Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Oficina de prisiones se ha programado para reanudar la pena capital


Según el Departamento de Justicia, se ha programado ejecutar a cinco presos condenados a muerte por asesinato.

La Oficina Federal de Prisiones (BOP) está programada para reanudar la pena capital luego de una pausa de 16 años, y los planes para los próximos meses de ejecutar a cinco presos condenados a muerte por asesinato, anunció el jueves el Departamento de Justicia.

La BOP ha adoptado una droga de ejecución actualmente utilizada por varios estados, allanando el camino para la inyección letal de los cinco prisioneros, según un comunicado del departamento. Tres de las ejecuciones están programadas para diciembre y dos para enero de 2020. El departamento dijo que las ejecuciones adicionales se programarán en una fecha posterior.

La última ejecución federal en Estados Unidos tuvo lugar en 2003, cuando el veterano de la Guerra del Golfo Louis Jones Jr. fue condenado a muerte por el secuestro y asesinato de un soldado de 19 años. Actualmente hay 65 reclusos en el corredor de la muerte federal, según el Centro de información de la pena de muerte. Más de la mitad de los estados de EE. UU. tienen leyes sobre la pena capital.

"El Congreso ha autorizado expresamente la pena de muerte a través de una legislación adoptada por representantes de la gente en ambas cámaras del Congreso y firmada por el presidente", dijo el Fiscal General William Barr.

"Bajo las administraciones de ambas partes, el Departamento de Justicia buscó la pena de muerte contra los peores criminales, incluidos estos cinco asesinos, cada uno de los cuales fue condenado por un jurado de sus colegas después de un proceso completo y justo".

Entre los cinco convictos programados para ejecución se encuentra Daniel Lewis Lee, miembro de un grupo de supremacistas blancos, quien fue condenado en 1999 por asesinar a una familia de tres personas, incluida una niña de 8 años. Los cinco convictos han agotado todas sus apelaciones y otros recursos, dijo el departamento.

Los presos serán condenados a muerte usando pentobarbital, una droga letal que reemplaza un procedimiento de tres soluciones previamente utilizado en ejecuciones federales. Desde 2010, 14 estados han usado la droga en más de 200 ejecuciones, según el Departamento de Justicia.

La pena de muerte se detuvo en EE. UU. en 1972 después de que la Corte Suprema lo considerara un "castigo arbitrario". Pero más tarde, se restableció parcialmente en 1988, lo que llevó a la ejecución de tres presos condenados a muerte.

Estados Unidos es el único país occidental donde todavía se llevan a cabo ejecuciones. Veintinueve estados actualmente tienen leyes de pena de muerte. El año pasado, 25 presos condenados a muerte fueron ejecutados en Estados Unidos. La pena de muerte ha sido virtualmente abolida en Europa, donde Bielorrusia es el único país que todavía lo permite.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG