Enlaces para accesibilidad

Extraordinaria lucha de poder en Carolina del Norte

  • Voz de América - Redacción

Carteles de protesta usados durante la sesión especial de la legislatura de Carolina del Norte en Raleigh, en la que se aprobaron medidas que restan poder al nuevo gobernador demócrata Roy Cooper.

La mayoría republicana en la legislatura aprobó medidas que restan poder al nuevo gobernador demócrata que ganó por escaso margen unas contenciosas elecciones.

En una acción extraordinaria, los legisladores republicanos de Carolina del Sur restaron poder a la autoridad del gobernador antes de que un demócrata asuma el poder en el estado.

Apenas la semana pasada parecía que los republicanos estaban dispuestos finalmente a aceptar la estrecha victoria de los demócratas en la contenciosa contienda por la gobernación.

Pero en una sesión especial urgente en los últimos días de mandato del saliente gobernador republicano, los legisladores de ese partido aprobaron por lo menos una medida que resta poder al próximo gobernador Roy Cooper.

Gobernador electo de Carolina del Norte, ex fiscal general demócrata Roy Cooper.
Gobernador electo de Carolina del Norte, ex fiscal general demócrata Roy Cooper.

Cooper, ex Fiscal General, ha amenazado con demandar la medida ante las cortes, y muchos en el estado acusan a los republicanos de dar un golpe de estado legislativo.

Desde hace algún tiempo manifestantes acuden al Congreso estatal a protestar en lo que se llama "Lunes Moral", pero el jueves en la sesión especial los manifestantes fueron tan bulliciosos que el Senado y la Cámara de Representantes tuvieron que ordenar la salida del público de las galerías, en una medida altamente inusual.

Decenas de personas fueron arrestadas, y mientras eran sacadas del edificio del Congreso, algunos coreaban consignas como: "Todo el poder político proviene del pueblo". A quienes se permitió quedarse solo pudieron ver el debate detrás de paneles de vidrio o escucharlo por internet.

Manifestantes de Carolina del Norte se reunieron afuera de la Sala de Prensa de la legislatura durante la sesión especial del jueves 15 de diciembre de 2016.
Manifestantes de Carolina del Norte se reunieron afuera de la Sala de Prensa de la legislatura durante la sesión especial del jueves 15 de diciembre de 2016.

Cientos golpearon el suelo con los pies o golpearon las ventanas con las manos afuera de la galería, haciendo que varios legisladores republicanos se quejaran de que no podían escuchar el debate. Los demócratas reiteradamente presentaron objeciones.

La representante republicana Dana Bumgardner, dijo que los demócratas "estaban creando una polémica de la nada con miras a la próxima elección".

El gobernador republicano Pat McCrory, quien perdió ante Cooper por unos 10.000 votos, sancionó rápidamente la ley, la cual fusiona la Junta Estatal Electoral y la Comisión Estatal de Ética en un ente formado por republicanos y demócratas en igual número, según documentos del personal de la Asamblea General.

La anterior ley que regía la Junta Estatal de Elecciones hubiera permitido a Cooper nombrar una mayoría de demócratas al panel.

La ley también vuelve a hacer que las elecciones para jueces de la corte de apelaciones sean oficialmente partidistas.

Manifestantes llenaron las galerías de la rotonda de las dos cámaras de la legislatura de Carolina del Norte para protestar las medidas de la mayoría republicana.
Manifestantes llenaron las galerías de la rotonda de las dos cámaras de la legislatura de Carolina del Norte para protestar las medidas de la mayoría republicana.

Otro proyecto de ley que fue aprobado por los legisladores republicano obligaría a que los nombramientos de gabinete que haga Cooper sean confirmados por el Senado.

McCrory debe decidir si sanciona la segunda ley, que fue aprobada por una Asamblea General que repetidamente lo ha empujado hacia la extrema derecha después de que se lanzó como candidato para la gobernación en 2012 como un exalcalde moderado de Charlotte.

Antecedentes

Desde 2013 los legisladores republicanos tienen mayorías a prueba de veto y la manera como han establecido los distritos electorales que no permiten la competencia de los demócratas, les permiten ignorar las opiniones de sus rivales e incluso a veces los deseos de McCrory.

Los republicanos insisten en que las nuevas medidas solo "ajustan" los poderes constitucionales garantizados por la Asamblea General. Muchas de las disposiciones han sido debatidas por años, pero siempre terminan siendo abandonadas.

Los demócratas dicen que son un intento de los republicanos para continuar aferrándose al poder una semana después de que el saliente gobernador concediera la derrota.

Los republicanos ganaron las dos cámaras legislativas en 2010 por primera vez en más de un siglo y desde entonces han tenido mayorías a prueba de veto, reteniendo 108 de 170 curules, pese a que en las últimas elecciones estatales y federales la brecha se ha ido cerrando.

Carolina del Norte es un estado presidencial clave que Barack Obama ganó en 2008 por unos 14.000 votos. Cuatro años después, Mitt Romney le ganó a Obama por 92.000 votos. Donald Trump ganó el estado en noviembre.

Gobernador de Carolina del Norte, republicano Pat McCrory.
Gobernador de Carolina del Norte, republicano Pat McCrory.

Los legisladores republicanos han logrado ampliar sus mayorías gracias a la aprobación de nuevos mapas distritales en 2011. Pero casi 30 de esos distritos legislativos fueron rechazados en el verano pasado. Una corte federal ha ordenado que los nuevos mapas sean aprobados para el 15 de marzo.

Cooper prometió en su campaña combatir la agenda republicana y trabajar para anular una ley que limita los derechos de la población LGBT.

Los republicanos dicen que en anteriores sesiones de la Asamblea General, cuando ésta era dominada por los demócratas, estos le restaron poder al primer y único gobernador interino republicano del Siglo XX a fines de los años 80. Pero los demócratas afirman que no ha habido "un esfuerzo amplio" para limitar el poder de un nuevo ejecutivo antes de que éste asumiera el poder.

XS
SM
MD
LG