Enlaces para accesibilidad

Nueva era para relaciones EE.UU. - Centroamérica

  • Voz de América - Redacción

El gobierno de Donald Trump propone reducir en un 30% la asistencia que reciben los países del Triángulo Norte.

Funcionarios estadounidenses de alto rango dijeron que Washington enviará una señal de fuerte compromiso a Centroamérica cuando se reúnan con los líderes de la región en Miami esta semana, a pesar de los importantes recortes propuestos en la ayuda a estos países en el presupuesto del 2018.

La Conferencia para la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica, un evento de dos días que comenzará este jueves, se centrará en los retos económicos, de gobierno y de seguridad en El Salvador, Guatemala y Honduras.

El simposio reunirá a líderes de gobierno y del sector privado de EE.UU, México, y Centroamérica, entre otros. La delegación estadounidense incluirá al vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado Rex Tillerson, el secretario de Seguridad Nacional John Kelly y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

A ellos se unirán los presidentes de los países del Triángulo Norte: Salvador Sánchez de El Salvador, Jimmy Morales de Guatemala y Juan Orlando Hernández de Honduras. Estará también el canciller de México, Luis Videgaray.

El objetivo de la conferencia es construir una "alianza más amplia” a la vez que buscar “una integración mejor y más fuerte de los asuntos de seguridad, economía y sociales”, dijo William Brownfield, asistente del Secretario de Estado para asuntos internacionales de narcóticos y cumplimiento de la ley.

Temas de la agenda

Los líderes discutirán sobre estrategias para combatir el crimen transnacional y el tráfico de drogas, promover el desarrollo económico y el cumplimiento de la ley, dijeron funcionarios estadounidenses.

Centroamérica “se ha convertido en un gran corredor de transporte para las drogas ilícitas y es una fuente importante de inmigración ilegal a EE.UU.”, indica un informe publicado la semana pasada por el Servicio de Investigación del Senado (CRS por sus siglas en inglés).

“Queremos movilizar a la comunidad internacional a demostrar su compromiso para afrontar los retos compartidos que enfrentamos en la región”, dijo John Creamer, un asistente del Secretario de Estado que supervisa asuntos en Cuba, México, Centroamérica y el Hemisferio Occidental.

Representantes de Belice, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, la Unión Europea, Nicaragua, Panamá y España también han sido invitados a la reunión en Miami.

Se cuestiona el presupuesto

El gobierno de Donald Trump ha destinado $460 millones de dólares para el Triángulo Norte en el año fiscal 2018, un 30% menos que los $655 millones que se destinan actualmente. Creamer sin embargo opina que “sigue siendo una cantidad sustancial de dinero”.

Desde el año fiscal 2016, el Congreso ha asignado $1.4 billones de dólares para implementar la estrategia de EE.UU. en Centroamérica, informó el CSR.

Sin embargo, algunos activistas advierten que el recorte propuesto podría afectar negativamente a las economías de los países del Triángulo Norte, al igual que a la inmigración y la seguridad.

EE.UU. está “enviando mensajes contradictorios a la región sobre su participación para enfrentar los retos” en Centroamérica, dijo Adriana Beltrán, una asociada del grupo activista Oficina de Washington en Latinoamérica (WOLA por sus siglas en inglés).

Funcionarios del gobierno estadounidense dijeron que los recortes que propone el presupuesto no reflejan una reducción en el compromiso con la región sino un deseo de “obtener el valor máximo por los dólares” destinados.

Se espera un cambio de la política hacia Cuba

El presidente Donald Trump viajaría a Miami más adelante esta semana para revelar una política que probablemente revierta parte de los esfuerzos del ex presidente Barack Obama para normalizar las relaciones con Cuba, según fuentes oficiales.

Los cambios incluirían restricciones a quienes viajen y hagan negocios en la isla, cuyos líderes no fueron invitados a la conferencia regional.

“Es un mensaje aún más contradictorio si los presidentes de Centroamérica y el vicepresidente de EE.UU. están en Miami asistiendo a una reunión para enfatizar el apoyo estadounidense a la región, y el Presidente aparece para dar una declaración contradictoria acerca de un asunto sobre Latinoamérica completamente distinto”, dijo Geoff Thale, director de programa de WOLA.

La administración de Trump ha enfatizado la necesidad de trabajar con Centroamérica para reducir la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y el crimen transnacional.

El mes pasado en Washington, Tillerson y Kelly se reunieron con sus homólogos mexicanos. Tillerson dijo que EE.UU “seguiría colaborando con México para destruir y atacar “las organizaciones criminales que permiten el tráfico de drogas.

“Casi 20.000 estadounidenses murieron de sobredosis de heroína u opioides sintéticos, incluyendo fentanil, en 2015”, dijo Tillerson en una conferencia de prensa.

El viernes, la conferencia se trasladará al Comando del Sur de Estados Unidos en Doral, Florida, donde Kelly, quien antes fue jefe del comando, dará una charla sobre seguridad regional.

“Mientras EE.UU. sigue en efecto siendo el imán que alimenta el tráfico de drogas a través de Centro y Sudamérica, son principalmente nuestros amigos en México y más al sur los que sufren la violencia y el crimen”, dijo Kelly el mes pasado.

Pence también participará en reuniones bilaterales con líderes del Triángulo Norte.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG