Enlaces para accesibilidad

EE.UU. se retira del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio


El histórico pacto de la era de la Guerra Fría ha sido un pilar de la seguridad europea por más de 30 años. Prohíbe el desarrollo y despliegue de misiles crucero lanzados a tierra con rangos entre los 500 y 5000 kilómetros.

Estados Unidos se retirará este viernes del tratado de fuerzas nucleares de rango intermedio, INF por sus siglas en inglés, para desarrollar sus propias nuevas ojivas después de que los rusos se negaron a destruir sus nuevos misiles, el cual la OTAN dice que violan el pacto.

El presidente estadounidense Donald Trump está expresando optimismo de que un nuevo acuerdo puede hacerse para reemplazar el histórico pacto de la Guerra Fría.

“A Rusia le gustaría hacer algo con el tratado nuclear y eso está bien conmigo. Les gustaría hacer algo y a mí también”, indicó Trump en respuesta a una pregunta de la Voz de América el jueves en la tarde.

Pero el presidente, hablando desde el Jardín Sur de la Casa Blanca antes de partir en el helicóptero Marine One, indicó que “no discutimos el INF” cuando habló con el presidente ruso Vladimir Putin el día anterior.

“Cuando venza mañana, el mundo perderá un invaluable freno en la guerra nuclear. Esto probablemente aumentará, no reducirá, la amenaza que significa los misiles balísticos”, aseguró el secretario de las Naciones Unidas Antonio Guterres a reporteros el jueves. "Independientemente de lo que ocurra, las partes deberían evitar desestabilizar y urgentemente buscar un nuevo camino común para el control internacional de armas”.

Por meses, funcionarios estadounidenses se han quejado que Rusia hizo oídos sordos a las súplicas de los funcionarios aquí y en Europa para detener sus violaciones del tratado, especialmente el desarrollo y emplazamiento de los misiles crucero SSC-8 lanzados desde tierra.

Funcionarios rusos aseguran que observaron estrictamente las provisiones del tratado y no han permitido violaciones.

Putin firmó una legislación hace un mes suspendiendo la participación en el tratado, cinco meses después de que la administración de Trump tomara una decisión similar.

El histórico pacto de la era de la Guerra Fría ha sido un pilar de la seguridad europea por más de 30 años. Prohíbe el desarrollo y despliegue de misiles de crucero lanzados a tierra con rangos entre los 500 y 5000 kilómetros.

Preocupación por Europa

Los líderes europeos, temerosos de una renovación de una carrera armamentista si el tratado es desechado, pidieron a Washington y Moscú mantenerse constructivamente comprometidos para tratar de preservarlo.

También hay preocupación sobre las ramificaciones más allá de Europa.

“El prospecto de un sistema basado en el INF siendo introducido en Asia posiblemente provoque una agitación política similar entre los aliados asiáticos”, indicó Laura Kennedy, ex embajadora de EE.UU. para Turkmenistán y ex representante permanente de EE.UU. en la Conferencia de desarme de Ginebra.

“Incluso si EE.UU. planeó solo desplegar dichos sistemas futuros en territorio estadounidense como Guam, esa decisión puede ser vista como amenazadora por China, que puede responder introduciendo una nueva ola de sistemas como respuesta”, Kennedy, también asesora de Política Exterior para América, le dijo a la VOA.

El acuerdo INF de 1987 fue firmado por el presidente estadounidense Ronald Reagan y el líder soviético Mikhail Gorbachev. Eliminó el arsenal de misiles de medio alcance de ambos países y entró en vigencia en junio del año siguiente.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG