón de toneladas, o lo que es igual a 20 cruceros grandes en Tierra.

"Eso es suficiente para llevar pasajeros en viajes interestelares o distancias intergalácticas", dijo el coautor del estudio Manasvi Lingam, también de Harvard.

Para hacer eso, el haz de energía necesitaría estar enfocado constantemente en la nave. La razón por la que podemos observar solo breves descargas de sonido aquí en la Tierra, es que "el planeta, estrella o galaxia de donde provienen se mueven en relación a nosotros. El resultado es que el haz cruza el cielo y solo apunta en nuestra dirección por un momento", señaló Lingam.

El artículo sobre el estudio fue publicado en la revista científica Astrophysical Journal Letters.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG