Enlaces para accesibilidad

Pentágono exige a China devolver drone submarino

  • Voz de América - Redacción

Muestra de un planeador submarino exhibido en 2014 en una Conferencia Nacional sobre Huracanes.

Un patrullero chino recogió del mar un glider submarino de un buque de investigación oceanográfico de la Armada estadounidense en el Mar de China Meridional.

Estados Unidos exigió a China devolver un planeador submarino de la Armada confiscado por un patrullero chino el jueves en el Mar de China Meridional.

El aparato, llamado también "glider submarino", es un tipo de Vehículo Autónomo Submarino o AUV (en inglés: Autonomous Underwater Vehicle) que mediante pequeños cambios de su flotabilidad y utilizando unas alas, permite convertir el movimiento vertical en horizontal, obteniendo así un sistema de propulsión de muy bajo consumo.

El vocero del Pentágono, capitán de navío Jeff Davis, dijo que Estados Unidos ha emitido una queja diplomática formal por el incidente, y que hasta donde sabe, China aún no ha respondido.

La agencia AP indica que la Embajada china en Washington tampoco ha comentado el asunto.

Según el capitán Davis, el buque de investigación oceanográfico de la Armada estadounidense USNS Bowditch, operado por el Comando Sealilift del Ejército, estaba recuperando dos de los planeadores a unas 50 millas náuticas de la Bahía de Subic, cerca de las Filipinas, cuando se acercó el patrullero chino.

La nave del tipo Dalang Class, que realiza misiones de rescate y recuperación, envió una pequeña embarcación para recoger uno de los gliders de la Armada.

El vocero del Pentágono agregó que el barco chino respondió mensajes de radio del buque estadounidense, pero no respondió a las demandas para que devuelva el planeador.

El glider de la Armadas tiene unos 3 metros de largo y menos de 60 centímetros de ancho. Puede ser programado y se mueve automáticamente por el agua recogiendo datos sobre temperatura, salinidad y otra información científica usada para operaciones de sonar.

"Es nuestro, está claramente marcado como nuestro. Lo queremos de vuelta y nos gustaría que esto no vuelva a suceder", dijo el capitán Davis a periodistas.

Davis informó que el USNS Bowditch estaba detenido en el agua cuando el barco chino se aproximó. Las dos naves estuvieron a unos 457 metros de distancia. El buque estadounidense lleva armas pequeñas, pero no hubo disparos, indicó el militar.

Según el vocero del Pentágono, el barco chino se fue con el glider y su única respuesta a la nave estadounidense fue: "Estamos retornando a las operaciones normales".

AP

Su opinión

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG