Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: China tiene "mucho más que perder" en disputa comercial


El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro (izquierda), sale de su hotel en Beijing el viernes 4 de mayo de 2018. China y EE.UU. tienen una disputa sobre tecnología que ha llevado a las dos economías más grandes del mundo lo más cerca que han estado de una guerra comercial.

China tiene más que perder que Estados Unidos en la creciente disputa comercial de las dos naciones, pero Washington permanece abierto al diálogo con su mayor socio comercial, dijo el martes un alto asesor de la Casa Blanca.

Las tensiones comerciales entre Washington y Beijing continuaron la noche del lunes cuando el presidente Donald Trump amenazó con imponer nuevos aranceles entre $ 200 mil millones y $ 400 mil millones en importaciones chinas.

Los posibles nuevos aranceles, que podrían cubrir la mayor parte de todas las exportaciones de China a Estados Unidos, son una respuesta a las represalias chinas de hasta $ 50 mil millones en productos estadounidenses anunciados el viernes.

Con Wall Street incrementando las pérdidas el martes y los nervios de punta entre los legisladores en el Partido Republicano de Trump, Peter Navarro, asesor económico de la Casa Blanca, defendió la nueva política comercial.

"Está claro que China tiene mucho más que perder", dijo a los periodistas, y señaló que China exportó más de $ 500 mil millones a Estados Unidos el año pasado, mucho más que los $ 130 mil millones que importó de este país.

Navarro reiteró las acusaciones de Washington de que China había utilizado una serie de prácticas desleales -robo cibernético, adquisiciones corporativas patrocinadas por el estado, transferencias forzosas de tecnología y restricciones a la exportación- para apuntar a la dominación global en nuevos sectores industriales avanzados.

"Es importante notar aquí que las acciones que ha tomado el presidente Trump son de naturaleza puramente defensiva", dijo Navarro. "Están diseñadas para defender las joyas de la corona de la tecnología estadounidense del comportamiento agresivo de China".

Estos incluyen la industria aeroespacial, el transporte ferroviario y marítimo avanzado, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, la biotecnología, los vehículos de nueva energía, la agricultura de precisión y la robótica, dijo Navarro.

"Estos son el futuro del mundo y de América, y China no puede tener el 70 por ciento de la producción de estas industrias para 2025", agregó, refiriéndose a un plan de desarrollo industrial chino denunciado por Washington.

Navarro dijo que las autoridades estadounidenses planeaban protegerse de los golpes a las industrias y trabajadores estadounidenses en Estados Unidos y presentes en China, pero se negaron a dar detalles sobre ningún plan para ayudar al sector agrícola estadounidense.

"El presidente Trump protegerá a todos los estadounidenses que puedan ser blanco de las acciones chinas y con respeto a los granjeros en Iowa o en cualquier otro estado", dijo Navarro.

Los esfuerzos para convencer a Beijing de cambiar sus caminos hasta ahora han fracasado a pesar de varias rondas de diplomacia transpacífica, agregó.

"Nuestras líneas telefónicas están abiertas. Siempre han estado abiertas", dijo Navarro.

"La realidad fundamental es que hablar es barato. El retraso es costoso".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG